Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Avisos Clasificados
Buscar
Policiales |Entre la pandemia y el delito
Dos motochorros desvelan a los comerciantes de Zona Norte

Los que no cerraron por la cuarentena, están en jaque por los robos. El lunes hubo varios, al parecer cometidos por el mismo par de ladrones. Piden presencia policial

Dos motochorros desvelan a los comerciantes de Zona Norte

Gladys casaca, de la carnicería de 3 y 42, de villa Elisa / Dolores Ripoll

15 de Julio de 2020 | 01:57
Edición impresa

La inseguridad que padecen desde hace rato todos los comerciantes de Villa Elisa y un vasto sector de zona Norte que no cerraron por la pandemia se reflejó de manera contundente durante la jornada del último lunes.

Según pudo saber este diario, hubo asaltos a mano armada en diversos puntos de esa zona, varios de ellos protagonizados por los mismos motochorros.

La seguidilla de estos episodios de inseguridad profundizó las quejas y la indignación de varios de los damnificados, que centraron sus reproches en la falta de patrullajes y la ausencia de policías caminantes en las calles.

“TENEMOS INSEGURIDAD CRÓNICA”

Entre los damnificados más enojados por el embate del delito en la zona está Martín Nissen (50), propietario de un kiosco con Bapro Pagos que funciona en 450 y camino General Belgrano.

Es que a las 6 de la tarde del lunes, cuando en el local había varios clientes aguardando para pagar sus cuentas, llegaron dos ladrones a bordo de una moto.

Según Nissen, “uno bajó y me pateó la puerta de entrada, que estaba cerrada con un sistema eléctrico, pero la pudo abrir”.

Cara a cara con el asaltante, éste lo amenazó de muerte para forzarlo a entregar “la plata de la recaudación de la tarde, que es lo único que vino a buscar”, aseguró el comerciante en una charla con este diario.

Una vez que el delincuente tuvo en poder ese dinero, cuyo monto Nissen no precisó, “se fue enseguida con el cómplice. Todo en cuestión de segundos”, indicó el kiosquero, que sólo rescató que “al menos no les robaron a los clientes”.

Sin poder contener su fastidio, apuntó el hombre que en los 20 años que lleva al frente de ese local padeció ya “como 35 robos”, problemática que adjudicó a la falta de patrullajes preventivos: “No vemos policías por acá y todos los años tenemos como mínimo un par de robos”. Y, según dijo, “ninguno de los comercios” de la zona ha zafado de esto.

Lo antedicho lo impulsó a reflexionar que “en esta zona tenemos inseguridad crónica, porque esto viene desde hace 20 años”.

“cajonazo” justiciero

Los mismos motochorros serían los responsables de otro episodio de inseguridad ocurrido media hora antes del asalto al kiosco, en una carnicería situada en la esquina de 3 y 42. Por lo que contaron los testigos, todo se desencadenó después de que una moto roja y negra con dos jóvenes ocupantes detuvo su marcha frente al negocio.

Una empleada que los vio supuso que eran clientes, pero quien estaba en el asiento de acompañante rápidamente se encargó de demostrarle que sus intenciones eran otras.

Esa mujer, Gladys Susana Casaca (53), relató a EL DÍA cómo siguió la historia. “El que entró lo hizo con un arma de fuego en una mano, con el barbijo y el casco de la moto colocados. Enseguida pasó del otro lado del mostrador, tiró la caja registradora al piso y del susto grité fuerte”.

Comerciantes de Villa Elisa atribuyen la ola de robos a la ausencia de la Policía en la zona

Acotó que “mientras le decía al asaltante que no había plata, vi que afuera volaba un cajón de madera por el aire”.

Después se enteró de que había sido el verdulero de la cuadra quien se lo arrojó al ladrón que esperaba afuera en la moto y éste, preocupado por cómo se estaban desarrollando las cosas, le gritó al compinche que estaba en la carnicería: “Vamos”. Y se fueron con las manos vacías.

“Por suerte esto no ocurrió un rato antes, cuando teníamos el local lleno de clientes”, expresó Casaca con gesto de alivio.

Otro empleado, a su vez, aseguró conocer que “estos mismos ladrones después asaltaron al kiosco de camino General Belgrano y 450”.

Por lo relevado en otros comercios asaltados el lunes, la fisonomía de los maleantes, la moto en la que se desplazaban y el revólver calibre 22 que exhibió en todos los casos uno de ellos los hace suponer que serían los mismos.

Otros negocios asaltados ese día fueron un almacén de 3 y 47, así como un Rapipago enclavado en Arana y los caminos Centenario y Belgrano, una panadería que está en calle 24 casi esquina Piria, contaron los vecinos.

A su vez, hubo algunos casos de inseguridad callejeros, entre los cuales se denunció uno ocurrido a las 9 de la mañana del lunes en 423 bis y 11, donde una joven sufrió un intento de robo de su cartera.

TAMBIÉN en Arturo SEGUÍ

Por otra parte, como lo viene reflejando este diario, vecinos de la localidad de Arturo Seguí, dentro de la jurisdicción de Villa Elisa, afrontan el constante acecho delictivo.

En una nota publicada el domingo, EL DIA expuso que muchos de los responsables de esa realidad son integrantes de bandas especializadas en robos en comercios como supermercados y en viviendas particulares. Pero al mismo tiempo, existe otro grupo, conocido allí como “los macumberitos”, que también hacen de las suyas.

Entre los últimos robos en esa localidad, puede mencionarse uno de características violentas que sufrió el jueves último un hombre de 68 años en su casa de 149 y 416. Por este atraco fue detenido un joven de 24 años.

Cerca de allí, en otra casa, envenenaron con fines de robo a tres perros, ese mismo día, en que también un delincuente asaltó a una pizzería de 155 entre 416 y 417.

En tanto, hace tres semanas, un ladrón saqueó por completo un inmueble de 152 y 417. También la inseguridad viene golpeando fuerte en sectores del barrio El Retiro.

Una carnicería zafó del asalto porque la empleada gritó y un verdulero le arrojó un cajón al ladrón

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

Multimedia

Gladys casaca, de la carnicería de 3 y 42, de villa Elisa / Dolores Ripoll

Martín nissen, dueño del kiosco de camino Belgrano y 450 / d. Ripoll

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $223.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla