Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
“Jugando con fuego”: una comedia para toda la familia con acento latino
13 de Diciembre de 2019 | 05:06
Edición impresa

El actor colombiano John Leguizamo se involucró en la creación de su personaje en su nueva película, “Jugando con fuego”, para que fuera lo más auténtico posible y reconocible por parte de los niños latinos de Estados Unidos como alguien de su propia familia.

“¡Qué bueno es verse y reconocerse en la pantalla!”, exclamó el actor, productor, escritor, cineasta y empresario al explicar, durante una entrevista con Efe, que pidió a los productores de la cinta, en la que comparte carteles con el atleta de lucha libre convertido en actor John Cena, que le permitieran crear un personaje auténtico.

“Yo les dije que podíamos hacer algo bueno, pero que me tenían que ayudar”, recordó Leguizamo. “Nos tocó reescribirlo, improvisar” y así nació Rodrigo, un bombero piloto de helicópteros que demuestra cómo un “macho bien macho” puede ser “una muy buena madre”.

En “Jugando con fuego”, que se estrenó el jueves en los cines platenses, su personaje es parte de un escuadrón de élite de bomberos en California conocido como “Smoke Jumpers”, cuya misión principal es rescatar a la gente que queda atrapada en los incendios.

En la comedia familiar, los bomberos rescatan y terminan adoptando a tres niños muy traviesos, que comienzan haciéndoles su muy ordenada vida un verdadero desastre.

“Rodrigo es bien latino, él baila, cocina, lanza frases en español, habla de su abuelita”, describió el artista de 55 años.

También es un ex convicto quien en la cárcel se convirtió en fanático de “Mi pequeño pony”, muy popular entre los niños, algo que le encantó al actor que se ha echado a los hombros la misión de educar a los latinos, sobre los latinos. “Se puede ser macho y tierno a la vez”, afirmó.

Por años Leguizamo fue un actor del montón, con la suerte justa para tener trabajo constante, pero sin destacarse demasiado. Eso cambió en 1998, cuando decidió convertir su historia familiar en un monólogo de teatro. Desde entonces su carrera ten todos los formatos ha ido en ascenso, así como su activismo a favor de la comunidad latina.

 

 

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla