Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Buscar
Dólar Oficial $109,46
Dólar Ahorro/Turista $180.61
Dólar Blue $209,00
Euro $122,64
Riesgo País 1885
ELDIA |EL PAIS
Primer paso para definir el nuevo mapa político

Se realizan hoy en todo el país las internas obligatorias para elegir los candidatos que competirán en las legislativas de octubre. En la mayoría de los casos presentan listas únicas. El resultado marcará la tendencia para esos comicios

11 de Agosto de 2013 | 00:00
Edición impresa
MOVIMIENTO DE URNAS EN TODO EL PAÍS PARA LAS ELECCIONES DE HOY
MOVIMIENTO DE URNAS EN TODO EL PAÍS PARA LAS ELECCIONES DE HOY

Clic para ampliarLas elecciones de hoy no deberían tener ganadores más que hacia dentro de los partidos políticos que participan en ella pero sin embargo, y dado que serán leídas como una gran encuesta nacional para las legislativas de octubre -o como una primera vuelta de esos comicios-, parecen estar inevitablemente destinadas a consagrar un podio de triunfadores y perdedores y a convertirse en el inicio de la discusión por el recambio presidencial del 2015. En un plazo más inmediato, además, marcarán el posible nuevo perfil del Congreso nacional con el que deberá convivir Cristina Kirchner en los dos últimos años de su mandato.

El kirchnerismo, particularmente, pone mucho en juego este año: de la configuración legislativa que llegará en octubre, cuando se realicen los comicios con los candidatos que hoy quedarán legitimados, dependerá también la posibilidad de que el oficialismo reflote el sueño de una reforma constitucional para estirar la permanencia de la Presidenta en Balcarce 50. Una movida que hoy parece improbable pero que, en verdad, no ha sido del todo descartada por los estrategas del poder.un sistema que no entusiasma

Las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO) que se realizan hoy en todo el país representan un sistema bastante joven. Es la segunda vez que se instrumentan, luego de su debut en 2011. Será, sin embargo, la primera ocasión en que se aplican para definir únicamente candidatos legislativos y acaso eso explique cierta apatía o falta de interés del electorado que sobrevoló al proceso en la etapa de la campaña y que reflejaron algunos sondeos publicados.

Clic para ampliarLas PASO son parte de una reforma política reciente, con supuestas intenciones de hacer más participativo y transparente el proceso electoral, que nació por iniciativa del fallecido ex presidente Néstor Kirchner. Fue una de las respuestas político-institucionales del oficialismo a la derrota electoral del 2009, aquella elección legislativa que en la provincia de Buenos Aires protagonizó el propio Kirchner como primer candidato a diputado nacional.

En teoría, a diferencia de una presidencial, son elecciones distritales en las que cada partido o alianza política dirime qué candidatos presentará en la legislativa del 27 de octubre. Son simultáneas porque todas las fuerzas deben realizarlas el mismo día; abiertas porque cualquier ciudadano puede decidir los postulantes de cualquier partido, aún si está afiliado a otro diferente; y obligatorias porque todas las fuerzas que pretendan competir dentro de dos meses deben pasar por esta instancia y porque los votantes no pueden eludir la obligación de sufragar.

La obligatoriedad, incluso, tiene un requisito adicional que suele ser repudiado por los partidos más chicos: para poder competir en octubre, las fuerzas que se presenten hoy deberán alcanzar un piso de 1,5 % de los votos emitidos. De lo contrario quedan descartados para la elección general.

En todo el país se pondrán en juego 127 bancas de diputados nacionales, que elegirán todas las provincias, y 24 bancas de senadores que se dirimirán sólo en 8 distritos provinciales. Además, se eligen 111 legisladores provinciales repartidos en sólo tres provincias. El padrón nacional totaliza 30.530.323 electores.

EN CAPITAL FEDERAL, UNA INTERNA INTERESANTE

En verdad, para los cargos legislativos nacionales prácticamente no habrá disputa interna en las principales fuerzas políticas porque la mayoría presentará una sola lista en ese ítem. Una excepción que se llevará buena parte de la atención, porque supone una pelea en un territorio vidriera como la capital federal, es la Primaria en la alianza UNEN, compuesta por la UCR, el FAP, Proyecto Sur y la Coalición Cívica.

Como en cada turno electoral, la inmensa provincia de Buenos Aires -que elige nada menos que 35 diputados nacionales- se convertirá en el escenario más preponderante de la jornada y sobre el que se librará la pelea política con mayor incidencia a futuro. Sólo basta mencionar que están habilitados para votar 11.384.393 personas (el 37,3% del padrón nacional) en 33.135 mesas (el total en el país es de 90.690).

“EFECTO ENCUESTA”

Se reitera: ninguno de los principales candidatos (los tres de perfil peronista, los del frente FAP-UCR y los de las restantes propuestas) competirán entre ellos porque no es el sentido de esta elección. La verdad es que, más allá de habilitar a los postulantes de octubre respetando la letra de la ley, la pelea real pasa por mostrar cuál de ellos será el candidato que hoy reúna más votos.

Se convalida así el “efecto encuesta” del comicio, con un “triunfador” que técnicamente no será tal pero que sí lo será en términos simbólicos y de estrategia electoral. Inevitablemente, las campañas de los próximos dos meses estarán influenciadas por el resultado de hoy. Algunos para estirar la brecha, otros para achicarla, otros para escalar de un puesto determinado a otro más alto.

EL PLATO FUERTE, LA ELECCION BONAERENSE

El condimento político más fuerte del proceso electoral bonaerense fue la irrupción de Sergio Massa como cabeza del espacio conocido como Frente Renovador. El intendente de Tigre zurció un armado de base justicialista de la mano de una veintena de alcaldes del Conurbano y el interior provincial que decidieron, como él, romper con el kirchnerismo. Que es igual a decir que decidieron enfrentar a Cristina. Además sumó a los pocos dirigentes del PRO con peso territorial en la Provincia.

El gesto de rebeldía busca instalar la idea de que se ha puesto en marcha una suerte de revolución de intendentes, cuyo objetivo es trascender el plano comunal con la bandera de la gestión eficiente como caballito de batalla. Está por verse si esa lógica rupturista, protagonizada por dirigentes que hasta ayer eran orgánicos del PJ, se prolonga en acciones políticas concretas más allá de octubre para redefinir los liderazgos partidarios.

Increíblemente, el Gobierno apostó hasta último momento a que Massa, que jugó con destreza al misterio, no se presentaría. Se cuentan historias sobre la ira presidencial por la información errada que le acercaron sus asesores respecto a lo que haría el tigrense. Después de descartar a Alicia Kirchner y al ministro Florencio Randazzo, la Presidenta bendijo al joven intendente de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde, como cabeza de la lista de candidatos a diputados nacionales del Frente para la Victoria.

Hay algo de juego de espejos con el massismo en aquella jugada presidencial: ambos cuarentones recientes, intendentes exitosos, de matriz peronistas, buena presencia, Conurbano de origen. La diferencia inicial fue que Massa se había convertido en una figura nacional antes de ser intendente -fue funcionario de Néstor y Cristina- y por eso mismo inicialmente mostró índices de conocimiento mucho más altos que Insaurralde y una intención de voto bastante más favorable.

Pero ese déficit del lomense, aparecer como un candidato desconocido, fue revertido en poco más de un mes porque el oficialismo apeló a sus dos principales dirigentes como sostenes y virtuales rostros de la campaña: la propia Presidenta, que prestó su voz e imagen para la campaña, y el gobernador Daniel Scioli, que se movió durante las últimas semanas como si él mismo fuera candidato. Su grado de involucramiento fue tal que si los resultados de mañana -y luego los de octubre- no son alentadores para el oficialismo, le costará evadir las esquirlas de una eventual derrota.

Conclusión: se llega a la Primaria de hoy con la impresión de que el resultado estará mucho más reñido de lo que mostraban las encuestas cuando se presentaron las listas.

Massa arrancó la campaña transitando por una línea gestual y discursiva intermedia, que lo ubicó como un crítico moderado del Gobierno, lo que le valió que otros postulantes, como Francisco De Narváez o Margarita Stolbizer, lo acusaran de ser un “kirchnerista encubierto”. Sobre el final, se mostró más desafiante, con declaraciones y gestos que remitieron a cierta idea pugilística donde él representaría a un David que se enfrenta con el poderoso Goliat que encarnaría la Casa Rosada.

Golpeado por la aparición fulminante de Massa, De Narváez -postulante de Unión por la Libertad y el Trabajo- vio cómo se desvanecía la fuerza de su principal slogan de campaña, “Ella o Vos”, que buscaba polarizar la contienda entre él y Cristina. Las encuestas dicen que peleará el tercer puesto en cantidad de votos con Stolbizer quien, secundada en la lista por el radical Ricardo Alfonsín, tiene la convicción de que será depositaria del favor de buena parte de los votantes que jamás elegirían una opción peronista.

Para el Gobierno, triunfar en Buenos Aires en octubre es de vital importancia política y por eso necesita recolectar una buena cosecha de votos en estas Primarias. La Provincia siempre ha sido el territorio que le compensa al oficialismo las caídas electorales en otros distritos importantes para que la lectura nacional del comicio arroje un saldo más o menos favorable a la Rosada.

DERROTAS SEGURAS

Distritos como Santa Fe, Córdoba, Capital Federal o Mendoza no auguran buenas noticias al oficialismo, según las encuestas que circularon las últimas semanas. En capital federal el macrismo parece imbatible, con Gabriela Michetti como apuesta máxima. Santa Fe, que aporta 9 diputados en esta elección, difícilmente se le escape a Hermes Binner, el líder nacional del FAP. En Córdoba el gobernador José De la Sota asoma como ganador con su candidato, el ex mandatario Juan Schiaretti. Y en Mendoza, todo parece indicar que el ex vicepresidente Julio Cobos podría imponerse, en una suerte de vuelta triunfal luego de la denostación kirchnerista, para iniciar así el camino a su candidatura presidencial por el radicalismo en el no tan lejano 2015.


Notas relacionadas

En la Provincia, 13 opciones para definir candidatos al Congreso

Las PASO, segunda edición y el voto sub 18

El kirchnerismo, en una apuesta crucial

Massa busca potenciarse como una alternativa al proyecto K

Otras opciones peronistas y variantes de la izquierda

De Narváez, por la oposición dura

La UCR y Stolbizer por el voto no peronista

El macrismo juega su liderazgo y una interna moviliza a la oposición

El "delfín" de De la Sota en disputa con un radical y los K

Julio Cobos, figura en Mendoza

Puja entre tres en Santa Fe

La Ciudad elige sus candidatos para la Legislatura y el Concejo

En Conurbano e interior, las peleas por el territorio

Cuatro internas "verdaderas" y el mapa del Concejo en juego

Berisso: trece alternativas para elegir ediles

Ensenada: internas en el FpV y en el radicalismo

Pujas fuertes en Brandsen, Magdalena y Punta Indio


Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $305.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla