Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Separaron también al custodio más cercano

Estaba a cargo de los efectivos que tenían que cuidar al fiscal

29 de Enero de 2015 | 00:00
EL EDIFICIO DE PUERTO MADERO DONDE VIVÍA EL FISCAL NISMAN
EL EDIFICIO DE PUERTO MADERO DONDE VIVÍA EL FISCAL NISMAN

El suboficial de la Policía Federal Rubén Fabián Benítez, encargado de los custodios que estaban a cargo del fiscal Alberto Nisman el día en que apareció muerto, fue pasado ayer a disponibilidad hasta que se acallare su accionar, informaron fuentes policiales.

La decisión de apartar a Benítez se sumó a los dos pases a disponibilidad dispuestos un día antes para el suboficial Armando Niz y el sargento Luis Ismael Miño, quienes quedaron “provisoriamente afuera de la fuerza” hasta que se esclarezca si cumplieron con su deber en las horas previas a la muerte del fiscal.

Benítez, que presta servicios en la División Seguridad y Custodia del Ministerio Público Fiscal y de la Defensa de la Nación, declaró ante la fiscal Viviana Fein que fue el único custodio que entró al departamento de Nisman el sábado 17 de enero, un día antes de que apareciera muerto.

Según consignó el último fin de semana el sitio Relaciones Internacionales.com, en ese encuentro Nisman le habría pedido a Benítez un arma para su seguridad personal, aparentemente antes de la solicitud que en ese mismo sentido le hiciera a Diego Lagormarsino, el licenciado en Informática imputado por haberle prestado el revólver Bersa calibre 22 que terminó con su vida.

De acuerdo a la declaración de Benítez, Nisman dijo necesitar un arma para “tenerla en el auto” y prevenir un eventual ataque, por lo que el encargado de los custodios se habría comprometido para el “lunes” a hacer las averiguaciones correspondientes respecto del trámite para adquirir el revólver.

Benítez declaró que en la noche del sábado 17, otro de los custodios a su cargo subió hasta el piso 13 del complejo Le Parc, en Puerto Madero, para retirar un sobre que Nisman hizo enviar a un periodista de un portal de noticias, para lo cual compartió el ascensor de servicio con Lagomarsino, quien en ese momento le habría llevado al fiscal el arma solicitada.

Benítez fue quien el domingo 18 recibió las advertencias de los custodios respecto de la falta de respuestas de Nisman desde las 11 hasta las 22,30, cuando finalmente lograron entrar a su departamento

La Policía Federal además les abrió una investigación a los tres efectivos de esa fuerza ante la sospecha de que pudieron actuar con “negligencia” en las horas previas a que su protegido fuese hallado muerto en su departamento de Puerto Madero.

FALTA CONTRAPRUEBA

Mientras, la prueba de verificación sobre la deflagración del arma que causó la muerte del fiscal, anunciada hace una semana, aún no se realizó. El examen es fundamental para determinar por qué el barrido electrónico practicado sobre la mano derecha de Nisman, con la que presuntamente se disparó, no arrojó como resultado restos de pólvora.

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla