Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Buscar
Dólar Oficial $99,34
Dólar Ahorro/Turista $163.91
Dólar Blue $151,00
Euro $116,38
Riesgo País 1579
Opinión |PANORAMA POLÍTICO DE LA PROVINCIA
En el verano de la pandemia, la oposición define su destino para la gran pelea de octubre

En el verano de la pandemia, la oposición define su destino para la gran pelea de octubre

Archivo

José Maldonado

Por: José Maldonado
jmaldonado@eldia.com

24 de Enero de 2021 | 02:52
Edición impresa

El paso de comedia del jueves pasado en Villa Gesell, con seis policías de la Bonaerense desfilando y haciendo la venia en un acto partidario de la ex ministra Patricia Bullrich, máxima referente del ala dura PRO, fue uno de los hechos políticos más relevantes de la semana política que terminó. Más allá de las lecturas y análisis sobre las supuestas implicancias ideológicas del hecho, el episodio reveló la intensa agenda que están desplegando desde comienzo de año con más o menos repercusión desde todos los sectores de la oposición.

El verano de la pandemia, el verano del rebrote de casos de COVID y de la campaña de vacunación es, también, un verano con fuerte clima de previa electoral. En octubre próximo se dirimirá no solo el equilibrio interno de fuerzas en el Frente de Todos, sino también la disputa de liderazgos opositores.

Como Bullrich, que se embarcó en una gira por la Costa Atlántica para presentar su libro y apuntalar su segura candidatura a diputada por CABA, muchos dirigentes se mueven este verano con la cabeza puesta en las elecciones de octubre, pero sobre todo en la estación final: el 2023.

La movida transversal de gobernadores del norte del país, que le pidieron a Alberto Fernández que habilite la discusión para suspender las PASO, le puso el condimento que faltaba. Se trata de un debate que abre grietas en todos los frentes. Pero que genera un dolor de cabeza anticipado especialmente en Juntos por el Cambio, donde la derrota electoral de 2019 dejó un campo fértil para el crecimiento de nuevas figuras y la disputa de liderazgos.

“Si se suspenden las PASO, la pelea va a ser por ver quién es el dueño de la lapicera. Y el problema es que hay muchos que quieren serlo”, dicen quienes siguen de cerca la interna opositora, en referencia al conflictivo armado de las listas a nivel provincial y también en las secciones.

Con María Eugenia Vidal todavía en silencio, el gran movimiento del verano opositor lo produjo Elisa Carrió. Sin salir de su chacra en Exaltación de la Cruz, anunció que se lanzará a competir para recuperar su banca en la Cámara de Diputados, pero esta vez por la Provincia de Buenos Aires.

“El anuncio de la candidatura bonaerense de Carrió sacudió la interna de Juntos por el Cambio y abrió muchos interrogantes”

 

¿Cómo leer este movimiento de desembarco bonaerense de “Lilita”? Para algunos, lo de la líder de la Coalición Cívica puede ser algo así como un movimiento de jugador de póker, un “bluff” que apunta principalmente a subirse el precio para lograr sostener en el armado de listas su estructura en la Provincia, donde controla numerosas bancas en la Legislatura.

Para ejemplo, basta mirar el estratégico Senado de la Provincia, donde la CC tiene tres bancas contra las seis de la UCR, que además podría perder dos representantes a fin de año. “Lilita quiere, fundamentalmente, mantener lo que ya tiene”, dicen, quienes conocen bien la interna cambiemista.

El lanzamiento de Carrió abre sin embargo incógnitas con respecto a cómo podría empezar a ordenarse esa disputa si efectivamente “Lilita” mantiene sus intenciones de competir en la Provincia.

¿Qué pasará entonces con María Eugenia Vidal? Por efecto de la ley de paridad, si una encabeza la nómina, la otra debería ir en tercer lugar. Y nadie ve ni a Carrió ni a Vidal corriéndose de la cabeza de la lista. La visita de la ex gobernadora a la casa de Lilita poco antes del anuncio de la candidatura no hizo más que alimentar suspicacias sobre el trasfondo de la movida.

En escena aparecen además otras figuras, como la de Diego Santilli, Cristian Ritondo y el sector de los intendentes, con Jorge Macri a la cabeza. Todos aspiran a competir por la Gobernación 2023, pero antes deberán validar títulos en una elección complicada, como la próxima legislativa de octubre.

Eso, además, sin señales claras todavía de si el principal activo electoral del espacio, es decir María Eugenia Vidal, jugará o no en los comicios de este año.

Antes de que esa pulseada empiece a definirse, la interna de Juntos por el Cambio tendrá una parada clave a fines de marzo, con la primera elección importante del año, la interna del radicalismo bonaerense. El enfrentamiento entre el histórico intendente de San Isidro Gustavo Posse y el marplatense Maxi Abad profundiza las divisiones a nivel nacional.

En torno a Posse se agrupan desde Martín Lousteau y Emilio Monzó hasta la propia Patricia Bullrich. Enfrente, Abad ya recibió el respaldo explícito de Elisa Carrió y apuesta a profundizar el vínculo con el neurocirujano Facundo Manes, con la esperanza de que finalmente acepte ser candidato.

La cita electoral será el 21 de marzo, la primera parada de un largo año en el que comenzará a escribirse la historia de cara a la gran pelea de 2023.

 

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $265.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla