Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Temas del día:
Buscar
Espectáculos |Una noticia que duele

La muerte de Lito Cruz: adiós a un actor de los que ya no quedan

Intérprete, director, docente, funcionario público. El multifacético berissense, con seis décadas de trayectoria, murió ayer a los 76 años, dejando una galería de personajes inolvidables en el cine, el teatro y la televisión

La muerte de Lito Cruz: adiós a un actor de los que ya no quedan
20 de Diciembre de 2017 | 03:59
Edición impresa

La noticia de la muerte de Lito Cruz, ayer, a los 76 años, nos golpeó con fuerza por la cercanía que el multifacético artista mantenía con los platenses por el hecho de haber nacido en Berisso, ciudad vecina de la que siempre fue un simbólico referente. Actor, director, docente y funcionario público por y para la cultura, fue encontrado muerto en su departamento porteño por su hija Micaela, quien aseguró que “murió mientras dormía”.

Nacido en 1941 como Oscar Alberto Cruz en Berisso, de chico convivió con las estampas del bar portuario de su padre en la calle Nueva York donde recalaban marinos e inmigrantes que venían de las guerras y la miseria de países remotos.

Allí trabajó de mozo entre parroquianos teatrales, también trabajadores de los frigoríficos cercanos, gente que llegaba del anarquismo, del marxismo y del socialismo, laboristas que acunaban el peronismo del 45.

En ese bar conoció a Federico Luppi, lo atendió como mozo y Luppi le contó que era actor y que le gustaba algo que se llamaba teatro independiente y Lito Cruz sintió que el teatro había entrado en él para siempre. Con Luppi comenzó a trabajar, a comprender hasta dónde podía llegar el teatro cuando llegaba al espectador.

Años después, en 1961 se traslada a Buenos Aires, donde estudia arquitectura y a la vez teatro, para iniciar sus primeros trabajos profesionales en los escenarios. En 1965 viajó a Chile para perfeccionar sus estudios en lo que él considera la mejor escuela de formación teatral de América latina (Instituto de Teatro Universitario de Chile) y tres años después regresó a la Argentina para profundizar su carrera como actor.

En 1969 fundó, junto con Augusto Fernandes, el grupo ETEBA (Equipo de Teatro Experimental de Bs. As.), con el que tuvo su primer protagónico relevante en el obra “La leyenda de Pedro”, basada en el Peer Gynt de Ibsen.

Como docente, se desempeñó en el Conservatorio Nacional de Arte Dramático y en 1978 fundó su propio estudio (declarado de Interés Cultural por la Legislatura porteña), formando a varias generaciones de actores y directores. Por el estudio pasaron importantes docentes nacionales e internacionales como Augusto Fernandes, Carlos Moreno, David Di Nápoli, Peter Brook, Nikita Mijalkov, y actores como Christopher Walken, José Sacristán, Barry Primus, Anna Strasberg y Robert de Niro.

“A De Niro lo conocí cuando vino a la Argentina a hacer una publicidad sobre la vida del boxeador que representó en ‘Toro Salvaje’. Yo lo admiraba siempre por la capacidad de invisibilidad actoral que tiene, es decir, de desaparecer él y dejarse tomar por el texto y el personaje. El se interesó mucho por eso que le dije a través de una carta y vino a mi estudio de teatro y se mostró generoso, habló para los alumnos. Después nos vimos algunas veces más”, le contó a EL DÍA, sobre su relación con una de las figuras más emblemáticas de la industria hollywoodenseComo actor, protagonizó en teatro obras como “Ha llegado un inspector”, “Madera de reyes”, “El pupilo quiere ser tutor”, “El tiempo y los Conway”, “Juan Moreira”, “Hughie”, “Guayaquil... El encuentro”, “Sueños de milongueros” o “Todos eran mis hijos”. Como director puso su firma a los espectáculos “Chau”, “Misterix”; “Guayaquil... El encuentro”, “Pedir demasiado”, “Así de perras”, “Queridas mías” o “Alegato de un mamarracho inconcluso”.

También deja su huella en el cine, con participaciones en “Los taitas”, en 1968, filme que marcó su debut, y otros como “Don Segundo Sombra” (1969), “La isla” (1979), “Sur” (1987), “Sotto voce” (1996), “El sueño de los héroes” (1997), “La revolución es un sueño eterno” (2012), “Betibú” (2014) y, más recientemente, en “Los inocentes” (2016).

La pantalla chica también fue un formato en el que manifestó su vocación artística. Debutó en 1991 con su aparición en “Alta Comedia”, ciclo de unitarios de Canal 9 y luego siguió su carrera con grandes producciones como “Tiempo Final” (2000), “Malandras” (2003), “Epitafios” (2004), “Botines” (2005), “Mujeres asesinas” (2005), “Para vestir Santos” (2010) y “El Elegido” (2011), que le valió un Martín Fierro como mejor actor, entre otros éxitos. Su último trabajo en tele fue este año en “Siete vuelos”, programa que se emitió por la TV Pública.

En el rol de funcionario, se desempeñó como director del Teatro de la Ribera, fue titular de la Dirección Nacional de Teatro, Director del Instituto Nacional de Teatro, Director de la Comedia de la Provincia de Buenos Aires, presidente del Consejo Provincial de Teatro Independiente, director del Teatro Coliseo Podestá, entre otros cargos.

En 2007, la Asociación Argentina de Actores y el Senado de la Nación le entregaron el Premio Podestá a la Trayectoria Honorable.

Su último paso artístico por la Ciudad -en la que tenía infinidad de amigos y colegas- fue en agosto pasado. En el Coliseo Podestá, junto a Claribel Medina, realizó una función de la comedia “Mi querido mentiroso”, con la que continuaba girando por el país hasta que un escándalo de índole privado llevó a la producción a bajarla de la cartelera.

Desde el círculo íntimo del actor, que era fanático de Racing -club que en mayo de este año lo distinguió como socio honorífico-, aseguran que las denuncias públicas de violencia de género que le realizó su ex pareja, Patricia Perrota, y que el rechazó anunciando que llevaría el tema a la Justicia, lo habrían sumido en una profunda crisis anímica.

Viudo de un matrimonio de 45 años, con dos hijas y cuatro nietos, sus restos serán velados hoy en la empresa Zuccotti Hnos., Córdoba 5080.

Por su estudio teatral pasó Robert De Niro, con quien forjó una amistad

 

 

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

+ Comentarios

Para comentar suscribite haciendo click aquí

ESTA NOTA ES EXCLUSIVA PARA SUSCRIPTORES

HA ALCANZADO EL LIMITE DE NOTAS GRATUITAS

Para disfrutar este artículo, análisis y más,
por favor, suscríbase a uno de nuestros planes digitales

¿Ya tiene suscripción? Ingresar

Básico Promocional

$98/mes

*LOS PRIMEROS 3 MESES, LUEGO $1520

Acceso ilimitado a www.eldia.com

Suscribirme

Full Promocional

$128/mes

*LOS PRIMEROS 3 MESES, LUEGO $2350

Acceso ilimitado a www.eldia.com

Acceso a la versión PDF

Beneficios Club El Día

Suscribirme
Ir al Inicio
cargando...
Básico Promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$98.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $1520.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla