Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
EL BRUJO ACOMPAÑÓ AL PLANTEL EN SU ESTADÍA en P. ALEGRE

Manuel estuvo en la cancha y disparó contra el médico de Boca

Se mostró molesto con las quejas del facultativo. “Su trabajo va más allá de un partido”, dijeron en el Pincha

Manuel estuvo en la cancha y disparó contra el médico de Boca

Iván gómez en acción ante la marca de leo moura. tremendo duelo copero anoche en porto alegre /D. ripoll

Porto Alegre, Brasil

(Enviados Especiales)

Manuel Valdez es el sanador de Gorina, en los medios lo empezaron a llamar “El Brujo”. Es un hombre que realiza trabajos gratuitos a los que lo necesitan. Desde hace mucho tiempo

Su popularidad creció muchísimo en los últimos años, principalmente luego de conocerse su presencia en Quito, cuando la Selección se jugó su clasificación al Mundial de Rusia 2018. Argentina ganó 3-1, con tres goles de Lionel Messi.

Desde entonces está en varios comentarios periodísticos y su “consultorio” creció en visitas. Acompañó a Independiente en la copa Sudamericana y desde hace muchos años está junto a Estudiantes.

En Porto Alegre tomnaron nota de su posible presencia después de las quejas del médico de Boca, Jorge Batista, quien puso el grito en el cielo luego de verlo adentro del campo de juego en el partido que el Pincha derrotó 2-0 al Xeneize, en la cancha de Quilmes.

Por eso le dificultaron su ingreso al campo de juego. Manuel viajó con la utilería y estuvo un largo tiempo dentro del vestuario. También caminó el campo de juego. Pero a la hora del partido vio el juego desde la platea.

Anoche Manuel tuvo un breve contacto con este medio y mostró su fastidio. Por eso no dudó en recordar una anécdota vinculada con Boca. “Cuando en 2010 me invitó el presidente Ameal y estuve almorzando con él, Palermo y Riquelme no dijo nada, que raro”, disparó a la pasada mientras caminaba por los pasillos del estadio.

“También habían llamado a El Cubano (otro sanador) pero finalmente me llamaron a mí”, continuó su relato y no tardó en recordar que ese año Boca fue campeón, con Julio César Falcioni en el banco de los suplentes como entrenador.

Batista se había quejado que aquel lunes pudiese estar dentro del campo de juego con una pechera que decía “médico”. El hombre de Gorina se defendió: “No toqué ni atendí a ningún jugador durante el partido”.

Manuel estuvo en Brasil. Le costó moverse como suele hacerlo, pero igual seguirá junto a Estudiantes. “Lo que muchos no entienden es que su trabajo va más allá de un partido. Él nos acompaña y punto. Nunca vas a escuchar a ningún jugador o entrenador darle méritos cuando el equipo gana. En la derrota nada es por culpa suya. Que queda umo haga lo suyo y lo dejen en paz”, gritó un allegado del plantel, en el cierre de la jornada.

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...