Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Avisos Clasificados
Buscar
Susana Osácar

Su fallecimiento

Susana  Osácar

Susana Osácar

6 de Abril de 2016 | 02:22

Integrante de una familia de emprendedores platenses; entrañable maestra de primer grado; madre prolífica que supo atender las necesidades de cada uno de sus hijos; y respetada, entre otras de sus virtudes, por su valor para enfrentar las circunstancias más críticas, falleció Susana Osácar de Molteni.

Su muerte, a los 88 años, provocó numerosas muestras de dolor en diversos círculos sociales de la Ciudad.

Susana Aída Osácar había nacido el 12 de julio de 1927. Fue la hija mayor de Pedro y de Aída Lualdi; y tuvo un hermano, Jorge. La educación - primaria y secundaria - la completó en el colegio Mary O´Graham, que por aquellos años era el Normal Nacional Nº 1, de donde se egresaba con el título de maestra.

Ejerció la docencia con profunda vocación en la Escuela Anexa. Y es que poder enseñar a leer y escribir a los pequeños constituyó para ella, en los primeros años de su carrera, uno de sus más gustosos desafíos. Trabajó en las aulas hasta 1960, cuando supo que esperaba la llegada de su cuarto hijo y optó, entonces, por volcarse enteramente al cuidado de los suyos.

Se casó con el abogado Carlos Molteni, a quien conoció cuando los dos eran unos nenes. A sus 13 años se pusieron de novios y a sus 20 contrajeron matrimonio. Fue una unión muy sólida, que se fortaleció, además, con la llegada de cada uno de los siete hijos y en las difíciles circunstancias que la pareja atravesó, fundamentalmente, en los largos años de exilio, tras la detención - luego de haber estado unas semanas desaparecido - de su marido - juez federal -, durante la última dictadura.

De carácter determinante; aguerrida; frontal a la hora de expresarse, pero sin perder nunca la compostura, supo acompañar a su esposo con fortaleza y generosidad en aquellos momentos de incertidumbre y angustia.

Su abuelo fue quien fundó la casa de sepelios que lleva el apellido familiar, una iniciativa que continuó su padre, luego la encabezaron ella y su hermano, y más tarde la generación siguiente. Fue, mientras que allí trabajó, una pieza clave en la organización de la empresa.

A “Susy”, como se la conocía en su medio más íntimo, le gustaba viajar y leer, pero su auténtica pasión la ponía en práctica cada vez que un encuentro familiar o entre amigos lo permitía: tocar el piano, un arte que había aprendido, como muchas mujeres de su época, cuando era chica, y que desarrolló con destreza y fina sensibilidad, ya entrada en la vida adulta.

Su verdadero orgullo, sin embargo, fueron Cristina, Cecilia, Guillermo, Martín, Mariana, Silvina y María, sus hijos; sentimiento que se prolongó en su rol de abuela. Tuvo 20 nietos y 14 bisnietos.

Su padre fue presidente del club Estudiantes y su hermano un dirigente reconocido de la entidad. De ese fervor familiar heredó la admiración que sentía por la camiseta albirroja.

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $223.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla