Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Buscar
Dólar Oficial $141,50
Dólar Turista $247,63
Dólar Blue $295,00
Euro $143,32
Riesgo País 2467
Policiales |LA JUSTICIA ARGENTINA, OTRA VEZ EN LA MIRA
Femicidio de Nancy: el acusado ya había matado a otra mujer

Damián Lezcano Mendoza pasó tres años preso en Olmos y salió en 2005, tras ser condenado por un “exceso en la legítima defensa”. Ayer se negó a declarar. Videla fue asesinada a golpes y no descartan un abuso sexual

4 de Diciembre de 2021 | 03:16
Edición impresa

Los cuerpos hablan por las autopsias, y el de Nancy Videla (31) -hallado desnudo, cubierto con cal y envuelto en una bolsa, sepultado en un contrapiso de 20 centímetros en una casa de Ingeniero Budge- contó que la mataron de un golpe en la cabeza, tras un intento de asfixia. Por el proceso de descomposición, los forenses no detectaron a simple vista ningún signo de abuso, aunque se esperarán los resultados de hisopados y estudios complementarios para ver si hubo algún tipo de ataque sexual.

El acusado del femicidio es el administrador de esa propiedad del partido de Lomas de Zamora, un prestamista y constructor de nacionalidad paraguaya identificado como Damián Lezcano Mendoza (70), quien tras ser detenido fue indagado y se negó a declarar.

Ya sabe de qué se trata: en 2003, un tribunal de La Matanza lo condenó a la pena de tres años por matar a una mujer en 2002, en el contexto de un exceso de la legítima defensa. Pasó todo ese tiempo en el penal de Lisandro Olmos. Y recuperó su libertad en 2005.

La indagatoria de ayer ante al juez Diego Slupski, a cargo de la causa por el crimen de Videla, se hizo vía zoom, con Lezcano Mendoza desde su lugar de detención, la Alcaidía de la Comisaría Comunal 4, del barrio porteño de Parque Patricios. Asesorado por un defensor particular, el prestamista se negó a declarar y su abogado pidió que lo excarcelen. Parece difícil, incluso con su edad.

Las vecinas del acusado lo describieron como acosador y “baboso” con las mujeres y niñas /Télam

De acuerdo a la descripción del hecho que le atribuyó, el juez Slupski le imputó la comisión del delito de “homicidio agravado por violencia de género” (femicidio) y un posible ataque sexual. “Por más que en la autopsia, por el estado del cuerpo, no pudieron confirmar el abuso, el hecho de que la víctima fuera hallada desnuda, indica que pudo padecer algún delito de índole sexual”, explicó una fuente judicial.

El juez Slupski analizaba declararse incompetente y girar el expediente a la justicia de Lomas de Zamora, ya que los investigadores tienen acreditado que el viernes 26 de noviembre Nancy llegó viva a Ingeniero Budge, y que allí fue asesinada.

De ser así, la causa podría recaer en la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 9 de ese departamento judicial, especializada en delitos sexuales.

El cadáver fue extraído ayer a la madrugada en una de las habitaciones que Lezcano Mendoza administraba en la calle Bucarest 2531 de Ingeniero Budge y formalmente identificado durante la autopsia que declaró como causa de muerte una “fractura y traumatismo de cráneo” a raíz de un fuerte golpe en la cabeza. Según las primeras estimaciones a confirmar con estudios complementarios, el cuerpo de Videla llevaba de “cuatro a cinco días en proceso de putrefacción”, aunque la data de muerte se intentará precisar con otros peritajes.

El operativo en la casa de la calle Bucarest -donde ayer hubo una manifestación y marcha de velas en reclamo de justicia- se montó alrededor de las 19 del jueves a partir de un llamado anónimo clave al teléfono de emergencias 911, en el que una mujer alertó que Nancy era amiga del dueño de la propiedad, quien solía prestarle dinero para que ella pagara el alquiler de su casa y que además creía que tenían una relación sentimental, lo que despertó sospechas, incluso en la propia denunciante. El fiscal en lo Criminal y Correccional 27, Marcelo Munilla Lacasa, ordenó entonces hacer una primera inspección del lugar, donde la Policía notó que en uno de los departamentos que Lezcano tenía en alquiler había un contrapiso reciente; tanto, que tenía el cemento todavía fresco.

El fiscal pidió el allanamiento al juez Slupski, quien vía exhorto le solicitó a su par del Juzgado de Garantías 5 de Lomas de Zamora, Laura Ninni, que autorizara el procedimiento, orden que recién llegó a la Policía a las 23 de ayer y terminó con el hallazgo del cadáver pasada la medianoche. En el operativo se secuestraron cuatro celulares, prendas de ropa interior femenina y un balde con agua y lavandina donde había ropas con manchas, según contaron fuentes del caso.

Lezcano Mendoza. No declaró y la defensa pidió su excarcelación / Télam

ANTECEDENTES GRAVES

El crimen por el que Lezcano Mendoza estuvo preso ocurrió el 14 de agosto de 2002, cuando asesinó en La Matanza a una mujer llamada Encarnación Aguilar Pintos. Si bien no está claro cómo sucedieron los hechos, UFI N°2 consideró que se trató de un exceso en la legítima defensa en la causa registrada con el número 147001. En 2003, el constructor fue enjuiciado por el Tribunal Oral y Criminal N°2, a cargo en ese momento de la jueza Graciela de Palo, y condenado a tres años y tres meses de prisión. El tribunal entendió en su veredicto que había atenuantes. Y el hombre salió de la cárcel el 13 de noviembre del 2005, casi 15 años antes de la última vez que Videla estuvo viva.

La condena al ahora detenido por el asesinato de Nancy, fue confirmada el 22 de septiembre del 2009 por la Sala III del Tribunal de Casación bonaerense.

Entre una cosa y otra, Lezcano Moreno siguió acumulando rencores. “No lo quería nadie”, dijo ayer a Infobae una vecina del imputado, quien sólo se identificó como María y contó que el hombre “miraba a todas las mujeres y niñas que le pasaban en frente. Un asqueroso”.

“Acá todos lo conocían por acosador y por los alquileres que hacía en su casa. Muchas personas iban a venían”, aseguró la misma vecina, confirmando que Lezcano rentaba las habitaciones de su propiedad temporariamente.

Varias jóvenes del barrio se acercaron ayer a los periodistas que cubrían el femicidio y, a metros de los escombros que generó la construcción del contrapiso, contaron sus propias experiencias y revelaron que el sujeto acumuló más de una denuncia por acoso y abuso sexual.

“Siempre quería algo a cambio. Se aprovechaba de las mujeres. Esto me dio impotencia por no poder hacer nada para ayudarla, estando ella tan cerca”, lamentó otra chica que vive en la zona.

CRONOLOGÍA DEL CASO

Nancy desapareció el viernes 26 de noviembre por la tarde y quedó registrada por las cámaras saliendo del edificio de la avenida Santa Fe 3770 de Palermo donde trabajaba como empleada y niñera en una casa de familia.

De allí, se tomó un colectivo hasta la estación ferroviaria de Constitución, donde un video la muestra cruzando el hall de la terminal a las 17.36 para abordar el tren de la línea Roca rumbo a la estación de Lanús. En el centro de transbordo de Lanús, otra cámara la filmó, media hora después, a las 18.12, subiendo a un colectivo de la línea 283 ramal B, con rumbo hacia Villa Albertina, partido de Lomas de Zamora, donde vivía pero nunca llegó. Su novio aportó un intercambio de WhatsApp que tuvo a las 18.16, cuando Nancy le dijo: “Esperando el tren amor”, aunque por los horarios de los videos y el recorrido de su celular, los investigadores la ubican en ese momento ya en el sur de conurbano. ¿Fue a la casa de Lezcano para pedirle dinero?

Nancy Videla

A las 12.46 del sábado 27 los mensajes de Leguizamón tenían un solo tilde, su novia jamás los había recibido. El último rastro que tuvo Alan sobre ella fue en Constitución, con lo cual al día siguiente radicó la denuncia de desaparición en la Comisaría N° 1C.

Las antenas de celular captaron el teléfono de Nancy encendido por última vez en la zona de Ingeniero Budge, a unas 17 cuadras de su casa y cerca del domicilio donde ayer a la madrugada se halló su cadáver.

“Hoy dormimos más tranquilos al saber que ese tipo no vuelve más. Pero debimos haber notado que Nancy vino y que la mató. Nadie se dio cuenta”, concluyó una de las vecinas acosadas por Lezcano Mendoza. Ayer a la tarde, en el mismo lugar, hubo velas, flores y lágrimas.

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $350.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla