Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Avisos Clasificados
Buscar
Dólar Oficial $92,00
Dólar Ahorro/Turista $151.80
Dólar Blue $156,00
Euro $109,84
Merval 0,00%
Riesgo País 1422
El Mundo |VOTACIÓN EN PANDEMIA
La centroderecha, la gran ganadora del ballotage municipal en Brasil

Reeligieron al alcalde de San Pablo, Bruno Covas. El liberal Eduardo Paes le arrebató la alcaldía de Río de Janeiro al bolsonarismo, que con la izquierda fue el gran perdedor de estas contiendas regionales

30 de Noviembre de 2020 | 02:14
Edición impresa

SAN PABLO

La centroderecha confirmó su condición de gran ganadora en la segunda vuelta de las elecciones municipales de ayer en Brasil, en detrimento de los candidatos apoyados por el presidente de ultraderecha, Jair Bolsonaro, y de la izquierda.

El actual alcalde de San Pablo, la ciudad más rica y poblada del país (12,5 millones de habitantes), Bruno Covas, del centroderechista PSDB, derrotó a Guilherme Boulos, del Partido Socialismo y Libertad (PSOL), con el 59,3 por ciento de los votos frente al 40,6 por ciento, tras el escrutinio de más del 98 por ciento de los sufragios.

En la primera vuelta, el 15 de noviembre, fueron eliminados tanto el candidato apoyado por Bolsonaro como el del Partido de los Trabajadores (PT) del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, que tuvo una posición hegemónica en la izquierda en las últimas décadas.

En Río de Janeiro, segunda circunscripción del país con 6,7 millones de habitantes, el exalcalde Eduardo Paes (Demócratas, centroderecha) obtuvo 64,1 por ciento de los votos, frente 35,8 por ciento del actual alcalde, el exobispo evangélico Marcelo Crivella, un aliado de Bolsonaro.

Los comicios se llevaron a cabo con seis semanas de atraso, debido a la pandemia de coronavirus, que ya se cobró casi 173.000 muertos y sumió al país en una grave crisis económica, con un desempleo récord de más de 14 millones de personas.

Bolsonaro, sin partido desde hace un año, apoyó a 13 candidatos, de los cuales solo dos fueron electos. En la segunda vuelta, aparte de Crivella, su última esperanza era Wagner Sousa Gomes, conocido como el capitán Wagner, quien fue derrotado en Fortaleza (noreste) por el candidato del centroizquierdista PDT, José Sarto, por una diferencia de tres puntos (51,7 a 48,3 por ciento).

Los resultados privan a Bolsonaro de base electoral en esos distritos, pero “eso no significa que en [las presidenciales de] 2022 no haya una fusión de Bolsonaro con los partidos derechistas”, afirmó Flávia Biroli, politóloga de la Universidad de Brasilia.

La izquierda, por su lado, se llevó otra decepción con la derrota en Porto Alegre (sur) de Manuela D’Avila, del Partido Comunista do Brasil (PCdoB), ante el centroderechista Sebastiao Melo.

En Recife (noreste), un bastión tradicional de la izquierda, se produjo un duelo entre dos primos y herederos políticos del histórico caudillo pernambucano Miguel Arraes (1916-2005): el socialista Joao Campos, que se impuso con el 56,2 por ciento de los votos, y Marilia Arraes, del PT de Lula (43,73 por ciento).

Debora Thomé, politóloga de la Universidad Federal Fluminense (UFF) llamó la atención sobre el hecho de que en las municipales solo haya una mujer alcaldesa en los 26 estados brasileños (Cinthia Ribeiro, reelegida en Palmas, capital de Tocantins, norte).

“El perfil que predominó en estas elecciones fue el hombre blanco (...) Sigue siendo muy difícil para una mujer vencer en una elección mayoritaria”, constató.

Los alcaldes en Brasil tienen un amplio abanico de competencias que incluyen el tema sanitario. Por tanto, para muchos la respuesta a la pandemia fue un factor importante en el momento de ejercer el voto.

Durante la fase más crítica de la propagación del virus, Bolsonaro minimizó su importancia y presionó contra las medidas de confinamiento ordenadas por gobernadores y alcaldes.

Los alcaldes, que asumirán sus funciones el 1º de enero de 2021 por un período de cuatro años, deberán enfrentar gigantescos desafíos en materia de seguridad, transporte o educación con las arcas vacías por la crisis, que solo se espera que comience a amainar cuando aparezca una vacuna.

Bolsonaro, que votó en Río, aprovechó la ocasión para reiterar sus dudas sobre la confiabilidad del sistema de voto electrónico vigente en Brasil. “No podemos seguir votando sin tener la seguridad de que el voto fue para la persona indicada”, declaró.

DOS CENTRISTAS EN PUESTOS CLAVE

Tras la segunda vuelta de ayer, dos centristas han quedado al frente de dos de las ciudades más importantes de Brasil.

El reelecto Bruno Covas, de 40 años, administra San Pablo desde 2018, cuando el entonces alcalde Joao Doria renunció al cargo para postularse a gobernador y fue reemplazado por su discreto vice.

Logró desde entonces construir una imagen de administrador moderado, en plena pandemia. Es nieto del exgobernador Mario Covas (1930-2001), uno de los fundadores del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB, del expresidente Fernando Cardoso).

A diferencia del gobernador Doria, un “outsider” dentro del PSDB que surfeó en la ola antisistema de los últimos años, Covas –que el año pasado debió enfrentar un cáncer digestivo- representa una cara más tradicional del partido. (AFP)

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

Multimedia

bruno covas, alcalde de san pablo / afp

Eduardo paes, ex alcalde de río de janeiro / afp

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $265.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla