Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Reconstruyen rostros después de accidentes o enfermedades

Prótesis de cara en 3D a bajo costo, la gran ayuda para recuperar la identidad

Prótesis de cara en 3D a bajo costo, la gran ayuda para recuperar la identidad

Rodrigo Salazar Gamarra, el médico peruano creador de un método que produce prótesis de bajo costo con impresión 3D que participará en nuestro país de la Semana de la Impresión 3D, señaló ayer que “la reconstrucción del rostro de una persona que sufrió un accidente, un problema congénito o un cáncer habilita su reinserción social porque es clave en la identidad”.

“Lo que nosotros desarrollamos -señaló- es una metodología de trabajo. Lo que hicimos fue utilizar tecnologías que ya existían y combinarlas con el fin de poder generar prótesis accesibles”.

El cirujano, distinguido por la publicación MIT Technology Review como “Innovador Humanitario para América Latina 2018”, contó que la investigación que devino en la creación de estas prótesis accesibles comenzó en 2014 junto a un equipo de la Universidad Estatal Paulista (Unesp), en colaboración con la Universidad de Illinois en Chicago y el Centro Tecnológico de la Información Renato Archer de Brasil.

“Las prótesis existían pero eran muy costosas; lo que hicimos fue de a poco y tras muchas pruebas ir reemplazando por ejemplo un escáner de 60.000 dólares por la toma de imágenes con celulares; un software de 25.000 dólares anuales por uno de código abierto y gratuito; una impresora de hasta 400.000 dólares por unas de 700 a 3.000 dólares”, explicó.

Concretamente el método consiste en la toma de fotos en 180 grados de las facciones a reconstruir, imágenes que se utilizan para la elaboración de un modelo tridimensional del rostro y con esto se diseña digitalmente el prototipo de la prótesis a utilizar.

Posteriormente, el diseño se materializa en una impresora 3D, y a partir de este modelo impreso, se elabora otro, de cera, con más detalles, el cual servirá para hacer la prótesis final en la silicona de grado médico.

Con este método, que bautizó como “Más identidad” -el mismo nombre de la ONG que creó para seguir investigando y desarrollando-, el especialista sostuvo que el objetivo es “rehabilitar a la persona en la sociedad”.

“Es muy difícil mirarse al espejo y no tener el rostro completo; quienes pasan por esta situación atraviesan mucho dolor porque en la cara está la identidad”, aseguró y detalló que “si bien el cáncer de cara y cuello tiene mejor sobrevida que el de, por ejemplo, páncreas, existe una tasa muy alta de suicidio entre los sobrevivientes por esta causa”.

Salazar Gamarra será uno de los invitados estrella de las jornadas que se llevarán adelante entre hoy y mañana en la sede central de la ITBA, en las que se darán a conocer los más recientes emprendimientos y proyectos de uso de la impresión 3D en la industria y la salud.

Además de las presentación de las prótesis faciales, entre las principales novedades de esta edición, se destaca la creación de férulas de rodilla con escaneo, así como demostraciones de cierre de heridas sin costura.

 

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla