Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Hay diez detenidos

Las andanzas de los “Gipsy Kings”, una banda de gitanos que vivían como millonarios

Los acusan de estafas con cuentos del tío y secuestros virtuales. Tenían la base en Junín. Les secuestraron casi 100 millones de pesos. Planeaban viajar al Mundial

En 30 allanamientos, la policía secuestró 80 autos, 12 camionetas cero kilómetro, motos y camiones, además de lingotes y monedas de oro / télam

La banda también invertía en autos eléctricos para sus hijos / télam

Con una fortuna en su poder de casi 120 vehículos, cerca de 100 millones de pesos en distintas monedas, quince TV de alta gama, alhajas, equipos de audio y aparatos de electrónica, una organización criminal de gitanos denominada “Los Gipsy Kings” fue desmantelada por la Policía bonaerense, en una operación que incluyó 30 allanamientos y 10 detenidos.

Los arrestos se llevaron a cabo en Junín, con procedimientos en distintas ciudades, como Pergamino, Neuquén y capital federal.

Según los investigadores, los apresados llevaban una vida ostentosa de viajes y lujos e incluso tenían planeado ir todos juntos al Mundial de fútbol de Rusia.

Fuentes oficiales informaron que el dinero incautado estaba dividido en 2.8 millones de dólares, 72 mil euros, 200 mil pesos, muchos kilos de oro y monedas mexicanas de oro; en tanto que entre los rodados había 80 automóviles, 17 camiones, 12 camionetas cero kilómetro y nueve motos.

Asimismo, encontraron motosierras nuevas, autos de colección infantil, entre otros elementos.

Según fuentes oficiales, la banda de Los Gipsy Kings, que hacía base en Junín, está compuesta por Pablo Miguel (61) y Oscar Coria (62), acusados de actuar como cabecillas, presuntamente secundados por Agostina (24) y Leonela (29) Coria, María Aída Godoy (55) y Salomón (20), Angie (22), Ezequiel (24), Santiago (25) y Jonathan (30) Miguel.

Se trataría de un clan familiar en el que cada uno de sus integrantes cumplía roles diferentes, y que supuestamente se dedicaba, entre otras cosas, a estafar ciudadanos mediante “cuentos del tío”, haciéndose pasar por empleados de entidades bancarias o financieras que convencían a las víctimas de retirar sus ahorros y entregárselos, agitando el fantasma del “corralito”.

Pero además utilizaban el negocio de la compraventa de automóviles para lavar las grandes sumas de dinero que obtenían mediante los ilícitos, como así también la adquisición de inmuebles y diferentes artículos de electrónica.

Gran parte de los vehículos secuestrados estaba en regla, es decir, a nombre de ellos o de familiares o allegados, aseguraron los voceros. “El dinero que utilizaban era mal habido y lo lavaban comprando vehículos, joyas o cualquier tipo de objeto de valor”, dijo el ministro de Seguridad bonaerense Cristian Ritondo. Y agregó que “lo que estamos haciendo contra todo tipo de delitos y el crimen organizado es constante, porque el objetivo es que los bonaerenses vivan cada día más tranquilos”.

La investigación estuvo a cargo de efectivos de la DDI Junín, quienes comenzaron la pesquisa hace aproximadamente un año.

Una de las actuaciones de la policía fue realizada en la sucursal del Banco Francés de esa localidad, donde se detectó que la banda tenía cajas de seguridad para guardar la mayor cantidad del dinero y joyas procedentes de los ilícitos cometidos. La causa está caratulada como asociación ilícita, lavado de activos y estafas reiteradas, e interviene en la misma el Juzgado Federal de Junín, a cargo de Pedro Plou.

las historias EN LA PLATA

En la Región se desbarataron varias bandas de la misma etnia en los últimos años.

Los dos casos más resonantes terminaron con seis detenidos que utilizaban modalidades delictivas diferentes.

Entre los acusados se destacaron dos parejas que, a bordo de un Fiat Spazio, engañaban a sus víctimas con un elaborado “cuento del tío” para robarles dinero.

Según voceros oficiales, se hacían pasar por el contador “amigo” de algún integrante de la familia escogida que les “alertaba” sobre un inminente corralito, por lo que debían retirar sus ahorros a fin de no perderlos.

Luego los acompañaban al banco para que “no vayan solos”. Una vez que la persona salía con el efectivo en la mano, daban el golpe.

Los cuatro implicados terminaron “cayendo” el año pasado en 46 y 137, cuando circulaban en el vehículo mencionado con pertenencias de una jubilada de 86 años, a quien habían engañado minutos antes.

En tanto, dos hombres oriundos de Córdoba, de la misma etnia, fueron aprehendidos también en 2017, tras un operativo llevado a cabo por la DDI local.

En esa oportunidad, por realizar secuestros virtuales en La Plata y alrededores.

00.000
xxx xxxMauris fermentum, libero quis porta porttitor, lacus lacus pharetra erat, volutpat ornare enim elit non lacus. Vestibulum ante ipsum primis in faucibus orci luctus et ultrices posuere cubilia Curae;
00.000
xxx xxxMauris fermentum, libero quis porta porttitor, lacus lacus pharetra erat, volutpat ornare enim elit non lacus. Vestibulum ante ipsum primis in faucibus orci luctus et ultrices posuere cubilia Curae;
00.000
xxx xxxMauris fermentum, libero quis porta porttitor, lacus lacus pharetra erat, volutpat ornare enim elit non lacus. Vestibulum ante ipsum primis in faucibus orci

 

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...