Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
André Rieu: el rey holandés del vals

Días antes de su regreso al país, donde a partir de la próxima semana ofrecerá seis Luna Park con entradas casi agotadas, dialogó en exclusiva con EL DIA

André Rieu: el rey holandés del vals

André Rieu, el más convocante de los artistas del ámbito académico, vuelve al país y promete un programa variado con varias sorpresas

Por: Nicolás Isasi

7 de Octubre de 2018 | 05:09
Edición impresa

André Rieu es uno de los artistas más convocantes del ambiente académico en el mundo. Proveniente de una familia de músicos, el violinista, director y presentador, interactúa con el público en un espectáculo único que mezcla todo tipo de géneros musicales.

Desde su castillo medieval holandés, donde ensaya con su violín Stradivarius (construido por el luthier homónimo en 1667), organiza cada nueva gira internacional. Este año comenzó en Ámsterdam y Amberes con más de 20.000 personas y sus conciertos atraen a más de medio millón de fanáticos por año superando a grandes artistas de la música popular como Coldplay o Elton John.

Con más de 40 millones de álbumes y DVD’s vendidos, 3 “Classic Brit Award” y cientos de conciertos celebrados cada año, la próxima semana regresa al país, luego de su paso por Alemania, México e Israel para brindar seis conciertos en el Luna Park, que están prácticamente agotados.

En un gesto de gran amabilidad, André Rieu, que fue nombrado Caballero de la Orden del León Holandés y Caballero de la Orden de las Artes y las Letras en Francia, dialogó en exclusiva con EL DIA antes de su llegada a la Argentina.

-¿Cómo influyó la familia en su carrera y en la forma de ver la música?

-Como ustedes probablemente saben, vengo de una familia muy musical: mi padre era un director de orquesta sinfónica y todas mis hermanas y hermanos tocan uno o más instrumentos. Fue mi madre quien eligió los instrumentos para sus hijos; así es que cuando cumplí cinco años, ella pensó que el violín era el instrumento más adecuado para mí. Le debo mucho a ella, no hay otro instrumento en todo el mundo capaz de transmitir tan profundamente mis sentimientos. Gracias a mi padre, sé lo que es entretener a una audiencia; al igual que yo, estaba convencido de que la música académica es para todos. Por esa razón, realizó un vals como bis y luego el público reaccionó a esta música, moviendo sus cuerpos un poco hacia la izquierda y hacia la derecha. Cuando vi esto con ojos de niño, me sorprendió. El público no movió ni un solo músculo durante todo el concierto, hasta que comenzaron a moverse. ¿Podría ser que la música tuviese algún poder encantador o un ingrediente secreto en ese ritmo? Sí, lo fue, el vals es un tipo de música muy fuerte y... también tiene poderes curativos. No hay que olvidar: ‘¡Un vals al día, mantiene alejado al médico!

-¿Cómo fueron los primeros ensayos de la Johann Strauss Orchestra?

-A finales de la década del ochenta, fundé la Johann Strauss Orchestra (en honor al músico austríaco). En aquellos años, la orquesta estaba formada sólo por doce músicos jóvenes, no podía permitirme ni más músicos, ni vestuarios atractivos, pantallas o cualquier extra. Ensayábamos en la escuela que asistían nuestros hijos, y solo actuábamos en pequeñas salas de concierto. Pero el amor y el entusiasmo con el que tocamos desde hace 30 años es el mismo que tenemos hoy, y tuvimos mucho éxito desde el principio. Mientras tanto, más de 60 hombres y mujeres con talento se unen en el escenario y comparten, junto a mí, el sueño de invitar al mundo entero a bailar el vals. Nunca podría haber imaginado, durante estos primeros años de la existencia de la Johann Strauss Orchestra, que sería tan exitosa y que se convertiría en la orquesta privada más grande del mundo.

-¿Cuánto tiempo lleva la preparación de sus espectáculos?

-Unas semanas antes de una nueva gira, comenzamos nuestros ensayos (después de que Marjorie, mi esposa, y yo elegimos el repertorio). La mayoría de las veces incluimos música local del país en donde tocaremos. Es muy agradable volver a Argentina este año. Me siento realmente conmovido por el hecho de que se hayan agotado seis conciertos en el Luna Park. Los aficionados argentinos son muy queridos para mí: también puedo ver eso en Maastricht (su ciudad natal, en Holanda), cuando tengo mis conciertos de verano en la Plaza Vrijthof. El número de banderas argentinas crece cada año, ¡es genial verlo!

-¿Cómo fue la experiencia de oficiar como concertista ante los reyes de Holanda?

-Ese fue un honor extremadamente grande, fue un pedido del alcalde de Amsterdam, para la coronación de nuestro nuevo rey Willem Alexander y su esposa, la reina Máxima. Más tarde, tuve la oportunidad de conocer a la familia real y lo que dicen es cierto: ¡son muy amables y cálidos, informados ​​y muy musicales también!

-¿Qué puede decirnos sobre Máxima (Reina Consorte de los Países Bajos desde 2013)?

-¡Es una mujer magnífica! Los argentinos deben estar muy orgullosos de que haya nacido en su país. Ella es tan hermosa como las joyas de su corona, y personalmente creo que también es una buena y cariñosa madre para sus hijas.

-¿Tiene alguna cábala o amuleto antes de cada actuación?

-En el estuche de mi violín tengo algunas fotografías de mi esposa, mis hijos y mis cinco nietos. No puedo comenzar un concierto sin echar un vistazo rápido a este pequeño álbum de fotos casero. Como no siempre pueden acompañarme a mis viajes en el extranjero, están más o menos conmigo de esta manera. También tomo una siesta corta antes de cada actuación. ¡Eso me da energía para el resto de la noche!

-¿Cuál es su relación con la crítica y los comentarios de la prensa? ¿Y la de otros músicos colegas?

-Mientras los comentarios y las críticas sean respetuosas, puedo vivir con eso. Lo veo como un gran cumplido cuando las estrellas internacionales del ámbito académico visitan mis conciertos: en Japón, tuve el honor de conocer a la soprano Cecilia Bartoli y al renombrado violinista Maxim Vengerov. Una vez, él me dijo: ‘Escuchá André, normalmente estoy en forma cuando voy a un concierto y me siento agotado después. Pero hoy entré a la sala de conciertos un poco cansado y ahora ¡siento mucha energía!’. Y les contaré algo más citando al famoso compositor finlandés Jean Sibelius, que solía decir: ‘Nunca pero nunca se ha construido una estatua para un crítico!’.

-¿Qué diferencias tiene este nuevo espectáculo respecto al ofrecido en 2016?

-Es un programa nuevo y tocaremos mis valses favoritos, comedias musicales, música de películas, ópera y, por supuesto, canciones tradicionales. Mis fanáticos saben que también pueden esperar siempre el Danubio Azul de Johann Strauss. Tenemos maravillosas sopranos internacionales, los Platin Tenors, los 60 músicos de mi Johann Strauss Orchestra y el coro. No te diré las canciones, ya que son una sorpresa, ¡pero te prometo que pasaremos una velada juntos que nunca olvidaremos!

-¿Qué expectativas tiene al volver a tocar en Buenos Aires nuevamente?

-Es maravilloso estar aquí otra vez: la gente en Argentina es muy amable y cálida. Cuando veo todas esas sonrisas y caras felices en la audiencia, ¡me doy cuenta de que tengo el trabajo adecuado! Es conmovedor que hagamos seis conciertos en el Luna Park a sala llena, ¡y realmente no puedo esperar para volver a estar allí!

 

Seguridad, agua, electricidad. Los vecinos saben que somos la tribuna para que el reclamo sea atendido. Invertí para que la tribuna siga siendo independiente
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Plan Básico
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$64.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $194.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla