Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Cayó una banda narco en la región

Cumplía domiciliaria a puro lujo y lo acusan de distribuir droga en penes de plástico

En su casa de Berisso, él y su mujer tenían un restó peruano, además de pileta y cancha de fútbol. Los detuvieron con otros 6 connacionales. Cómo operaban y el contacto con la zona roja

Los penes de cotillón que encontraron en la casa del presunto líder, en Berisso, con las dosis dentro / el DIA

En la casa donde cumplía la domiciliaria, el “chino” tenía un gimnasio, cancha de fútbol y pileta / el DIA

Ocho ciudadanos peruanos, seis de los cuales eran parejas, fueron detenidos en las últimas horas en varios allanamientos que se hicieron en la Región y en el partido de San Isidro, acusados de integrar una banda que distribuía cocaína valiéndose de penes de plástico, autos y un restorán que funcionaba en la casa del presunto líder, que no se privaba de nada.

En esa lujosa propiedad provista de cancha de fútbol, pileta de natación y baños en suite, este hombre gozaba del arresto domiciliario en una causa por venta de drogas y, suponen los investigadores, seguía con un negocio que le habría garantizado una recaudación mensual que rondaría el millón de pesos. En los registros secuestraron casi un kilo de cocaína, medio de marihuana, un arma y los autos que usaban para movilizarse y acopiar las sustancias que distribuían, entre otros lugares, en la zona roja de La Plata.

Secretos de la banda

La investigación que encabezó la titular de la UFI 1 Ana Medina, con la ayudante fiscal Ximena Villalba, arrancó en enero pasado a partir de una denuncia anónima que aportó el nombre y el teléfono de un vendedor de drogas de la Región.

La intervención telefónica a esa línea permitió conectar con otras, lo que demandó horas de escuchas antes de poder abrir la “red e identificar a todos sus presuntos integrantes”, reconoció una fuente judicial. Complementado este trabajo con seguimientos encubiertos, toma de fotografías y filmaciones, se llegó a determinar el rol que jugaban en la organización y los domicilios donde acopiaban la “mercadería”.

Concluyeron que a la cabeza del grupo estaba M.E.B.E, conocido como “Chino”, quien cumplía arresto domiciliario por “tenencia de estupefacientes con fines de comercialización” en su casa de 138 entre 7 y 8, donde vivía con su mujer, S.M.C.L y el hijo de ella, J.A.T.C, apodado “Pato”.

La pareja aparece señalada como proveedora de la sustancia, que al parecer acopiaban en la vivienda valuada en más de 20 millones de pesos, pero, sobre todo, en tres autos que mantenían estacionados en una cochera de 76 entre 1 y 115, en Villa Elvira. Se trata de un Renault Fluence, un Citroën C4 y un Honda Fit que fueron requisados en uno de los siete allanamientos que ordenó la jueza de Garantías Marcela Garmendia.

Solamente en uno de los coches, en el que solía moverse de noche M.E.B.E (a pesar de la prisión domiciliaria) “había más de 100 envoltorios por 300 gramos de cocaína y una balanza”, dijo un investigador.

En los seguimientos encubiertos los detectives pudieron advertir que distintos allegados a este hombre dejaban o retiraban bolsos de los vehículos mientras estaban estacionados.

En la propiedad de la pareja, donde funcionaba un restaurante llamado “El rinconcito del sabor peruano” -que al parecer usaban “como pantalla para vender la droga”- los policías de la Superintendencia de Investigaciones del Tráfico de Drogas Ilícitas y Crimen Organizado secuestraron, entre otras cosas, penes de cotillón en los que la banda escondía las dosis.

En la estructura que consiguieron delinear los pesquisas se desprende que otra pareja integrada por un hombre identificado como H.F.S.G y su mujer, S.L.C.CH, de Villa Elvira, recibían las sustancias que entregaban el “Chino” y su esposa, para distribuirlas a una tercera pareja -F.D.C.M y J.D.B, quienes, con el primo de ella, W.P.P.D (alias “Charapa”) se habrían ocupado de venderla. En la camioneta VW Suran de la primera pareja se encontró droga y un revólver calibre .32. Estos tres acusados domiciliados en Altos de San Lorenzo disponían también de otro proveedor, identificado en las actuaciones como W.A.V.L -alias Willy- radicado en la localidad de Boulogne, partido de San Isidro. Según las mismas fuentes, este hombre guardaba la droga en una propiedad de esa misma ciudad.

Con toda esa información los policías registraron ayer a la madrugada cuatro domicilios en La Plata (tres en Villa Elvira y uno en Altos de San Lorenzo), uno en Berisso y dos más en San Isidro, logrando capturar a los cinco hombres y las tres mujeres que tenían pedido de detención. “La banda operaba, ente otros sectores del Conurbano bonaerense, en la zona roja de La Plata”, a donde llegaba en “penes de plástico para ser vendida por travestis”, confirmó una fuente del caso.

En total se secuestró más de un kilo de cocaína de máxima pureza y alrededor de medio kilo de marihuana (aunque la banda se dedicaba, en especial, a la comercializar lo primero), elementos utilizados para el corte de las sustancias y nueve penes de plástico con dosis de droga en su interior. También se decomisó el revólver .32, balas de distintos calibres, joyas, dólares, pesos y cuatro vehículos.

M.E.B.E, o “Chino”, es cuñado de otro hombre sospechado de liderar una banda que fue desbaratada en la Región el año pasado: “Son todos parientes”, concluyó un investigador que conoce de cerca ambas causas.

 

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

  • + Vistas
  • + Comentadas

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla