Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Pronóstico  La Plata, Bs. As.
Temperatura: 14 °C
Nublado
Humedad: 100 %
25.2.2018
EDITORIAL

La Región necesita una más moderna estructura vial

La decisión de construir un distribuidor vehicular en el cada vez más peligroso cruce de la ruta 2 con la avenida 520 en la localidad de Melchor Romero, reclamado desde hace tanto tiempo y anunciado ahora por autoridades de la dirección provincial de Vialidad -que precisaron que los trabajos comenzarán en los próximos meses-, constituye una de las tantas obras imprescindibles para modernizar la obsoleta estructura caminera de nuestra región.

Tal como se informó, este intercambiador se incluye en el plan de proyectos viales que maneja el gobierno provincial para todo el territorio bonaerense, con el declarado propósito de posibilitar viajes más seguros, transportar la producción de manera más eficiente y mejorar la conectividad entre distintas localidades.

Según se informó oficialmente, además del nuevo distribuidor de Romero, la nómina incluye una nueva etapa de concreción del enlace entre la ruta 6 y el Puerto La Plata, postergado por décadas y que avanza poco a poco desde las inmediaciones del cruce de Etcheverry y la antigua estación Esquina Negra, hacia los fondos rurales de Los Hornos, con la idea de llegar hasta la ruta 11 a fines de 2019. La primera etapa de esa prolongación de la Ruta 6 con una longitud de casi siete kilómetros cuenta hoy en día con un porcentaje de ejecución del 15 por ciento. Se inició en julio del año pasado, con un plazo estipulado en 540 días.

Se detalló que esos trabajos, que continuarán este año sumando una nueva etapa de apertura de traza y configuración de terraplenes hacia la zona de la calle 630, en inmediaciones del aeropuerto local, contemplan la ejecución del terraplén de doble calzada; la ejecución de calles colectoras enripiadas a ambos lados, para permitir el acceso de los propietarios que dan frente a la ruta; y obras complementarias como alcantarillas longitudinales y transversales.

En la memoria descriptiva oficial, el tramo en cuestión comprende los 29,3 kilómetros que median entre la ruta 215 y una futura vinculación con la Autopista Balbín entre nuestra ciudad y la capital federal. Como bien se sabe, diseñada como anillo de amplia circunvalación del Gran Buenos Aires (actualmente sería el cuarto, después de la avenida General Paz, el Camino de Cintura y el Camino del Buen Ayre/Autopista Perón), la ruta provincial 6 nace en las inmediaciones del puente Zárate-Brazo Largo y termina en la rotonda de 44 y 270, en la localidad de Angel Etcheverry. Aunque se la pensó como enlace entre las terminales fluviales de Zárate-Campana y nuestro puerto de Berisso-Ensenada, su trazado se trunca a treinta kilómetros.

Se está hablando de vías y enlaces camineros esenciales para modernizar el diagrama vial de nuestra región, asistida por una red caminera en gran medida perimida, con accesos congestionados y cruces conflictivos en áreas de mucha densidad vehicular. Otra de las obras perentorias que aguardan concreción es la bajada en City Bell prevista para la Autopista, hoy reemplazada por una precaria colectora que cruza Villa Elisa y genera toda clase de trastornos en su empalme con el camino Centenario.

Hace ya muchos años que los urbanistas vienen reclamando la realización de obras camineras de envergadura para una ciudad como La Plata, que no sólo las necesita y merece como capital de la provincia más importante del país, sino en su condición de cabeza de un polo demográfico de magnitud, que cuenta en cercanías con Berisso, Ensenada y otras localidades densamente pobladas y carentes también de diagramas camineros acordes a su importancia.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...