Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
EN VASOS SANGUÍNEOS

Identifican huesos que pueden llevar al infarto

Investigadores de la Universidad de Texas en Arlington, Estados Unidos, descubrieron que los vasos sanguíneos que hay dentro de la médula ósea pueden convertirse progresivamente en hueso con el paso de los años, que pueden contribuir a enfermedades como calcificación vascular, ataque cardíaco, infarto, accidente cerebrovascular y suministro inadecuado de sangre a las extremidades.

El examen de estos vasos realizado por la investigadora Rhonda Prisby, profesora asociada de Kinesiología, condujo al descubrimiento de partículas similares a huesos en la circulación periférica.

“Al examinar imágenes aparentemente no relacionadas y vincular los detalles de ellas, pude plantear la presencia de partículas similares a huesos en la sangre -explicó Prisby-, de hecho, algunas de las partículas osificadas son lo suficientemente grandes como para obstruir los vasos sanguíneos más pequeños”.

La calcificación vascular es una característica común y un factor de riesgo de morbilidad y mortalidad. Estas partículas similares a huesos son potencialmente más peligrosas debido a sus bordes afilados.

“Algunas de las partículas osificadas tienen puntas y bordes afilados que podrían dañar el revestimiento de los vasos sanguíneos -reveló la investigadora- y este daño podría iniciar eventos que conducen a la aterosclerosis (acumulación de placa), lo que puede restringir el flujo sanguíneo con el tiempo”.

El descubrimiento de estas partículas similares a los huesos podría ayudar a los médicos a detectar y tratar afecciones potencialmente mortales.

“Al buscar etiologías relacionadas con la calcificación vascular, ataque cardíaco y / o accidente cerebrovascular, quizás deberíamos considerar si las partículas osificadas contribuyen a estas enfermedades y cómo lo hacen, por lo que en el laboratorio examinaremos estas posibilidades”, concluyó Prisby.

 

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla