Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Postales de una localidad DECLARADA “en cuarentena”

Epuyén, el epicentro del brote, es hoy un pueblo fantasma

Por temor al contagio, la mayoría de los vecinos permanecen encerrados en sus casas y sólo salen a la calle usando barbijos

Con nueve muertes y veinticuatro casos confirmados de hantavirus entre sus pocos habitantes, Epuyén acusa el impacto de ser el epicentro del último brote de una enfermedad que parece diseminarse de una forma tan alarmante como inusual. Entre el temor al contagio y estrictas medidas sanitarias para controlar la situación, esta pintoresca localidad al pie de la Cordillera es por estos días un pueblo fantasma que nadie desea visitar y del que recomiendan no salir.

Tras el duro invierno patagónico, las expectativas de los epuyenses de sacar provecho de la temporada de verano parecen haber caído en saco roto. El hanta ha espantado a los posibles turistas que habitualmente llenan en este época del año sus pequeñas calles de tierra, sus cabañas y sus restaurantes. Todo permanece cerrado y sin atención.

Pero si el presente resulta difícil para los vecinos de Epuyén, el futuro próximo no se perfila mejor. La ocupación turística, que en enero suele rondar el 90%, se encuentra hoy en cero. Las cerca de 200 plazas de alojamiento que posee la zona urbana permanecen vacías y en los cámpings de los alrededores nadie se anima tampoco a acampar.

Una recorrida por esta localidad de 4.000 habitantes permite entender que la desazón y el miedo se apoderaron de los vecinos, así como también de los amantes de la naturaleza que suspendieron sus reservas.

La incertidumbre, el cansancio y el enojo se nota en los rostros de los vecinos de Epuyén. “No están informado bien, esto no es una epidemia, esto es un brote y si hay contagiados es porque la gente no se cuidó”, explica una joven que se niega tanto a que le tomen fotos como a decir más.

“Al que le toca le toca, qué más podemos hacer”, reflexiona Martín, un muchacho que acaba de terminar la secundaria y que cuenta que pese al miedo al contagio su fiesta de egresados se hizo igual.

“Ahora cuando vas a saludar a alguien, dudas. Nunca sabés si conviene dar un beso o compartir un mate”, señala por su parte Luciano, uno de los pocos habitantes del pueblo que camina por la calle.

Y es que frente a la seguidilla de víctimas fatales, las autoridades han recomendado a la población que utilice barbijos cada vez que sale de su casa, aunque el consejo principal es que si pueden evitar hacerlo, mejor.

Por otra parte, el intendente local, Antonio Reato, resolvió ayer la “suspensión de todas las actividades grupales en espacios cerrados municipales por el período de cuarenta días corridos.

A unos 600 metros del área más turística, al final de una calle, está el salón Pehumayén, en el que, según la hipótesis de los médicos, comenzó a estallar el brote actual. En él se celebró a fines de noviembre una fiesta de cumpleaños al que habría asistido un vecino que ya presentaba síntomas de la enfermedad. Los infectólogos creen que los contagios que derivaron ya en nueve muertes podrían haber comenzado en ese contexto entre invitados que compartieron conversaciones y bebidas con él.

Y es que si bien el hantavirus se transmite mayormente por contacto con la orina y las deposiciones del ratón colilargo, también puede producirse a través de la secreciones respiratorias de una persona infectada. Este tipo de transmisión, cuya existencia fue confirmada por primera vez hace poco más de veinte años en El Bolsón, es precisamente lo que se cree que habría ocurrido en Epuyén.

 

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

  • + Vistas
  • + Comentadas

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla