Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
La alerta sanitaria mete miedo en la ciudad

Expertos explican cómo deben actuar los vecinos ante la aparición de roedores

Una cotidiana imagen de un gato cazando ratones se transformó en un disparador de numerosas consultas por hantavirus

Expertos explican cómo deben actuar los vecinos ante la aparición de roedores

en la zona de 66 y 4, preocupa la aparición de ratas / whatsapp

Aunque en las grandes ciudades se convive con roedores, ante el brote de hantavirus en la provincia de Chubut creció el temor de contraer la enfermedad y muchos hasta entran en pánico por cuestiones habituales como es que un gato cace un ratón. En ese marco, en las últimas semanas se multiplicaron los llamados a EL DIA en los que se pregunta qué hacer cuando eso sucede para descartar cualquier riesgo sanitario. El veterinario Fernando Fernández, de la comisión de zoonosis del Colegio de Veterinarios de la Provincia de Buenos Aires, instó a no perder la calma: “Ese es un hábito muy común de los gatos, llevan cucarachas, murciélagos o roedores y aunque transmitan un sinnúmero de enfermedades no está comprobado que el gato sea un reservorio del virus para el ser humano”.

El profesional explicó que algunos roedores tienen enfermedades como la leptospirosis y otros no, pero no significa que al ser cazado por un gato éste lo pueda transmitir al ser humano y aclaró que el ratón colilargo es hasta el momento el agente comprobado que puede pasar el virus.

“Acá hay muchos tipos de roedores, pero fueron fortuitos los casos de hantavirus y fundamentalmente se dieron en el ámbito rural”, dijo Fernández.

También se indicó que, de acuerdo a las observaciones científicas, lo que sucedió en Epuyén “fue casi de manual” porque el primer hombre que se contagió de la enfermedad había limpiado un lugar cerrado y si se tiene en cuenta que el roedor elimina el virus del hanta a través de la saliva, la materia fecal y la orina y eso quedó por tiempo concentrado en el polvo, al barrer, quedó flotando en el aire y se respiró.

“Se comprobó la transmisión respiratoria entre quienes compartieron un cumpleaños de 15, allí se infectaron, en un lugar cerrado con mucho intercambio social, si no, no hubiera explotado el tema”, agregó el veterinario.

Con relación al comportamiento de los gatos, Fernández dijo que por lo general y por una cuestión de supervivencia los roedores se alejan de los lugares donde hay felinos y cuando éstos los cazan se trata de pequeñas presas.

“Hay que dejarlo bien en claro, no está comprobado científicamente que los animales domésticos sean un reservorio de importancia para la salud humana, pero los roedores sí lo son de diferentes enfermedades, por eso hay que evitar que en una casa encuentren cobijo, alimento y seguridad; hay que mantener el orden y la limpieza, tirar lo que no sirve y evitar esas cosas en las que puede hacer cuevas o encontrar alimento”, agregó y dejó en claro que el animal transmisor del sur “es otra cosa” y que se reproduce mas al haber mucha alimentación.

“La gente se tiene que quedar tranquila porque acá ese ratón no es prevalente y cuando se registró algún caso de hantavirus fue algo aislado y en lugares que no son urbanos”, subrayó.

En relación a cómo se debe actuar cuando aparece un roedor muerto en el hogar, se indicó que hay que manipularlo con guantes, envolverlo en una bolsa y tirarlo a la basura.

“Cada 7 habitantes hay un gato y ellos son cazadores por naturaleza, entonces no hay que alarmarse si aparecen con algún animal, lo mejor es cuidar que esté sano y que tenga todas las vacunas al día”, apuntó el veterinario.

Factores de riesgo

El Colegio de Veterinarios de la Provincia informó que entre los factores de riesgo para el contagio, se puede citar el vivir, trabajar o haber estado en zonas rurales; ser trabajador agrícola, forestal o de aserradero; como así también, ingresar o limpiar recintos que han permanecidos cerrados, desmalezar, talar árboles o mover leña, estar expuesto o en contacto con roedores silvestres, o estar en espacios silvestres sin desmalezar, y recoger, oler o comer frutos silvestres sin lavar.

Los síntomas de la enfermedad se parecen a un estado gripal: fiebre, dolores musculares, escalofríos, dolores de cabeza, náuseas, vómitos y a veces dolor abdominal o en la parte baja de la columna. Después de algunos días puede haber dificultad respiratoria que puede agravarse produciendo lo que se conoce como síndrome cardiopulmonar por hantavirus. Ante cualquier duda, se debe acudir a un establecimiento de salud.

 

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla