Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Avisos Clasificados
Buscar
Espectáculos |HOY EN CINE.AR
“VHS. Volver a Hamlet siempre”: viaje hacia la prehistoria de la usina de cine platense

Gustavo Alonso retrata la historia de una puesta del clásico de Shakespeare realizada para pedir por la reapertura de la carrera

“VHS. Volver a Hamlet siempre”: viaje hacia la prehistoria de la usina de cine platense

“VHS. Volver a Hamlet siempre”, un viaje al pasado del director Gustavo Alonso

26 de Octubre de 2020 | 03:41
Edición impresa

Año 1989. En La Plata, la carrera de Cine ya no existe, víctima de la Dictadura. Un grupo de cinéfilos reunidos en torno a un taller decide entonces realizar una puesta de “Hamlet” en el abandonado Teatro Argentino, y registrarla en VHS, una forma de visibilizar la lucha por la reapertura de la carrera.

Treinta años más tarde, el realizador Gustavo Alonso decidió revisar ese material en VHS: el resultado es “VHS. Volver a Hamlet siempre”, documental que tras pasar por varios festivales se verá hoy a las 18 en Cine.Ar, con una repetición mañana a mediodía, antes de pasar, en noviembre, a la plataforma on demand Cine.Ar Play.

“El equipo de realización, gente bastante más joven que yo, son egresados de la carrera de Bellas Artes, y les llamó la atención esta prehistoria de la carrera”, cuenta Alonso, en diálogo con EL DIA, sobre el germen de “VHS”. De hecho, todas las historias sobre este pasado, relata, atrapaban a los jóvenes: “Yo contaba que lo que hoy es la facultad es el distrito militar en el que me convocaron para el servicio militar, y a las nuevas generaciones les llamaba la atención: apareció allí algo que tenía que ver con contar esa historia, y material que podía ser la síntesis de eso, el ‘Hamlet finge’ que hicimos con el taller”.

La investigación en aquel archivo de video terminó abriendo “otras tramas”, comenta Alonso. Apareció el Teatro, que “muchas generaciones no recuerdan que fue una obra de hormigón abandonada durante casi una década: a la distancia, me empezó a caer la ficha de lo que había sido esa versión de ‘Hamlet’ en el Teatro abandonado, la significación que tuvo”. También apareció “una trama política”, cuando Alonso encontró registros de que “ya en democracia, muy avanzada”, había agentes infiltrados en los distintos grupos artísticos que se movían por aquella democracia frágil, incipiente, que se entrelazaba con “nuestro deseo con esa puesta: reabrir la carrera que la dictadura había censurado”.

“El documental funciona para mi como ese espectro, ese fantasma del padre de Hamlet con el que habla, ese pasado que confronta: estoy hablando con un espectro del pasado que me permite entender el presente”, explica en ese sentido el director de “El cielo otra vez” y “La vereda en la sombra”, que en “VHS” realiza una película sobre la memoria, en base a un registro realizado, por falta de fondos, en VHS, un formato que desaparece, paradójicamente, con el tiempo.

“Filmábamos en VHS por la precariedad con la que trabajábamos. Era muy noble, era barato, pero tenía el destino de la segura degradación”, dice al respecto Alonso. El forma fue en ese sentido “un punto concreto que se mantuvo en el documental desde el inicio: la idea de que el VHS es un recuerdo que se conserva, pero que también se deteriora, es una estética Alzheimer, se va degradando y uno no sabe bien cuánto de lo que uno ve es el recuerdo, y cuánto es lo que uno le carga al recuerdo, lo cual también está en ‘Hamlet’ y el fantasma de su padre”.

“Incluso, cuando se reabrió la carrera de cine, nos formamos estudiando con VHS, que estaba muy lejos de lo que el director había querido hacer en la película. Somos de una cultura de la degradación, de la copia de la copia, de esos colores reventados, de la cultura de la fotocopia”, agrega el documentalista.

Alonso trabajó principalmente con el archivo de ese video de “Hamlet finge”, la película de Carlos Vallina, adaptación libre del clásico de Shakespeare registrado entre los andamios y las enormes fosas de la obra en marcha del nuevo Teatro Argentino, incendiado en 1977, en la que entre momentos de la puesta se incorporaban registros de ensayos y entrevistas a los actores reflexionando sobre su personaje, un recurso que vincula la película a una tradición anclada en el cine de la UNLP donde se cruzaron, en su primera etapa, documental y ficción.

En la película, Hamlet se movía en motocicleta, y aparecían el Teatro en obra, con pintadas del Partido Intransigente, y ex combatientes de Malvinas, vistiendo las ropas con las que combatieron, en una época donde estaban totalmente invisibilizados, el célebre barrabrava de Gimnasia “El Negro” Luis, “momentos de una ciudad que muchos no recuerdan”.

La memoria es, de hecho, un eje clave de la propuesta de “VHS. Volver a Hamlet siempre”: material habitual de su trabajo, Alonso dice al respecto que “el archivo es una deuda pendiente en Argentina, no hay un cumplimiento de la legislación en cuanto a conservación y restauración de archivos, pensemos que hace menos de una semana se confirmó que van a remate los masters originales de la obra de Leonardo Favio: uno no entiende cómo el Estado no sale a comprar eso inmediatamente. No hay una política de Estado de conservación por fuera de los coleccionistas, como creo que tampoco hay una política en torno al patrimonio. Solo que el cine se degrada hasta desaparecer”.

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $265.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla