Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Bronca y oscuridad en todos lados. Habló Edelap

Hastiada, la Región atraviesa la ola polar al ritmo de reiterados y largos cortes de luz

De Ringuelet a Los Hornos. De San Carlos a Barrio Hipódromo. Casi todos los barrios sufren interrupciones hasta tres veces por semana

Marisa Navarrete, comerciante de Ringuelet: “ Dos o tres veces por semana nos quedamos sin luz. Y aquí, eso significa quedarse sin agua. Porque la presión es bajísima. En realidad, siempre lo fue. Entonces, casi todos los vecinos tenemos cisterna, pero lógicamente no podemos usarla. Los cortes tienen una duración variable, pero en líneas generales se dan durante varias horas. Hubo casos en que llegamos a estar entre 15 y 18 horas seguidas sin suministro. En ese caso, yo tengo que llevar la mercadería a casa de amigos o vecinos para no perderla”.

Facundo Aguilera, vecino de calle 513 entre 3 bis y 4: “ A veces se corta la luz cerca de la medianoche y no regresa hasta la mañana siguiente. Hoy, en cambio, estamos sin servicio desde las ocho de la mañana. Es un problema que viene desde hace mucho, pero que empeoró a partir del gran corte que afectó a la zona norte de La Plata. En la empresa (Edelap) te dan siempre la misma respuesta: estamos trabajando. Estar sin luz, acá es estar sin agua. Te complican la vida. Pero eso sí, las facturas vienen impagables, como siempre”.

Blanca Martins, vecina de Ringuelet : “Yo calculo que una vez por semana hay un corte grande de luz. Y afecta a una zona muy grande. Vivo en 513 y 3, pero ahora vengo de la zona de 7 y 512 y allí tampoco tienen luz. Y mi hijo, que vive por 516, tampoco. El corte mínimo va de 4 a 5 horas. Estamos cansados, porque si llamamos a Edelap contesta una maquina y te dice que están trabajando. Así, nunca tenés una respuesta sobre lo que está pasando, o cuándo se puede normalizar el problema. Convivimos con los cortes. No es posible”.

“Desde el apagón que afectó a la zona norte”, dice Facundo. “Después del apagón nacional del Día del Padre”, calcula Marisa. Los vecinos de Ringuelet, como los de La Loma, San Carlos, Los Hornos, y un largo etcétera de localidades y barriadas platenses, sitúan entre ambos eventos el inicio de una problemática que ya se extiende como una mancha de aceite por la Ciudad: cortes de luz imprevistos, extensos, y con una frecuencia que va colmando el vaso de la paciencia.

Marisa Navarrete emerge de las penumbras en su mercadito de 4, 513 y 514. Cuenta que se quedó sin electricidad a la una y media de la tarde. Cuatro horas y media lleva a oscuras, y ya empieza a pensar qué hará con la mercadería si el corte, como otras veces, se prolonga. “Dos o tres veces por semana nos quedamos sin luz. Y aquí, eso implica quedarse sin agua. Porque la presión es bajísima. Siempre lo fue. Entonces, todos tenemos cisterna que, lógicamente, no podemos usar”, describe la mujer.

En Ringuelet, los vecinos trazan un mapa. Vasto. “De 511 a 520 y de 3 a 7. Toda esa zona viene sufriendo cortes reiterados. Y Edelap, lo de siempre. Una voz grabada que dice que están trabajando”, apunta Blanca Martins.

Los cortes se dan cada uno o dos días. Pueden ser de un par de horas o de “hasta 18”, como asevera Marisa. Implican falta de luz y agua. Alimentos que se pierden. Problemas para calefaccionar la casa en muchísimos casos. E inseguridad de noche. “Sí, a veces se corta cerca de la medianoche y no regresa hasta la mañana siguiente”, resalta Facundo Aguilera, desde la puerta de su casa, en 513 entre 3 bis y 4. “Hoy (por ayer) estamos sin servicio desde las ocho de la mañana. Es un problema que viene desde hace mucho, pero que empeoró a partir del gran corte que afectó a la zona norte. En la empresa te dan siempre la misma respuesta: estamos trabajando”, puntualiza, con gesto de incredulidad.

Un matrimonio joven, con una nena de apenas un año y medio, se mudó al barrio de 4 y 515 hace poco menos de tres semanas. “Linda la casita, pero sin luz cada dos por tres. Nuestra mayor preocupación es la nena”, cuenta el padre.

También se registró en la víspera una suerte de aluvión de reclamos desde la zona comprendida por las calles 136, 145, 32 y 520.

“Hay un operativo en la esquina de 137 y 528. No sabemos lo que pasa. Los cortes de luz ya son moneda corriente, pero este es terrible. Estamos hartos. Realmente”, casi exclama cerca de las seis de la tarde Olga, vecina de San Carlos.

Lo que asusta a muchos platenses, teniendo en cuenta la reciente experiencia que se vivió en las localidades del norte de la Ciudad, es la frecuencia, la duración y la dispersión geográfica de los cortes.

“Hay zonas enteras sin luz. Llegó la ola polar y empezaron los cortes, con todos los problemas que eso genera con temperaturas bajo cero”, lanza desde Los Hornos Abel Marcos, comerciante.

“Estamos hartos”, se suma, sin vueltas, una mujer hornense que vive en plena avenida 60, entre 140 y 141.

Calle 5 entre 526 y 527; 50 entre 14 y 15; 7 y 515; 57 y 138; 526 y 39; 528 y 131; 530 entre 14 y 15. Apenas un puñado de direcciones entre decenas que se registraron en la redacción de este diario a lo largo de la jornada de ayer.

“De 9 a 11 y de 43 a 45”, describía un vecino, a media tarde, el sector que estaba sin luz y que incluía a su casa.

Puntos de la Ciudad muy distantes entre sí, unidos por el mismo problema. Cortes de luz que cansan, incomodan y, sobre todo, se repiten, día tras día o día por medio. “¿Las facturas? Las facturas vienen impagables, como siempre”, expresa Facundo Aguilera desde Ringuelet.

Fernanda, vecina de esa localidad, se quedó sin servicio a las dos de la tarde. Igual que Sergio, de 519 y 3. “Es un problema de media tensión, dice la maquinita”, ironiza, en referencia al contestador de Edelap.

Qué dijo Edelap

Pasadas las nueve de la noche, desde la empresa prestataria explicaron que “los planes de inversión se elaboran tomando en cuenta el comportamiento de las redes y su historial de salidas de servicio. Todas las interrupciones son analizadas y (en base a ello) se determina si deben realizarse programas de mantenimiento o proyectarse obras”.

En cuanto a consultas puntuales, indicaron que “a partir de las 18,40 se presentaron cortes en el suministro eléctrico debido a la salida de servicio de un tendido de distribución de energía eléctrica de la red de media tensión (abastecimiento zonal), que afectó al sector comprendido por las calles 520 a 532 y 143 a 131; 526 a 532 y 31 a 13 y adyacencias; 525 a 36 y 16 a 13; 525 a 32 y 13 a 7. Personal de la empresa trabajó en el lugar y logró normalizar el suministro a las 21”, señalaron.

“Por otro lado -siguieron-, en la zona de 44 a 40 y de 13 a diagonal 77 se presenta una salida de servicio de una cámara ubicada en 42 y 11. Los operarios se encuentran trabajando en estos momentos. Y en barrio Hipódromo se registra un corte en la esquina de diagonal 80 y 115, en proceso de reparación. Igual en 9 y 44 y zona de influencia”.

Respecto del resto de casos que le hizo llegar este medio, según Edelap estaban “normalizados” o en proceso de “restitución del servicio”.

 

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla