Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp

Horror en Nueva Zelanda: mató a 49 personas en dos mezquitas y se filmó

El sangriento doble ataque en la ciudad de Christchurch fue protagonizado por un supremacista blanco de origen australiano. Con una cámara en su cabeza, fue transmitiendo cómo disparaba contra personas indefensas

Nueva Zelanda vive hoy su "día más sombrío" tras los ataques contra dos mezquitas en Christchurch en los que murieron al menos 49 personas y por los que ha sido acusado un sospechoso, al parecer un supremacista blanco de origen australiano.

"Está claro que esto sólo puede ser descrito como un ataque terrorista. Por lo que sabemos, parece haber sido bien planeado", dijo la primera ministra, Jacinda Ardern, en una comparecencia transmitida en directo desde Wellington, en la que expresó "la condena más fuerte posible contra la ideología" de los responsables.

En los ataques, que se produjeron a plena luz del día y en momentos en que los centenares de musulmanes realizaban la oración de los viernes, murieron 41 personas en la mezquita de Al Noor, muy cerca del Jardín Botánico, y otras 7 en la mezquita de Linwood, a unos 6,5 kilómetros al este de la primera.

Otra persona murió después en un hospital de la ciudad donde se atiende a unas 48 personas heridas de bala, entre ellos niños.

El ataque de Al Noor fue transmitido en video durante 17 minutos por el atacante y en las imágenes se ve cómo el individuo recorre las habitaciones de la mezquita y dispara con armas semiautomáticas contra personas indefensas.

"Había un banco, puse la mitad de mi cuerpo debajo y mis piernas quedaron fuera, intentado que pareciera que no respiraba y él cambió los cargadores siete veces.... Se fue a los diferentes compartimentos y disparó por doquier", dijo Farid Ahmed a la prensa.

El agresor, que vestía ropa militar y habría publicado en las redes sociales un manifiesto con calificativos peyorativos contra los musulmanes, se cree que es  Brenton Tarrant, un ciudadano australiano de 28 años de edad de la localidad de Grafton.

Pero el comisionado de la Policía neozelandesa, Mike Bush, se negó a identificar al atacante, al limitarse a decir que "tiene casi treinta años y comparecerá ante los tribunales mañana" para responder a cargos por asesinato por cada una de las víctimas.

Las autoridades no han dado información sobre el tiroteo en Linwood e incluso Bush, al ser preguntado si una persona es responsable de los dos ataques, se limitó a decir: "una persona ha sido acusada y no sería apropiado dar detalles ahora".

Lo que sí se ha confirmado es la detención de cuatro personas armadas, tres de ellas presuntamente vinculadas al ataque, que incluye al australiano, y otra que fue puesta en libertad.

Ninguna de estas personas estaba en la lista de sospechosos de Nueva Zelanda. La Policía halló armas de fuego en las mezquitas y dos explosivos en dos vehículos vinculados a los ataques, uno de los cuales ha sido desactivado. 
Tras los tiroteos, la apacible ciudad de Christchurch, que quedó devastada e 2011 por un poderoso terremoto que mató a 185 personas, quedó temporalmente bajo una orden de confinamiento, a la vez que se elevó la alerta de seguridad de baja a alta en todo el país.

Ahora ya "no hay otras amenazas desde que respondimos a estos incidentes", afirmó Bush por la noche, al referirse a estos ataques que se presumen motivados por ideas supremacistas blancas.

La jefa del Ejecutvio dijo que su país fue blanco de estos ataques por sus valores de tolerancia, multiculturalidad y respeto hacia los demás.

"Representamos la diversidad y la compasión, un hogar para aquellos que comparten nuestros valores, un refugio para aquellos que lo necesitan. Y esos valores no serán vapuleados por estos ataques. Somos una nación orgullosa de más de 200 orígenes étnicos y 160 lenguas", enfatizó la mandataria.

En medio del horror y las condenas internacionales, entre ellas las del presidente del gobierno español, Pedro Sánchez, Christchurch anochece de luto tras el "día más sombrío" desde 1943, cuando 48 japoneses murieron en un motín en un campo de prisioneros de guerra.

 

Francisco, Trump: qué dijeron los líderes mundiales

El papa Francisco se declaró hoy "muy entristecido" por los "insensatos actos de violencia" contra dos mezquitas en Nueva Zelanda, y expresó su "solidaridad" con la comunidad musulmana del país.

"El papa Francisco está muy entristecido al tomar conocimiento de la existencia de heridos y muertos causados por actos de insensata violencia contra dos mezquitas en Christchurch, y expresa a todos los neozelandeses, y en particular a la comunidad musulmana, su sincera solidaridad frente a estos ataques" según un telegrama firmado por el número dos del Vaticano, cardenal Pietro Parolin.

Por su parte, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, condenó como una "horrible masacre" los ataques en las dos mezquitas y a través de Twitter expresó "mis más sinceras condolencias y mis mejores deseos a la gente de Nueva Zelanda tras la horrible masacre en las mezquitas. 49 inocentes han muerto sin sentido, con muchos más heridos de gravedad".

"Estados Unidos respalda a Nueva Zelanda en todo lo que podamos hacer", agregó.

Momentos antes su portavoz, Sarah Sanders, también condenó el "despiadado acto de odio" ocurrido en la ciudad de Christchurch.

En tanto que la reina Isabel II de Inglaterra dijo sentirse "profundamente entristecida". "El príncipe Felipe y yo enviamos nuestras condolencias a las familias y amigos de todos aquellos que han perdido la vida", señaló Isabel II, jefa de Estado de Nueva Zelanda, en un mensaje enviado a ese país.

La monarca británica también rindió tributo a los servicios de emergencia y a los voluntarios que "están ayudando a los que han resultado heridos", y resaltó que, "en este momento trágico", sus "pensamientos y oraciones están con todos los neozelandeses".

Antes, la primera ministra británica, Theresa May, había expresado la solidaridad del Reino Unido con el pueblo neozelandés tras el "espeluznante" atentado contra las dos mezquitas. "En nombre del Reino Unido, expreso mis más profundas condolencias al pueblo de Nueva Zelanda tras el espeluznante ataque terrorista en Christchurch. Mis pensamientos están con todos los afectados por este repugnante acto de violencia", tuiteó May.

 

El equipo completo que se salvó de manera milagrosa

Integrantes de la selección nacional de cricket de Bangladesh contaron que se dirigían en colectivo a una de las mezquitas atacadas hoy en Nueva Zelanda por un presunto supremacista blanco, pero que regresaron abruptamente al enterarse de la balacera.

A raíz de este sangriento ataque, la serie de partidos de cricket entre Nueva Zelanda y Bangladesh que iba a empezar mañana fue cancelada luego de los ataques, los más graves de su tipo de la historia del país oceánico.

El equipo de cricket ya estaba cerca de la mezquita de Masjid Al Noor de la ciudad de Christchurch cuando comenzó el tiroteo, contó el director ejecutivo de la Junta de Cricket de Bangladesh, Nizamuddin Chowdhury.

La estrella de cricket bangladesí Batsman Tamim Iqbal tuiteó: "Todo el equipo se salvó de los tiradores. Una experiencia aterradora, y, por favor, téngannos en sus oraciones".

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

  • + Vistas
  • + Comentadas

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla