Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Avisos Clasificados
Buscar
Policiales |DUEÑO DE UN LARGO PRONTUARIO
Las andanzas de “Patán”: prófugo con domiciliaria, cayó a los tiros

Fue condenado a 8 años de cárcel y debía estar en su casa. Lo buscaban por tres causas más. Sigue internado con dos disparos, grave. El otro detenido negó todo

Las andanzas de “Patán”: prófugo con domiciliaria, cayó a los tiros

“Patán”, tendido en el piso y esposado, mientras esperaban la llegada de la ambulancia / Dolores Ripoll

4 de Junio de 2020 | 03:05
Edición impresa

Uno de los dos jóvenes que fueron detenidos el martes pasado en Tolosa, después de un fuerte tiroteo con la Policía, fue indagado ayer en la causa que los tiene como imputados. El que está internado en el hospital Rossi con dos disparos -uno en el abdomen y uno en una pierna- no está en condiciones de declarar ya que permanece en terapia intensiva con asistencia respiratoria mecánica y en estado reservado, mientras que el otro accedió a hacerlo después de ser asesorado por su abogado defensor.

“Patán” recibió dos tiros, uno de ellos en el estómago. Lo operaron y está en terapia intensiva

 

Ante el fiscal del caso, Juan Cruz Condomí Alcorta, este joven de 23 años negó todos los cargos con el argumento de que el enfrentamiento lo sorprendió trabajando como remisero, cuando llevaba como pasajero al sospechoso que terminó enfrentándose a tiros con la policía, informaron fuentes judiciales.

Más difícil fue explicar qué hacía con una pistola Bersa Pro calibre 9 milímetros y un cargador con 17 proyectiles en torno de los cuales se generó una polémica. De punta color turquesa, algunas fuentes aseguraron que tenían teflón y la capacidad de atravesar chalecos policiales, mientras que otras le “bajaron el precio” al asegurar que “son peores que las balas comunes, baratas y con menos poder de daño”.

Como sea, andar con una pistola cargada sin tener el permiso reglamentario de tenencia y portación configura un delito por el que ya había sido procesado antes, se informó. Por ahora seguirá preso por tenencia de arma de guerra, a pesar de que el fiscal pidió que fuera también por “tentativa de homicidio calificado y agravado”, igual que la imputación que pesa sobre el otro.

Éste, conocido en El Mercadito y fuera de sus límites como “Patán”, de 26 años, está internado tras haber sido operado, confirmaron los mismos voceros. “Está con respirador y en coma inducido, pero no se agravó”, informó un jefe policial.

Es quien se encuentra más complicado en la causa, no sólo porque intentó cubrir su fuga con una lluvia de bala que hirió a un policía motorizado y pudor terminar todavía peor, sino que, además, tenía pedido de captura en tres causas distintas y violó el arresto domiciliario que le otorgaron en julio del año pasado para que terminara de cumplir la condena a 8 años por un robo agravado, tenencia de arma de guerra y encubrimiento, trascendió de fuentes distintas.

Como se publicó en la edición de ayer, el episodio sucedió alrededor de las 4 de la tarde del martes, cuando policías del Comando que recorrían un sector de Tolosa vieron un Renault 9 de color gris ocupado por dos hombres, uno de ellos sentado en el asiento trasero, que avanzaba por avenida 7 desde 526 hacia 524. “Parecía un remís trucho”, comentó un pesquisa.

Aparentemente les llamó la atención que su conductor pisara el acelerador al ver los móviles, razón por la cual resolvieron interceptarlos para identificarlos. Con ese objetivo fue que llegando al cruce de 7 y 522 “se les dio la voz de alto”, dijo un jefe policial, pero lo que sucedió a partir de que el auto frenó no estaba en los planes de nadie.

El que iba en el asiento de atrás -Patán- saltó del coche al mismo tiempo que sacaba de entre sus ropas un arma con la que empezó a disparar hacia los efectivos en un intento por cubrir su fuga a la carrera. Para entonces se habían sumado más policías, a uno de los cuales un balazo lo atravesó a la altura de la rodilla izquierda.

El prófugo, en tanto, avanzó por 522 hacia 6 y por esta calle hacia 521, pero no pudo llegar: a unos 20 metros de esa esquina se desató un segundo enfrentamiento armado en el que el muchacho recibió dos impactos de bala.

Boca abajo y con el barbijo colocado, le pusieron las esposas y lo mantuvieron retenido hasta que una ambulancia del Same lo llevó hasta el hospital Rossi.

Antes, le sacaron la pistola calibre 9 milímetros de la marca Taurus, con la numeración suprimida, con la que les disparó a los policías.

Según fuentes oficiales, los peritos establecieron que en el enfrentamiento se cruzaron “más de 20 disparos”. Al oficial herido, en tanto, un móvil lo trasladó al hospital San Roque, de Gonnet, donde lo asistieron. Está fuera de peligro.

A instancias del fiscal Condomí Alcorta, en la comisaría Sexta se abrió una causa por “homicidio calificado en grado de tentativa agravado por el uso de arma de fuego en concurso real con portación ilegal de arma de guerra y encubrimiento”, pero “Patán” deberá rendir cuentas, además, por otras tres causas.

El último 20 de mayo la policía hizo dos allanamientos en El Mercadito para detenerlo. Esos registros los ordenó la fiscalía que investiga un ataque armado contra un hombre de 44 años, que el 28 de noviembre de 2019 recibió un tiro en una pierna en 116 y 517, y en el que todos los indicios complicarían a Patán. El primer allanamiento se concretó en 116 y 520, donde detuvieron a un joven de 27 años con algunos gramos de marihuana, mientras que en otro registro no se hallaron elementos, ni tampoco al acusado.

En ese sector, más de 50 personas la emprendieron contra los policías arrojándoles piedras y botellas que destrozaron un par de móviles, según el reporte oficial.

Entre los asaltos que le adjudican a “Patán” resalta el que una banda conformada por tres hombres concretó a principios de marzo en la cervecería Otillia, en 41, 6 y 7, de donde huyeron a los tiros luego de que los clientes los corrieron a piedrazos. El auto en el que escaparon terminó en una zanja en 521 y 120.

Los otros dos -uno sería “Patán”- se fugaron. También habría participado en una entradera ocurrida en los primeros días de marzo, que le adjudican al grupo del que habría formado parte Cristian Martínez Gambini, bautizado como “el hombre del FAL” a partir del 1 de mayo, día que resistió con ese arma de guerra a su captura en el barrio la Granja.

“Patán”, que tiene una cruz esvástica tatuada en el pecho, cerca de una estrella de David, una calavera con sombrero y los nombres de un par de mujeres, se las arregló para mantenerse prófugo por un buen tiempo e incluso deambular por la calle, a pesar de la cuarentena.

 

Beneficios
La pena contra “Patán” se extingue en 2021, pero desde julio de 2019 podía continuarla con arresto domiciliario. Desde entonces hasta ahora, le abrieron cuatro causas más, incluida la del último martes.

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $194.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla