Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
“La Justicia defiende más los derechos de los delincuentes”

En medio de un corte de calle, la abuela de Nicolás Pérez Gatti, el repartidor asesinado en Villa Ponsati, expresó el reclamo de familiares y amigos ante la liberación de los 2 menores detenidos

“La Justicia defiende más los derechos de los delincuentes”

María René, la abuela del repartidor asesinado, acompañada ayer por otros manifestantes/césar santoro

19 de Octubre de 2019 | 02:32
Edición impresa

La liberación de dos menores de 16 y 17 años sobre quienes pesaban sospechas en torno al crimen del repartidor de pizza Nicolás Pérez Gatti (19), ocurrido durante un asalto callejero en 81 entre 116 y 117, avivó la llama de la protesta de familiares y allegados a la víctima, quienes reclaman rápido esclarecimiento del hecho.

Durante la tarde de ayer realizaron una protesta en la esquina de 121 y 77, Villa Ponsati, en rechazo al fallo.

En el grupo de medio centenar de manifestantes había varios familiares del repartidor. Los padres de Nicolás, en tanto, siguen de cerca todo lo que sucede en el fuero de Menores. Mientras se desarrollaba el corte de calle, acompañaban la presentación como particulares damnificados en la causa -ver aparte-. En ese escenario, la voz de la familia fue María René (69), abuela de Nicolás.

La mujer apretaba con sus manos un cartel en el que se leía “Justicia por Nicolás Pérez Gatti” y debajo se nombró a la “jueza María José Lezcano”, del fuero de Menores, como la destinataria del reclamo.

Como refuerzo del malestar por la decisión de liberar a los detenidos, la mujer enfatizó que “tienen que apartar del caso a esta jueza, que además es subrogante”.

Los sospechosos de 16 y 17 años detenidos el jueves 11, se fueron a la casa seis días después porque se consideró insuficiente la prueba en su contra.

Resta determinar si la sangre hallada en la campera de uno de los menores pertenece a Pérez Gatti.

La abuela señaló en tono de queja: “parece que la Justicia defiende más los derechos de los delincuentes que los de las personas decentes”.

Luego remarcó, una y otra vez, que “estamos acá porque queremos que haya justicia para mi nieto”, dijo y reprochó que “no puede ser que los hayan largado en nuestra propia cara”, reclamó.

“Mientras estábamos en la fiscalía exigiendo justicia, dispusieron liberar a estos pibes”, expresó indignada la mujer.

René también salió a rechazar las versiones que hablaban de un presunto ajuste de cuentas como móvil del crimen ocurrido el sábado 5 de octubre, cerca de las 22.30, cuando “Bocacha” dejaba un pedido. Tras dispararle, le robaron 500 pesos.

Remarcó en tal sentido que “hay que tener mucho cuidado de hablar por hablar, porque Nicolás era un chico muy querido, trabajador. No merece que digan algo que no es verdad”.

En esa línea, destacó que “la prueba más grande de lo que era mi nieto se vio el día de su velorio. No sabía que, con apenas 19 años, tenía tanta cantidad de amigos que vinieron de Villa Elvira, Los Hornos, Tolosa, City Bell y Villa Elisa”, dijo.

René recordó que “ese día (por el del homicidio) Nico no tendría que haber ido a trabajar, porque tenía el casamiento de la madre de su novia. Pero se conformó con dejar una hora antes y pasó lo que sabemos”, lamentó René.

Cuando se le preguntó cómo lo recordaba, mencionó que “le gustaba festejar su cumpleaños y los de todos sus seres queridos”.

Rescató de la memoria reciente el momento en que Pérez Gatti “cumplió 18 años y le organizamos una fiesta sorpresa, en un campo, al que sus amigos lo llevaron engañado diciéndole que iban a jugar un partido de fútbol. Había que ver la cara que puso cuando se encontró con todo armado para celebrar su día con una fiesta”.

Ese día, “su padre le regaló una moto cero kilómetro, que era la que usaba para trabajar con los pedidos de la pizzería “La Italiana”, donde compartía la jornada con un primo y amigos del barrio.

“Hay mucha bronca”

Por lo que pudo saber este diario en el lugar de la protesta, a pocos metros de donde Nicolás vivía con su familia, subió la tensión en las últimas horas. “Hay mucha bronca, especialmente entre amigos y conocidos de Nicolás, por la liberación de los dos menores, a quienes algunos conocen en esta zona”, dijo un vecino que pidió reservar su identidad.

El hombre añadió que “saben perfectamente que los dos pibes que la Justicia resolvió que recuperen la libertad, son los que participaron en el crimen de Nicolás”.

En este escenario, una fuente de Tribunales indicó ayer que se busca profundizar la investigación con la solicitud de nuevas medidas de prueba.

Se ordenó a los pesquisas insistir con filmaciones de cámaras de seguridad y la búsqueda de testigos de la escena criminal o bien de merodeos sospechosos en la zona.

En la protesta de ayer, se informó que este lunes, a la mañana, familiares de Nicolás volverán a movilizarse a las fiscalías y recorrerán calles céntricas.

 

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

cargando...

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla