Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Avisos Clasificados
Buscar
Dólar Oficial $95,12
Dólar Ahorro/Turista $156.95
Dólar Blue $146,00
Euro $113,21
Merval 0,00%
Riesgo País 1517
Información General |Lo sufren igualmente LOS “VAPEADORES PASIVOS”
El cigarrillo electrónico también afecta a los que están alrededor

Científicos del Conicet comprobaron que sus compuestos pueden alcanzar en ciertos casos concentraciones peligrosas para terceros

El cigarrillo electrónico también afecta a los que están alrededor
1 de Septiembre de 2017 | 03:50
Edición impresa

Cuando comenzaron a venderse, hace unos doce años, parecían ser una suerte de alternativa saludable para los fumadores; luego se comprobó que también hacían mal; y ahora un estudio sostiene que los cigarrillos electrónicos no sólo son nocivos para los que los usan, sino que también pueden serlo para las personas que están alrededor.

Aunque el vapor emitido por cigarrillos electrónicos resulta mucho menos tóxico que el humo derivado de la combustión del tabaco, en determinadas circunstancias puede poner en riesgo la salud de quienes están indirectamente expuestos a él. Así lo comprobó un equipo de científicos argentinos integrado por investigadores del CONICET, cuyo trabajo fue publicado por la revista Environmental Science & Technology.

“Si se compara con las condiciones menos extremas de uso de los cigarrillos electrónicos, su impacto sobre la salud resulta ser de dos a tres órdenes de magnitud menor que el de los cigarrillos convencionales. Pero no por eso pueden considerarse inocuos”, aseguró en una entrevista a la Agencia CyTA-Leloir el doctor Hugo Destaillats, investigador del laboratorio Berkley de la Universidad de California, quien desarrolló el estudio junto a colegas del CONICET.

Para confirmar la existencia de “vapeadores pasivos”, el equipo de Destaillats se basó en un trabajo previo donde habían identificado al menos treinta compuestos, algunos de ellos potencialmente dañinos para el sistema respiratorio (como la acroleína y el diacetilo) y otros carcinogénicos (como el formaldehído y el benceno) en los cigarrillos electrónicos. Faltaba sin embargo documentar los niveles de exposición en función de las condiciones de uso.

Con este propósito, los científicos simularon en su nuevo estudio la inhalación de los “vapeadores” y determinaron los niveles de compuestos presentes en el vapor. Así comprobaron que una persona que consume al menos 250 pitadas diarias de cigarrillo electrónico, pone en riesgo su salud ya que supera los niveles máximos de formaldehído, acroleína y diacetilo recomendados por los organismos de salud.

Y lo mismo comprobaron los investigadores al analizar los efectos sobre una persona expuesta a un ambiente donde confluyen varios vapeadores, como podría ser el caso de un bar. “Observamos que tanto el formaldehído como la acroleína excedían los niveles máximos recomendados después de ocho horas de exposición y, en algunos casos, después de sólo una hora”, destacó Destaillats, para quien esas concentraciones pueden causar como mínimo irritación respiratoria.

A diferencia de lo que ocurre con los cigarrillos convencionales, los autores confirmaron que las emisiones de un cigarrillo electrónico no alcanzan, salvo casos extremos, tales umbrales de peligro para quienes conviven con un solo vapeador en el hogar.

En cualquiera de los casos, el trabajo estableció que existe un amplio rango de valores de los compuestos tóxicos según las condiciones usadas al emplear los cigarrillos electrónicos; y que el usuario informado podría minimizar los efectos negativos eligiendo vaporizadores y voltajes apropiados.

En el estudio, que contó con el apoyo de la Agencia Nacional de Promoción Científica y Tecnológica del Ministerio de Ciencia, participaron también los doctores Nahuel Montesinos y Marta Litter, investigadores del CONICET en la Comisión Nacional de Energía Atómica.

Prohibidos En Argentina, la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) prohíbe desde 2011 la importación, distribución, comercialización y la publicidad de cigarrillos electrónicos en todo el territorio nacional.

Prohibidos


En Argentina, la Administración Nacional de Medicamentos,  Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) prohíbe desde 2011 la importación, distribución, comercialización y la publicidad de cigarrillos electrónicos en todo el territorio nacional.

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $265.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla