Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
EN VIVO

Seguí el festejo en Plaza de Mayo tras la asunción de A. Fernández

Ampliar
Festival de escruches y vandalismo en comercios de la Región

Fueron tres ataques entre la noche del miércoles y la madrugada del jueves: en el Centro, en Gonnet y en El Mondongo. En dos de los hechos utilizaron objetos de gran tamaño para ingresar

Festival de escruches y vandalismo en comercios de la Región

En “living La Plata” utilizaron un pedazo de cemento para romper el blíndex. En “La alemana”, una roca/d. alday

15 de Noviembre de 2019 | 02:31
Edición impresa

Una misma modalidad de robo conectó en las últimas horas a tres comercios platenses de rubros distintos y ubicaciones apartadas entre sí. Dos de los casos que los tuvieron como víctimas sucedieron en el casco urbano de la Ciudad, en tanto que el restante ocurrió en Gonnet; todos en sectores de tránsito asiduo, una situación que pareció no importarle a los autores de cada incidente.

Como sucede en gran parte de estos episodios, el arreglo de los ventanales que suelen romper para ingresar en los locales se vuelve más costoso que la pérdida por lo sustraído.

Además, los propietarios suman un gasto extra con la colocación de alarmas, cámaras, rejas u otro elemento que aumente la seguridad de los negocios.

“A veces hasta tenemos que cambiar hábitos, como entrar más tarde, cerrar antes, pedirles a los vecinos que miren mientras bajamos las persianas”, le contó a EL DIA uno de los damnificados.

LADRILLO Y BLOQUE DE CEMENTO

En la fábrica de muebles “La Plata Living”, situada en camino Centenario entre 510 y 511, no es la primera vez que son víctimas de un ataque como el que padecieron el miércoles por la noche. Y, según le aseguraron a este diario, los autores serían una bandita de menores “de la zona de 7 y 507” que “actúa con total impunidad” en ese área de Gonnet.

Daniel (40), empleado del lugar, concluyó la jornada laboral a las 20.

En la cuadra quedaban pocos locales abiertos, aunque el tráfico en la calle era fluido. Una hora y media más tarde, cuando ya estaba en su casa, recibió el llamado de la empresa de alarmas que el alertaba del ingreso de delincuentes al comercio. Al arribar, Daniel se encontró con una parte del blíndex destrozado.

Primero le tiraron un pedazo de ladrillo para astillar el vidrio de uno de los grandes ventanales que dan al frente. Después buscaron un objeto más grande, que encontraron a unos dos metros: un bloque de cemento de medio metro.

Entonces se metieron por el agujero y fueron directo a los escritorios que están en el fondo del edificio. No tocaron las computadoras ni otros elementos. Buscaban plata, pero no había. “Nunca dejamos dinero”, explicó el hombre.

Asimismo, señaló que hace tres meses sucedió “exactamente lo mismo, con los mismos chicos”.

En esa línea, añadió que “es una impunidad total, les pegan a los policías, actúan a la vista de todos. Saben cómo es todo el proceso, desde que los llevan a la comisaría hasta que les piden el teléfono de los padres para que los vengan a buscar”.

UN “METEORITO”

Por otra parte, en la “Cervecería Alemana” de 11 y 57, ocurrió algo similar.

Fuentes oficiales informaron que a las 6 de la mañana de ayer un grupo de menores arrojaron una piedra de gran tamaño a una de las ventanas que hacia 57.

“Era un meteorito”, graficó un vecino en la búsqueda de una metáfora que describiera al cascote. La secuencia quedó grabada por las cámaras del restaurante y en las imágenes se ve cómo uno de los ladrones salta el mostrador y huye con la plata que había en la registradora.

“Cada dos o tres meses nos están entrando. Se llevaron el cambio, ya les dejamos la caja abierta para que no rompan todo”, lamentó Ricardo, el encargado.

“A PONER ALARMA Y CÁMARAS”

Por último, Claudia (55), la dueña de un kiosco y agencia de loterías de 117 y 66, refirió que desconocidos forzaron la persiana metálica para ganar el acceso al interior.

“La puerta estaba abierta porque mi hijo la dejó así para ventilar un poco. Igual me hubieran roto el vidrio”, explicó la mujer. A ella le avisó un vecino de lo sucedido y enseguida se dirigió a la tienda. Conforme manifestó, “el kiosco queda muy oscuro a la noche, así que lo único que hicieron fue ir hasta la parte donde funciona la agencia y se llevaron toda la plata que teníamos guardada”.

El monto era de unos 20 mil pesos, reservados “para pagarles a los proveedores al otro día”, remarcó Claudia. “Acá nunca dejamos nada, tuvieron suerte. Se deben haber pensado que teníamos más”, indicó. Tras el atraco, la damnificada afirmó que “ahora pusimos alarma y vamos a colocar cámaras también”.

 

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla