Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Despertar del dragón, un ritual chino en la ribera para proteger a las remadoras contra el cáncer

Con una ceremonia milenaria, Dragones Rosas estrenó en Berisso la embarcación en la que invirtieron 15 mil dólares

Despertar del dragón, un ritual chino en la ribera para proteger a las remadoras contra el cáncer

ceremonia milenaria. las remeras salieron a navegar después del ritual para despertar al dragón/ s. casali

9 de Diciembre de 2019 | 02:32
Edición impresa

Un dragón abrió los ojos Berisso y navegó por el canal de la calle Génova. Había llegado en septiembre desde China y permaneció dormido hasta que ayer lo despertaron con una ceremonia milenaria en la ribera. Ahora tiene una misión que cumplir: proteger a mujeres que la reman contra el cáncer de mama.

Parece un relato mitológico, pero es lo que pasó ayer a la tarde en el club Náutico berissense, cuando las mujeres que forman Dragones Rosas, una asociación civil que promueve el remo en equipo para prevenir ciertas complicaciones post quirúrgicas en mujeres con historia de cáncer de mama, revivió un milenario ritual, “El despertar del dragón”.

Con esta ceremonia, cargada de simbolismo, tuvo su “estreno oficial” el costoso bote dragón que adquirieron después de realizar numerosos eventos para juntar los 15 mil dólares necesarios para los gastos. La embarcación había llegado en septiembre desde China, después de 40 días de viaje en barco.

El ritual para “despertar” al mitológico ser fue tan vistoso como simbólico y emotivo. “Mediante una ceremonia china se lo despierta y se le pintan los ojos, los cuernos y la lengua. Eso le da fortaleza y seguridad al equipo que lo va a remar, y esa ceremonia nos asegura que el dragón nos va a proteger”, contó la presidente de Dragones Rosas, Jenny Bolatti.

La bendición consiste en pintar los ojos del dragón -que permanecían dormidos y cerrados-. “Es una celebración china que se occidentalizó y se adaptó a las mujeres con cáncer de mama, porque las protege y las cuida en este tránsito de la enfermedad y al finalizar”.

“El dragón le da fortaleza al equipo que va a remar el bote, la ceremonia nos asegura que nos va a proteger

Jenny Bolatti, Titular de Dragones Rosas

 

Con una nutrida concurrencia de amigos, familiares y público en general, y aprovechando una tarde agradable para la navegación, realizaron la ceremonia que consiste, además, “en una ofrenda de frutas, quemar inciensos para bendecir los remos y pintar de cada una de las partes del dragón, lo tiene su particular significado y es lo que le da vida”.

Los botes dragón son un tipo de embarcación de doce metros de eslora que admite hasta veinte remeros. Son parecidos a las grandes canoas hawaianas pero sin un flotador lateral. Este bote se eligió porque las 20 mujeres pueden remar a la vez en equipo, trabajando al unísono. “Se usa el bote dragón porque lleva 20 mujeres remando a la par y el movimiento repetitivo de esa palada genera la movilidad de la parte superior del torso y el drenaje de los brazos afectados por la extirpación de los ganglios axilares”, se explicó oportunamente.

Ayer, después de la de bendición, el grupo de mujeres remó por el canal de la Génova por primera vez con el “dragón despierto”.

TRADICIón ORIENTAL

El festival de Botes de Dragón es uno de los más tradicionales de Taiwán. La elección del dragón como la figura ornamental del bote no es casual. Según la creencia, este ser es el rey del mundo marítimo y un símbolo de buenos augurios en las tradiciones. Por eso, en algunos países de oriente la bendición de los barcos nuevos es considerada una ceremonia ineludible para garantizar una navegación segura con la protección del mítico dragón.

MOVIMIENTO

El movimiento de las que reman contra el cáncer de mama lleva más de dos décadas en el mundo y surgió como una iniciativa del médico canadiense Donald Mackenzie, que demostró que “el remo era beneficioso para las mujeres que habían tenido una cirugía de cáncer de mama, ya que ayuda a recuperar la musculatura del torso y la movilidad de los brazos”.

La idea del médico deportólogo prosperó en 26 países, que ya cuentan con unos 229 equipos de remo.

Dragones Rosas está integrado por una veintena de mujeres que se juntan a remar en el Club Náutico de Berisso, coordinadas por la profesora María Laura Libardoni, los sábados de 13 a 15. Quienes estén interesadas en compartir esta experiencia pueden ingresar al Facebook Asociación Civil Dragones Rosas o escribir a dragonesrosaslaplata@gmail.com

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

Multimedia

ceremonia milenaria. las remeras salieron a navegar después del ritual para despertar al dragón/ s. casali

al dragón de cada nuevo bote lo despiertan pintándole los ojos. con el remo le dan pelea al cáncer de mama

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla