Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Avisos Clasificados
Buscar
Deportes |CUANDO EL HAMBRE DE GLORIA ESTABA MUY POR ARRIBA DE LOS MILLONES
Estudiantes recuerda a los próceres del Tricampeonato

Hace 50 años, el equipo leyenda levantaba de nuevo la Copa Libertadores en Montevideo. Otra gran gesta pincharrata

Estudiantes recuerda a los próceres del Tricampeonato

Miles de hinchas recibieron a los campeones, de regreso, en el estadio de 1 y 57 para festejar el tricampeonato de América / archivo EL DÍA

Por: CÉSAR VEIGA
cveiga@eldia.com

27 de Mayo de 2020 | 04:38
Edición impresa

Un 27 de mayo, como hoy, pero del año 1970, Estudiantes festejaba lo que nadie había podido festejar antes: ser tricampeón de América en forma consecutiva. Aquella noche, en Montevideo, y después de haber sacado una ventaja mínima en La Plata, cosechó un empate sin goles, frente a Peñarol, que le significó quedarse con esa Copa Libertadores que ya había levantado en 1968 y 1969. Nunca visto antes, y esa alegría que nació en el mismísimo estadio Centenario de Uruguay es la que, con orgullo, se repitió año tras año, hasta llegar a este 2020 tan particular, en medio del cual cumple 50 años. Por culpa del coronavirus, y el peligro de su contagio, de lado quedaron los festejos que, seguro, se hubieran organizado en memoria de un equipo que se transformó en leyenda.

Bajo la conducción de Zubeldía, su primer punto de referencia, el conjunto albirrojo que rompió todos los moldes, volvió a ganar el trofeo más importante a nivel continental, ese que todavía en los tiempos que corren es la obsesión de los llamados “grandes”, y frente a quien había llegado a esta definición justamente como tricampeón, aunque en forma alternada: Peñarol.

En aquella histórica y dramática definición, también con final feliz, el primer cruce fue en el viejo estadio de 57 y 1, el ahora remodelado Jorge Luis Hirschi, el 21 de mayo, colmado por 40.000 personas en las tribunas, con triunfo Pincha a través de un gol convertido a los 42 minutos del segundo tiempo, de zurda, por Néstor Togneri, aquel zaguero que llegó a La Plata después de asomar en Platense, y la revancha en el Centenario, el 27, cuando la igualdad sin goles, delante de 60.000 hinchas, fue sinónimo de gloria para Estudiantes, que afrontó el desafío con bajas frente a un rival convulsionado por cuestiones internas que adelantaron un recambio

Seguro que ni en sueños, el hincha más optimista, hubiera imaginado una etapa tan próspera como aquella que vivió Estudiantes con el equipo que desarrolló Zubeldía: campeón Metropolitano 1967 con goleada a Racing, acabando así con el dominio de los cinco “grandes”; campeón de América 1968, frente a Palmeiras de Brasil; de nuevo en lo más alto del continente en 1969, contra Nacional de Uruguay; y otra vez ganador de la Libertadores en 1970, con Peñarol enfrente. La gloria, ni más ni menos. Esa “mística” copera que se convirtió en un distintivo, imponiendo su fuerza en los equipos que llegaron después.

La mística copera se convirtió en un distintivo y se impuso a lo largo de los años en el club

 

Aquella Copa Libertadores 1970 organizada por la Confederación Sudamericana de Fútbol, que hoy vuelve a rememorar Estudiantes, tuvo como protagonistas a clubes de nueve países: Argentina, Uruguay, Paraguay, Perú, Chile, Bolivia, Colombia, Ecuador y Venezuela. Y la ausencia de representantes de Brasil, país que no designó equipos por estar en desacuerdo con el formato de la competencia. Curiosidades: el Pincha se consagró invicto, sin perder un sólo partido, y Peñarol le ganó 11-2 a Valencia en el partido con mayor cantidad de goles en la historia de la Copa.

Los albirrojos, por ser los campeones que defendían el título, accedieron en forma directa a semifinales, siendo los 18 equipos restantes repartidos en cuatro Grupos: tres de cuatro y uno de seis. Los dos primeros de cada uno avanzaron a la segunda fase, en donde se establecieron tres nuevos Grupos: dos de tres y uno de dos, surgiendo acá los tres semifinalistas que completaron las llaves con Estudiantes.

Para recordar, aquella primera fase dividió a los equipos de la siguiente manera: Grupo 1) Boca (Argentina), River (Argentina), Bolivar (Bolivia), Universitario de La Paz (Bolivia); Grupo 2) Nacional (Uruguay), Peñarol (Uruguay), Valencia (Venezuela), Deportes Galicia (Venezuela); Grupo 3) Guaraní (Paraguay), Universidad (Chile), Olimpia (Paraguay), Deportivo Cali (Colombia), América de Cali (Colombia), Rangers (Chile); Grupo 4) Universitario (Perú), Liga de Quito (Ecuador), Defensores Arica (Perú), América de Quito (Ecuador). Los clasificados avanzaron así ubicados: Grupo A) River, Boca, Universitario; Grupo B) Peñarol, Guaraní, Liga de Quito; Grupo C) Universidad de Chile, Nacional.

Estudiantes-River y Peñarol-Universidad de Chile, fueron las llaves en semifinales, con los albirrojos avanzando tras sendas victorias, primero 1-0 como visitante en el Monumental (gol de Verón), después 3-1 como local en 57 y 1 (Solari, Verón, Echecopar) y los uruguayos, con el argentino Ermindo (”El Ronco”) Onega en sus filas, haciendo lo propio, en tercer partido desempate, que finalizó 2-2 en Avellaneda, cancha de Racing, con alargue y beneficiado por la mejor diferencia de gol, luego de caer 1-0 en el estadio Nacional de Santiago e imponerse 2-0 en el Centenario.

Así desembocó la Copa Libertadores 1970 en este gran enfrentamiento que acaparó un interés mayor por tratarse de los dos cuadros más poderosos de la época, verdaderos especialistas en jugar este certamen que continúa siendo el más buscado por todos y cada uno de los equipos que temporada tras temporada renueva una obsesión que en la edición 2018 llegó a una locura tal que River-Boca tuvieron que viajar hasta España para definirla.

Una final con todas las letras, de esas que hicieron grande e importante a una Copa Libertadores que más allá de la actual interrupción por la pandemia, mueve cada vez más millones, al punto que en la presente se destinarán, para el campeón, en total 22.500.000 dólares.

Sin tanto dinero de por medio, pero seguramente con una pasión más grande, Estudiantes y Peñarol fueron por esa Copa de 1970 que regresó a La Plata con la delegación conformada por quienes pasaron a ser verdaderos próceres, esos que hoy vuelven a ser recordados en un club que, justamente por lo vivido en aquellos tiempos, se transforma cada vez que es parte de esta competencia de clubes a nivel continental, la más grande.

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

Multimedia

Una multitud viajó en barco a Montevideo para alentar al pincha / EL DÍA

Miles de hinchas recibieron a los campeones, de regreso, en el estadio de 1 y 57 para festejar el tricampeonato de América / archivo EL DÍA

Una multitud viajó en barco a Montevideo para alentar al pincha / EL DÍA

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $194.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla