Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
TRASTIENDA POLÍTICA

Vidal consiguió el Presupuesto, ahora llega la hora de pagar por los acuerdos

Por MARIANO PEREZ DE EULATE

Vidal consiguió el Presupuesto, ahora llega la hora de pagar por los acuerdos

Por MARIANO PEREZ DE EULATE

mpeulate@eldia.com

Inocultables rostros de satisfacción se ven por estas horas en el oficialismo provincial, en especial en el Poder Ejecutivo, porque al cabo de la maratónica sesión legislativa que culminó ayer a la mañana María Eugenia Vidal obtuvo el paquete de tres leyes clave para gobernar en el 2019, el año en que buscará su reelección: el Presupuesto, la autorización para pedir más deuda y una ley impositiva que, entre sus puntos centrales, contiene la regulación de las apuestas on-line.

Fue un trámite menos sobresaltado del que se esperaba, cruzado por negociaciones infinitas con la oposición. En especial en Diputados, donde Cambiemos está más ajustado de números. Porque, si hay algo cierto, es que la gobernadora no hubiera conseguido este éxito legislativo sin la asistencia de algunos bloques opositores. En especial para poder endeudarse, un paso que requiere de mayorías especiales. De hecho, fue justamente por eso que la parte de la deuda constituyó un proyecto separado del Presupuesto, que sólo requiere la mayoría simple.

Descartado de entrada el apoyo de los diputados kirchneristas de Unidad Ciudadana, la negociación se concentró en el peronismo legislativo que reporta a los intendentes del Conurbano, en el bloque que se referencia en Sergio Massa y en una bancada de cuatro justicialistas no alineados con los K y de buen diálogo con el de Tigre.

A grandes rasgos, los jefes comunales consiguieron lo que querían: no tendrán que hacerse cargo de los subsidios que, de acuerdo al proyecto de presupuesto original, la Provincia le transfería a los municipios. Un punto que acaso se incluyó justamente para tener una carta de negociación. También podrán aumentar las tasas municipales como quieran y no respetando un tope, y zafarán de eventuales sanciones del Tribunal de Cuentas por usar recursos en fines que no eran los originales (ver Página 3).

A cambio, 6 de sus legisladores votaron a favor del millonario endeudamiento de 68 mil millones de pesos y todos acompañaron la ley impositiva. Hubo una sola ausencia.

Pero, hacia afuera de la Legislatura, tal vez la mayor atención se la llevó la negociación entre Cambiemos y el Frente Renovador massista. Básicamente porque había sido el propio Massa quien subió considerablemente la apuesta en las charlas previas. Fue cuando puso como condición para acompañar que la Legislatura vote una ley para que los intendentes puedan desenganchar las elecciones locales del resto.

La mentada ley, finalmente, no salió. Pero ambas cámaras legislativas constituyeron vía resolución conjunta una Comisión Especial Bicameral para “el estudio de la factibilidad de los proyectos de modificación del Régimen Electoral de la Provincia”. Es que muchos sostienen que la idea de Massa es inconstitucional. Estará integrada por ocho senadores y ochos diputados, oficialistas y opositores. El bloque del FR, efectivamente, acompañó el endeudamiento y la ley impositiva. Sólo tuvo un ausente a la hora de votar. Y votó en contra del Presupuesto. Todo fue parte del acuerdo.

La mentada comisión suena más a un regalo de Cambiemos para que el massismo tenga algo que mostrar respecto a aquella condición “sine qua non” que al final no se pudo imponer (la ley de desdoblamiento), que a un espacio de real peso que vaya a tomar alguna decisión concreta. Sobre todo porque el análisis que haga no será vinculante. Y veremos si finalmente se reúne ya que, hasta donde se sabe, este tipo de comisiones se crean por ley y no por resoluciones internas.

Como sea, también se puede contar como una ganancia “visible” para el massismo una ley que se votó en la madrugada en el Senado y que tenía media sanción de Diputados desde hace meses. Se trata de la transferencia de la administración, uso, goce y explotación de todos los bienes de dominio público de la Provincia que se encuentran en la zona costera de los ríos Luján y de la Plata en el Municipio de San Fernando.

El massista Luis Andreotti es el intendente local, muy cercano al líder del Frente Renovador. Andreotti, como sucede en San Isidro o Vicente López, podrá desde ahora explotar esas costas y, eventualmente, mejorarlas buscando inversiones. El dato tal vez haga que el hombre revea una supuesta idea de retirarse el año próximo que habría expresado en la intimidad.

El otro punto que el massismo parece haber cerrado esta vez en las negociaciones con Cambiemos es el esquema de lugares que le corresponderían como fuerza opositora en el Banco Provincia y en el Tribunal de Cuentas. Supuestamente son dos lugares en el primero y uno en el segundo. Lo curioso es que el propio Massa, hasta ayer, solía decir a los suyos que ese capítulo en realidad era una deuda que tenía con él la gobernadora Vidal por el apoyo que facilitó su bloque en las votaciones de los presupuestos anteriores.

Se abre ahora una ronda de especulaciones respecto a qué nombres propondrá Massa para cubrir esas vacantes. Y si Cambiemos está dispuesto a cumplir con la promesa o seguirá en “deuda”. Eso se verá en las próximas dos semanas, si el Senado vuelve a reunirse. Es que ese cuerpo, donde el oficialismo tiene mayoría, es el que debe aprobar los pliegos correspondientes a esos nombramientos.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...