Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
“Criminal”: una trampera mental para gatos-ratones y sospechosos

Un mismo formato, cuatro versiones, un único escenario: una sala de interrogatorios, potenciales delincuentes y detectives que se mueven al filo de la ley

“Criminal”: una trampera mental para gatos-ratones y sospechosos
María Virginia Bruno

Por: María Virginia Bruno
vbruno@eldia.com

15 de Octubre de 2019 | 03:25
Edición impresa

Diferente a cualquier otra producción policial, en donde la acción, en general, pasa entre la escena del crimen y las pistas que, entre laberintos, siguen los investigadores para dar con los culpables, “Criminal” se destaca por presentarse como una propuesta atractiva y rompedora del género; una perla minimalista que le guiña el ojo a las superproducciones que, por estos días, habitan en la pantalla chica.

Disponible en Netflix, se trata de un formato que se repite en cuatro versiones, Reino Unido, Alemania, Francia y España, cada uno en su lenguaje original, con su propio equipo de guionistas, directores y actores, y con tres episodios de 45 minutos por cada país.

El fuerte de la producción, creada por George Kay ( “Killing Eve”, “The Hour”) y Jim Field Smith ( “Endeavour”, “The Wrong Mans”), está en el escenario: una sala de interrogatorios que, sólo se desaloja, cuando se consigue una declaración para satisfacer el hambre del fiscal de turno o para engordar su malestar.

En ese espacio, investigadores y sospechosos se debaten en un intenso, sensible, inquietante e intrigante proceso de gatos y ratones, en el que unos buscan quebrar y otros, lógico, aguantar, entre embates, provocaciones y estrategias al límite de la ilegalidad.

La serie, que ha rodado todas sus versiones en el estudio que Netflix tiene la Ciudad de la Tele en Madrid, ofrece al espectador habituado a los dramas policíacos una vuelta de tuerca donde la acción y las sirenas le dan paso -y peso- a los guiones y a la interpretación.

Con logradas actuaciones, cada elenco le pone el cuerpo a historias y personajes puntillosamente delineados, con los que el espectador no puede dejar de sentir empatía o rechazo, sentimientos que van mutando a medida que avanza el asfixiante marcador digital rojo que los mantiene a todos al borde del abismo, a contrarreloj.

Sobre esa mesa que decora esa fría sala, la justicia baila en un delicado equilibrio y los encargados de protegerla, muchas veces, terminan poniéndola en jaque, con trucos que saltan los protocolos pero que persiguen -se justifican ellos- un buen fin, muchas veces, personal.

Gatos que persiguen ratones pero que, de cierta forma, también tiene bigotes de roedores, es una pincelada de esta producción imperdible para los amantes de la tevé criminal, hartos de encontrarse siempre con la misma y desgastada fórmula: escena del crimen, llegada de los detectives, persecución de pistas falsas y una corazonada que dará con el culpable después de sortear algunas encrucijadas imposibles.

Asesinatos, desapariciones, fraudes, inmigración ilegal, homofobia, narcotráfico, terrorismo, abuso sexual y, entre otras cruentas pero “humanizadas” historias , violencia de género son las temáticas que tiñen los doce episodios de esta serie europea.

La cámara se aleja de la sala de interrogación únicamente para recorrer, en su justa medida, los pasillos y la máquina de café de la comisaría, entre los que los investigadores tejen hipótesis y cuecen habas.

La sala de observación, en paralelo al interrogatorio, nos muestra otro costado, también sabroso, donde aparecen las relaciones interpersonales, los celos, las obsesiones, los romances y las ansias de poder de los investigadores, y que ofician de atractivos hilos conductores entre episodio y episodio.

Dirigida por Jim Field Smith, el reparto de la versión inglesa está encabezado por David Tennant, Hayley Atwell, Youssef Kerkour, Clare-Hope Ashitey, Katherine Kelly, Lee Ingleby, Nicholas Pinnock, Mark Stanley, Rochenda Sandall y Shubham Saraf.

El elenco francés, bajo la batuta de Frédéric Mermoud, incluye las actuaciones de Nathalie Baye, Jérémie Renier, Sara Giraudeau, Margot Bancilhon, Laurent Lucas, Stéphane Jobert, Anne Azoulay, Mhamed Arezki.

Oliver Hirschbiegel dirige la versión alemana que está protagonizada por Peter Kurth, Christian Berkel, Deniz Arora, Nina Hoss, Eva Meckbach, Sylvester Groth, Florence Kasumba, Christian Kuchenbuch y Jonathan Berlin.

Y la versión española, bajo la mirada de Mariano Barroso, tiene en su elenco a Carmen Machi, Inma Cuesta, Eduard Fernández, Emma Suárez, Álvaro Cervantes, Jorge Bosch, José Ángel Egido, Nuria Mencía, Daniel Chamorro, María Morales, Javi Coll y Milo Ta.

 

Multimedia

La directora de “Criminal: Francia” debe probar su autoridad a su equipo / Netflix

David Tennant es uno de los sospechosos de “Criminal: Reino Unido” / netflix

en “CRIMINAL: ALEMANIA” algunos investigadores se toman los casos muy a pecho / netflix

la jefa del equipo de “CRIMINAL: ESPAÑA” tiene métodos que rayan el protocolo / netflix

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

cargando...

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla