Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Tras un feroz asalto, vecinos capturaron a dos delincuentes que intentaban huir

Eran cuatro en total. Robaron en una casa de 77 entre 131 y 132. Escaparon por los techos, pero no llegaron lejos

Tras un feroz asalto, vecinos capturaron a dos delincuentes que intentaban huir

“yo estaba acostado y Los escuchamos cuando andaban por el techo de casa”, relató agustín / demian alday

16 de Diciembre de 2019 | 02:05
Edición impresa

En 77 entre 131 y 132, a mitad de cuadra y detrás de un largo portón de madera, se yergue una casa singular. Pintada de color amarillo, está construida con una base de chapa (como suele ocurrir en las ciudades portuarias), aunque el ala izquierda está terminada con material. Allí vive desde hace aproximadamente dos meses, un hombre de 49 años que debió pasar la madrugada de ayer en el hospital de Melchor Romero tras ser víctimas de un violento robo. Los perpetradores del hecho, en tanto, tampoco la pasaron bien: dos fueron atrapados por los vecinos y entregados a las autoridades. Otros dos se encuentra prófugo y eran buscados por la Policía.

La historia, tal como la definieron cuatro de los frentistas que participaron de la captura, parece “de película”. Incluso, uno de los delincuentes intentó superar la situación haciéndose pasar por uno de los damnificados. La treta le duró apenas algunos minutos y terminó esposado como su compinche.

UNA MANZANA CONECTADA

En ese sector del barrio del Cementerio -en particular la manzana de 78 a 77 y de 131 a 132-, la mayor parte de los habitantes se conoce desde hace tiempo. Los fondos de las casas parecen conectados, las medianeras son bajas y en ciertos casos lo que separa una propiedad de la otra es un alambrado.

Sobre 77, justo al lado del inmueble asaltado, está situado el Jardín Nº 912. Y en 131 funciona la Escuela primaria N° 62. “Este es un barrio tranquilo, o al menos lo era hasta hace un tiempo”, explicó Walter a EL DIA. Su percepción tiene asidero, ya que a pocas cuadras tuvo lugar el crimen de Facundo Ramírez, el joven de 23 años que mataron en la madrugada del sábado cuando salió de una casa familiar de 136 y 74, a la que había ido con amigos casi sobre el final de la fiesta.

“Cuando agarramos al primero, nos fuimos a la esquina y después a la casa de la víctima. Lo torturaron”

Walter, Vecino

 

Además, agregó el vecino, “hace unos días quisieron llevarse a una chica de la esquina. Nosotros dormíamos con las puertas abiertas, ahora estamos encerrados en nuestros propios hogares”. Él fue uno de los que participó, junto a su sobrino Agustín, de la “cacería” de los ladrones.

Por lo que pudieron reconstruir las autoridades del episodio, los sujetos ingresaron en la casa del damnificado entre las 22 y las 23.20. Buscaban dinero en efectivo que suponían había en la vivienda.

Un morador de la zona señaló que “el hombre guardaba algo de plata que juntó para las vacaciones, por eso creemos que se trató de una ‘batida’”.

Los investigadores no descartan nada. Ni siquiera que los ladrones se conocieran con la víctima.

Fuentes oficiales informaron que fueron cuatro los sujetos implicados en el ataque a la vivienda. Torturaron al dueño de casa y le produjeron varios cortes en el cuero cabelludo y en un brazo, esto último de gravedad. Una vez culminaron, huyeron por el fondo del terreno hacia 78, saltando de techo en techo.

“ESTAba ACOSTADO Y LOs ESCUCHÉ”

A las 23.30 del sábado, Agustín estaba recostado en la cama y escuchó ruidos que provenían del tejado. Enseguida se levantó y se cruzó con Walter, su tío, quien había oído lo mismo. Cuando salieron a la calle vieron a varios desconocido que escapaban en diferentes direcciones. Uno se quedó enganchado en la reja de un portón, otro retrocedió sobre sus pasos y un tercero huyó por 78 en dirección a 131.

Sin perder tiempo, agarraron al primero. En segundos, más frentistas salieron a la calle para ayudarlos. “Estábamos todos los vecinos, era una locura. Fuimos a sacar a otro que estaba metido en una casa y se quiso hacer pasar por víctima”, recordó Agustín.

Una vez que entendieron la situación, se dirigieron al lugar del robo y se toparon con el cuerpo sangrante del dueño. “Parecía muerto, no se movía. Un muchacho le tiró agua para que reaccionara y ahí vimos que lo habían cortado todo”, señaló. Una ambulancia del SAME lo trasladó al sanatorio, de donde fue dado de alta ayer al mediodía.

Por otra parte, para Agustín no hay dudas: “En total eran cuatro y agarramos a dos. Hay uno que no apareció”. Sobre este punto, los voceros de la pesquisa fueron contundentes y consignaron que los detenidos son dos individuos de 33 y 30 años.

un taxi, una escopeta

Además, en la vereda de la vivienda atracada los efectivos de la comisaría tercera hallaron un taxi modelo Chevrolet Corsa cargado con las pertenencias sustraídas.

Se intentaba determinar si el rodado era propiedad de alguno de los ladrones o si lo usaron para cometer el hecho.

Uno de los aprehendidos portaba una escopeta Escort (tipo Itaka) con pedido activo de Ensenada. El otro un cuchillo de cocina cubierto de sangre.

La causa fue caratulada como “robo doblemente calificado por ser en poblado y en banda, en concurso real con uso de arma de fuego apta para disparo, lesiones y violación de domicilio”.

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

Multimedia

“yo estaba acostado y Los escuchamos cuando andaban por el techo de casa”, relató agustín / demian alday

La casa de 77 entre 131 y 132 donde los cuatro ladrones entraron a robar ayer a la noche

atraparon a dos En 78 entre 131 y 132.. Uno de ellos se enganchó en la reja de un portón

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla