Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
La Legislatura elige autoridades en un clima de fuerte tensión política

El peronismo insiste con el control total de Diputados pero hasta ahora no tiene número para imponerlo. Resistencia de Vidal

La Legislatura elige autoridades en un clima de fuerte tensión política

las autoridades de la cámara de diputados, eje del conflicto/web

José Picón

Por: José Picón
jpicon@eldia.com

9 de Diciembre de 2019 | 02:14
Edición impresa

“Final abierto”. La frase más repetida en las últimas horas por legisladores del oficialismo y la oposición bien podría ser la síntesis de la pesada incertidumbre que rodea a la designación de autoridades en ambas cámaras de la Legislatura. En medio de una dura pulseada entre el Frente de Todos y Juntos por el Cambio, hoy deberían quedar resueltas las conducciones tanto del Senado como de Diputados, pero la sonora disputa por los espacios de poder alcanza para poner en duda la posibilidad de que se arribe a un acuerdo.

La disputa de fondo tiene que ver con Diputados, donde el peronismo pretende quedarse con el control total de la cámara nominando al presidente y al vice. Cambiemos reclama la vice para un dirigente propio. La pulseada reconoce un poco más que motivos políticos: el vicepresidente tiene el control administrativo y no hay gasto que pueda ejecutarse sin su firma.

Las tensiones políticas cruzan uno y otro bloque. El gobernador electo Axel Kicillof terminó aceptando que fuera Federico Otermín el presidente de Diputados, fruto de un acuerdo entre un sector de los intendentes del PJ, La Cámpora y Sergio Massa. Pero exige que un legislador propio como Carlos “Cuto” Moreno, sea el vice. Una suerte de monitoreo propio de una de las mayores cajas políticas de la Provincia.

Esa movida puso en aprietos a María Eugenia Vidal y al equilibrio interno que busca mantener con sus intendentes. Ocurre que el cargo de la vicepresidencia estaba acordado para un diputado ligado a uno de los alcaldes del PRO. Los nombres que se mencionan son los de Santiago Nardelli, ligado al bahiense Héctor Gay y Adrián Urreli, que viene con el aval del jefe comunal de Lanús, Néstor Grindetti.

Kicillof ha elegido a Vidal como interlocutora con la oposición. Pero al negarle el segundo cargo de importancia en Diputados, la coloca en una situación compleja dentro del espacio que pretende liderar.

Esa particular situación hizo endurecer la posición de Juntos por el Cambio, que resiste resignar la vicepresidencia. “Queremos los mismos espacios que nosotros le dimos a la oposición”, braman en el PRO y la UCR.

Esa encerrona tiene relación con el delicado equilibrio de poder que alumbrará en la Legislatura. Si bien el futuro oficialismo tendrá una leve preminencia en Diputados, Juntos por el Cambio ostenta mayoría suficiente en el Senado como para evitar la sanción de cualquier ley. Por eso la negociación involucra irremediablemente a las dos cámaras.

Existe otra grajea política que no habría que dejar de pasar por alto: con 45 diputados, el Frente de Todos hasta el momento tampoco tiene número propio para imponer las autoridades en la Cámara baja. Si no hay acuerdo con Cambiemos (tiene 44 legisladores aunque hay un latente peligro de fugas), debería recurrir al apoyo del bloque 17 de Noviembre de los legisladores Fabio Britos y Mario Giaccobe. Con ellos podría reunir la mayoría necesaria de 47. Pero hasta el momento no habían avanzado las negociaciones en esa dirección y el peronismo insistía en quebrar la resistencia de Juntos por el Cambio.

EL GOBERNADOR INTERINO

La cuestión en el Senado es un poco menos compleja pero muy relevante a la vez. Entre otros cargos, los senadores deben elegir al vicepresidente primero que, como viene informado este diario, será gobernador por un día.

Ocurre que Vidal termina el mandato el 10 y Kicillof asumirá el 11. Por 24 horas, el senador que ocupe ese cargo desempeñará ese rol de interino.

En principio, aún con mayoría propia de 26 senadores, Juntos por el Cambio no pondría reparos para ceder ese espacio que está en la línea de sucesión del gobernador. Más allá de los tironeos políticos, existe una necesidad de cubrir el cargo para que Kicillof pueda jurar el día 11.

Vidal no estaría dispuesta a impedir ese acto institucional y así se lo habría transmitido a su tropa. El peronismo, en tanto, prepara su propia jugada para que sea la senadora Teresa García electa en el cargo. Tendrá, la dirigente de San Isidro, un rol por demás efímero: ocurre que se mudará a la Gobernación para desempeñarse como ministra de Gobierno de Kicillof (ver aparte).

En un clima de fuerte tensión, la sesión preparatoria en Diputados está prevista para las 15. En el Senado, a las 11. Lo de los horarios surge como una anécdota, porque en medio del tironeo entre el PJ y Cambiemos, comenzó a circular la versión de que podría terminar naufragando la reunión en Diputados mientras que en el Senado sólo se nominaría al vice primero para garantizar la jura de Kicillof.

Como dicen los propios legisladores, “final abierto”.

En medio de una dura pulseada, hoy deberían resolverse las conducciones de ambas Cámaras

El PJ, hasta ahora, no tiene número para imponer autoridades en Diputados

 

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla