Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Buscar
Policiales |UNA DENUNCIA ANÓNIMA POR LA LÍNEA 145 DE TRATA DE PERSONAS ENCENDIÓ TODAS LAS ALARMAS
El misterio de “la millonaria”: la desesperada búsqueda de una jubilada

La Policía, por orden judicial, realizó un operativo de urgencia en una vivienda de Olmos, pero no la ubicaron. La mujer, de 70 años y con varias propiedades, llevaba una vida de austeridad. La familia dice que está internada

El misterio de “la millonaria”: la desesperada búsqueda de una jubilada

La zona de olmos, donde la policía trabajó para encontrar rastros de la mujer desaparecida / César Santoro

18 de Agosto de 2022 | 02:18
Edición impresa

El paradero de una jubilada de 70 años, que tendría un patrimonio abultado, pese a llevar una vida de austeridad, generó mucho temor en la Ciudad. La Policía y la Justicia la buscaron por más de 24 horas, pero recién en la tarde de ayer obtuvieron un dato que trajo un poco de calma en medio de tanto nerviosismo.

Según habría comunicado una persona que se presentó como apoderada de los familiares, la mujer estaría internada en capital federal. La veracidad de esa información se intentaba certificar al cierre de esta edición.

El caso estalló cuando, el lunes pasado, se recibió un llamado anónimo a través de la línea de 145, de asistencia y denuncias por trata de personas, que hizo mención a que la jubilada, a la que se identificó oficialmente como “B. P.”, había dejado de ser vista en su domicilio.

También comentaron, con extrañeza, una serie de movimientos extraños alrededor de la finca, que está situada a la altura de las calles 247 y 48, en la localidad de Lisandro Olmos.

De inmediato, una comitiva de la Superintendencia de Investigaciones de Delitos Complejos y Crimen Organizado se dirigió al lugar y, golpeó la puerta insistentemente, pero sin obtener respuesta alguna.

Ante las consultas de rigor a la fiscalía penal en turno de La Plata, a cargo de la doctora María Eugenia Di Lorenzo, se avaló el ingreso por la fuerza, ya que mediaban razones de necesidad y urgencia, ante la posibilidad de encontrar el peor escenario.

Instantes después, una vez que derribaron la puerta, descubrieron que la construcción, de condiciones precarias, estaba como detenida en el tiempo.

Algunos objetos podridos dentro de la heladera, moho, humedad y suciedad por doquier.

Lo único que lucía en perfecto estado de conservación era un perro, al que alguien le daba de comer.

El inmueble fue rastrillado de punta a punta. Hasta se solicitó la presencia de especialistas en búsqueda de rastros, porque la parte del fondo encontraron tierra removida.

Siempre con todas las hipótesis arriba de la mesa, se autorizó la excavación, aunque solo aparecieron huesos de animales.

De “B. P.”, definitivamente, no había nada. Ninguna señal de vida.

Personal de la Dirección Departamental de Investigaciones (DDI) La Plata, que se sumó al trabajo de campo, obtuvo, luego de varias consultas entre los vecinos de la jubilada, el teléfono de una aparente representante de sus supuestos familiares, quien, después de algunos rodeos y varias horas de demora, algo que llamó la atención, pasó el dato de que la mujer estaba internada en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Ese extremo, de acuerdo a allegados a la investigación, se intentaba corroborar anoche y, de ser cierto, saber los motivos que llevaron al ingreso de la jubilada a ese alojamiento.

La principal sospecha estaría radicada en los bienes que tendría la mujer.

Aparentemente sería una persona de fortuna, pese a que lo suyo no eran los lujos. Todo lo contrario.

La casa era de condiciones humildes, que lejos estaría de evidenciar una posición acaudalada o de riqueza.

“No descartamos nada. Todo es motivo de análisis. Pero hay situaciones que deberán ser aclaradas. Primero si la mujer tenía dinero, porque vivía en las condiciones que vivía y quién y por qué la internó”, expresó un detective que está detrás de las respuestas para esos y otros interrogantes.

A esta altura de los acontecimientos, las conjeturas son infinitas.

Mientras se esperaba encontrarla en buenas condiciones de salud, se especuló en una sórdida trama: “Capaz que intentaron hacerla pasar por incapaz, ponerle un asistente y lograr la administración de sus bienes”, expresó el jefe de la fuerza consultado por este diario.

En el barrio, la presencia de tantos policías y patrulleros generó mucha tensión.

Más cuando llegó el camión con la inscripción “Policía Científica -Escena del Crimen”.

De todas formas, pese a tantos temores, esa pista comenzó a perder fuerza con el correr de las horas.

Ahora queda saber qué le pasó a la mujer, quién se hizo cargo de ella y qué pasó con sus supuestas propiedades.

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Básico Promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$60.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $490.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla