Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Se negó a declarar y seguirá detenido

Asistido por un defensor oficial, el ex fiscal Moran prefirió guardar silencio

El ex fiscal Tomás Moran también volvió ayer a los edificios de las fiscalías platenses con las esposas colocadas, para que la fiscal María Eugenia Di Lorenzo lo indague en la causa por la que el miércoles fue detenido en su casona de Parque Sicardi. Según fuentes judiciales, por consejo del defensor oficial que lo asiste Moran optó por no declarar y seguirá preso por “concusión en concurso real con encubrimiento agravado, todo en concurso ideal con incumplimiento de los deberes de funcionario público”. Dicho en otras palabras, pedir dinero a cambio de favores.

La detención la ordenó el juez de Garantías Pablo Raele, por pedido de Di Lorenzo, quien tiene a su cargo la instrucción de este caso desprendido del expediente de la megabanda (ver nota principal).

Es que uno de los procesados de esa causa, Javier Ronco, denunció que Moran le había exigido 30 mil dólares para mejorar su situación en la investigación por un doble homicidio, que lo tenía como principal sospechoso. Ese hecho ocurrió el 5 de enero de 2008, cuando María Martini y Carlos Rodríguez aparecieron baleados dentro de un auto, en el camino Negro. Surgió de la investigación que el muchacho habría obtenido fuertes sumas de dinero con robos bajo modalidad escruche, que invertía en la compra de autos que presuntamente dejaba en consignación en la agencia de Ronco, en 38 entre 139 y 140. Según testigos éste tuvo fuertes diferencias con Rodríguez por los montos obtenidos de las ventas de esos coches, lo que se barajó como posible móvil.

Ronco aseguró que al momento del hecho estaba en San Clemente, pero la antena de su celular lo ubicó en La Plata. Sin embargo, lo detuvieron recién seis años después y terminó denunciando al ex fiscal Moran. Declaró que lo había contactado varias veces por teléfono intimándolo a negociar su situación y que hasta habría enviado “emisarios” para “apretarlo”, entre los que nombró a un conocido abogado y a un jefe policial. Moran fue apartado de la fiscalía 2 en 2014 (a donde había llegado 12 años antes), pasó a la de Flagrancia y terminó jubilándose con beneficios.

La ex fiscalía de Moran quedó en manos de Lacki, quien, investigando el homicidio de Juan Farías en su edificio de la avenida 44, destapó una olla que huele muy mal.

 

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...