Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
El caso del obispo salteño denunciado por abuso sexual

Lo que el Vaticano ya sabía

Lo que el Vaticano ya sabía

El Vaticano estaba notificado de que el obispo argentino Gustavo Zanchetta tenía un comportamiento inapropiado con seminaristas que estaban bajo su orden, pese a lo cual el papa Francisco lo designó para un alto puesto en la Santa Sede en 2017.

Así lo corroboran documentos internos de la Iglesia de 2015 y 2016 dirigidos a las autoridades eclesiásticas locales y al entonces Nuncio Apostólico en Argentina, monseñor Paúl Emile Tscherrig, en el cual cinco subalternos de Zanchetta en el Obispado de Orán, en Salta, alertaron a las autoridades eclesiásticas sobre “actitudes extrañas con los seminaristas”.

El texto fue publicado ayer por el diario El Tribuno de Salta. Uno de los cinco religiosos que firmaron el informe confirmó su autenticidad, pero pidió que se mantenga reserva de su identidad.

La Santa Sede insiste en que no existían acusaciones de abuso sexual contra Zanchetta cuando lo nombraron para el segundo puesto jerárquico en la gerencia financiera del Vaticano, la APSA, en 2017. Sin embargo, un antiguo subalterno del obispo, el padre Juan José Manzano, dijo a fines de enero que le había enviado reportes al Vaticano entre 2015 y 2017 acusando al obispo de conducta inapropiada, como tomarse selfies desnudo y acosar a seminaristas.

Uno de estos reportes es el que publicó El Tribuno. La Nunciatura y el Arzobispado de Buenos Aires no hicieron declaraciones sobre el tema.

Hace diez días una presunta víctima denunció penalmente a Zanchetta por abuso sexual y su testimonio dio impulso a una investigación que había iniciado de oficio la Justicia.

El documento dirigido a la Nunciatura en Buenos Aires señala que en septiembre de 2015 el secretario canciller del obispado de Orán, el laico Luis Amancio Díaz, accedió al teléfono móvil de Zanchetta a pedido del propio obispo para descargar unas fotografías vinculadas a asuntos oficiales y que entre ellas pudo advertir “imágenes pornográficas de sexo explícito homosexual y otras del tipo ‘selfie’ desnudo, mostrando sus órganos genitales y en actitudes masturbatorias, enviadas desde su celular a otra persona (no identificada)”.

La denuncia interna contra Zanchetta advirtió también sobre “actitudes extrañas con los seminaristas”. En el informe se afirma que un pendrive con el material comprometedor de Zanchetta fue enviado al cardenal primado de Argentina, Monseñor Mario Poli. (AP)

 

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla