Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Avisos Clasificados
Buscar
Dólar Oficial $83,21
Dólar Ahorro/Turista $137.30
Dólar Blue $181,00
Euro $95,10
Merval 0,00%
Riesgo País 1435
Blog Nuevo Cine de Barrio |34° Festival Internacional de Cine de Mar del Plata
El Festival de Mar del Plata 2019, Inicia!

Día 1: Nazis para reír y llorar

El Festival de Mar del Plata 2019, Inicia!
11 de Noviembre de 2019 | 17:01

          Con menos películas, menos salas y menos presupuesto, pero siempre con grandes películas, destacados autores y un amplio cine por descubrir, empezó el 34° Festival Internacional de cine de Mar del Plata.

          Este año se encuadra en un homenaje al director de Dar la Cara y Los Chantas, el gran José Martínez Suárez quien fuera presidente de la últimas ediciones del festival. Por eso, la película apertura fue Los Muchachos de Antes No Usaban Arsénico en fílmico, en una copia genial en 35 mm.

           Pero la verdadera primera película del festival se dio el sábado 9 a las 12 hs y fue Una Vida Oculta, la última de Terrence Malick. Ese mismo día se estrenó Jojo Rabbit. Casualmente trataban el mismo tema de maneras muy distintas.

          Una Vida Oculta de Terrence Malick

          El director estadounidense de Badlans y La Delgada Línea Roja vuelve con una historia de alemanes en la Alemania nazi. A un campesino lo reclutan para la guerra pero rápidamente se da cuenta que está en el bando equivocado, por lo que pide no tener que luchar. El problema es que lo pueden llegar a acusar de traidor y eso puede tener graves consecuencias. Sus convicciones se mantienen fuertes aunque la sociedad lo excluya, tanto a él como a su esposa y a sus 3 hijitas. Y ni hablar que los nazis lo amenazan con la pena de muerte. Como una mejor versión y en serio de Hasta el Último Hombre de Mel Gibson. Pero aquí Malick no habla de un objetor de conciencia, sino alguien que se empieza a cuestionar concientemente.

          Malick trabaja concretamente la misma línea de sus películas El Nuevo Mundo y El Árbol de la Vida, aunque esta vez no tan fragmentada desde lo narrativo. Travellings constantes, épicos y preciosistas que producen un universo propio y sentidas emociones. En particular en el inicio y en el final de la película. Tal vez, el desarrollo peca un poco de extenso, se agota el recurso y se esfuman esas emociones entre la belleza de los planos, eso que los críticos le achacaban a Stanley Kubrick.

          La Vida Oculta habla de un alemán que reflexiona y se arrepiente. Lejos de querer hacer quedar bien a algunos nazis, los hace quedar peor. Ya que plantea que todos lo podrían haber hecho. No era que les habían lavado el cerebro irremediablemente. Eso los excusaría. Habían tenido, por lo menos, la posibilidad de cuestionarlo, y eligieron no hacerlo.

          Jojo Rabbit de Taika Waititi

          También de la Alemania nazi va a hablar Jojo Rabbit, pero en un tono de comedia super exagerada. Jojo es un niño que quiere ser el mejor de los nazis, pero no se anima a ser tan cruel, tanto que ni siquiera tiene el valor de matar a un conejo frente a sus amigos. De ahí su apodo. Pero sucede que descubre que la madre escondía en su casa a una chica judía, unos años más grande que él. Así es que su humanidad y sus ganas de ser nazi se ponen en conflicto. Pero más juega el amor desesperado que siente por esta chica, como siempre pasa.

          Lo particular es que Jojo también es un chico muy fantasioso y tiene un amigo imaginario que es el mismísimo Adolph Hitler, interpretado por el propio Waititi que le da consejos delirantes.

       El desafío de la película es entregarse o no al humor sobre lo extremadamente trágico. Somos capaces de reírnos del holocausto y a la vez seguir siendo sensibles ante momentos emotivos que la película también plantea. Los críticos de Cahiers du Cinema lo denostarían y hablarían de la abyección. Un personaje de Woody Allen diría que la comedia sería exactamente eso, tragedia + tiempo. Intenta apuntar a geniales tratamientos como los de Tarantino y Chaplin, aunque parece quedar lejos de eso. Los chistes tampoco llegan a ser demsiado buenos. El director de Thor Ragnarok y Lo que hacemos en las Sombras de todas maneras se arriesga. Con el estilo de un Wes Anderson a medio camino, no parece cumplir con todos sus objetivos. Como para elegir quedarse con Malick sufriendo y llorando, y, de paso, no nos sentimos culpables por reírnos de gente que murió hace 70 años.

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

Multimedia

Soy Facundo J. Barrionuevo, Profesor en Comunicación Audiovisual y en este espacio vamos a compartir una mirada crítica a los estrenos cinematográficos + caprichos varios.

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $265.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla