Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Cristina marca la impronta final de la campaña de Alberto Fernández
Cristina marca la impronta final de la campaña de Alberto Fernández
Mariano Spezzapria

Por: Mariano Spezzapria
mspezzapria@gmail.com

16 de Octubre de 2019 | 02:33
Edición impresa

Entre las múltiples repercusiones que tuvo el primer debate presidencial hay una que llamó especialmente la atención en el Gobierno y en el peronismo reunificado en el Frente de Todos: la lectura que hizo la sociedad –a través de los medios y las redes sociales- sobre la actitud agresiva que desplegó Alberto Fernández hacia Mauricio Macri, con el ahora famoso “dedito acusador” incluido.

¿Por qué Alberto se posicionó tan duramente contra Macri, a contramano de su propia idea de presentarse como un moderado? Si la estrategia del Frente de Todos se basó hasta ahora en mostrar más apertura en su candidato presidencial, frente al dogmatismo de su compañera de fórmula, el cambio de actitud en el debate permite inferir que Cristina está marcando la impronta final de la campaña opositora.

De hecho, fue la ex presidenta la que salió a aprovechar ayer un traspié de Macri –que tuvo una frase poco feliz sobre las mujeres y la administración de las casas de familia- para ratificar el calificativo de “machirulo” que ella misma le dedicó tiempo atrás. Cristina ya se había quejado, desde El Calafate, de que los medios hayan emparentado la gestualidad de Alberto con un rasgo autoritario.

La reaparición de la candidata a la vicepresidencia en la campaña del Frente de Todos se debe a motivos temporales –pasó varias semanas, en forma interrumpida, con su hija Florencia en Cuba- pero también a una razón política: en el peronismo reunificado creen que una porción mayoritaria de la sociedad ya no le cree a Macri y que, por ende, no hará mella el intento del Presidente por agitar el fantasma del kirchnerismo.

Una definición que dejó la ex presidenta en la presentación de su libro Sinceramente da una idea de ello: “Ahora todos le pegan al muñeco en el piso, pero creo que no es así, más allá de que es cierto que no es de los más chispita para gobernar”, afirmó Cristina apelando al lenguaje coloquial que ya había utilizado con palabras como “pindonga” y “cuchuflito”. Pero en los hechos, Cristina siempre fue muy dura con Macri.

Los dirigentes que tratan con ella atribuyen ese comportamiento a que responsabiliza al Presidente de la “persecución judicial” de la que se cree víctima, con lo cual es de esperar que mantendrá la misma línea y que bregará para que el candidato del FdT también la sostenga. Según trascendió, hablaron varias veces por teléfono antes del debate en la Universidad del Litoral en Santa Fe.

De cara al segundo debate, que tendrá lugar el próximo domingo en la facultad de Derecho de la UBA, Cristina ya acuñó una idea que muy posiblemente tomará Alberto en el bloque referido a la transparencia institucional –léase corrupción-, claramente el Talón de Aquiles del kirchnerismo. La ex presidenta sugirió que habrá una investigación sobre el endeudamiento del país durante el mandato de Macri.

Alberto ya identificó a “los amigos de Macri” como responsables de la fuga de capitales –habló específicamente de las partidas que envió el FMI-, con lo cual resulta evidente que la fórmula del FdT pasará por contrarrestar las acusaciones históricas que pesan sobre el kirchnerismo, con presuntas irregularidades de la actual gestión presidencial. La lupa también se posaría sobre el endeudamiento bonaerense.

Cristina y Alberto se mostrarán juntos mañana en Santa Rosa, La Pampa, donde se realizará el acto central por el 17 de Octubre, la fecha fundacional del peronismo. Al cabo de una campaña que recayó sobre los hombros de Alberto y en la que Cristina apareció poco y nada, lo cierto es que en el tramo final se está imponiendo el estilo confrontativo de la ex presidenta. El primer debate lo dejó en evidencia.

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

cargando...

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla