Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp

“El Credo” Violencia, neonazis e impunidad, la otra cara de La Feliz

En el Cine Select se puede ver hasta el miercoles la cinta de Alan Sasiain que documenta el ascenso, accionar violento y enjuiciamiento de grupos fascistas en la ciudad balnearia

“El Credo” Violencia, neonazis e impunidad, la otra cara de La Feliz

Mar del Plata: ¿La Feliz? En “El Credo”, documental realizado por Alan Sasiain que se estrenó ayer en el Cine Select del Pasaje Dardo Rocha (se podrá ver hasta el próximo miércoles, a las 21.30), los vecinos de la ciudad balnearia afirman que no. Y no se trata de un mero de juego de palabras: es que el documental descubre el velo detrás de las olas y el viento, detrás del turismo y el casino, y descubre una ciudad asediada por ataques de grupos fascistas a mujeres, bolivianos, homosexuales y trans.

Sasiain, estudiante de la carrera de Artes Audiovisuales en nuestra Facultad de Bellas Artes aunque oriundo de Mar del Plata, comenzó su investigación cuando descubrió que Franco Pozas, un viejo amigo de la ciudad balnearia, militante de la izquierda durante su adolescencia, se había vuelto parte de la organización juvenil neonazi Bandera Negra, que durante 2014 lideró varios ataques contra referentes de organizaciones políticas, sociales y de colectivos que defienden la diversidad.

La nueva alineación de Pozas le permitió a Sasian reconectarse y redescubrir algunos espacios y personajes de su pasado en La Feliz, y surgió así la idea de retratar esa ciudad oculta, en tensión permanente.

Sasiain comenzó a investigar y a filmar, y en paralelo las derechas crecían en el mundo: “Ya no pudimos decir más que era una anécdota que ocurría en una ciudad puntual. Esto que estaba pasando en Mar del Plata tenía su correlato en Brasil, en Estados Unidos, en España: alli, el documental encontro un lugar de pertenencia en un marco mucho más general, un reflejo de la experiencia argentina en la costa argentina pero también algo más amplio, que permitía pensar las derechas latinoamericanas a partir de una experiencia particular”, analiza, en diálogo con EL DIA.

En efecto, Mar del Plata tiene el índice de desocupación más alto del país, una crisis que también afecta otras ciudades y países donde los movimientos de ultraderecha han hecho particular mella con sus promesas de devolver el trabajo a los connacionales.

Pero a pesar de la violencia de sus acciones, los grupos nacionalistas operaron durante años con gran impunidad: hubo denuncias que se desestimaron y una policía indulgente. Las movilizaciones sociales consiguieron finalmente a fuerza e insistir que ocho miembros de estos grupos llegaran a un juicio, pero “El Credo”, realizado con el apoyo del INCAA y estrenado el año pasado en el Festival de Mar del Plata, tuvo que navegar por estas aguas de incertidumbre.

“Muchas de las víctimas tenían miedo al principio”, cuenta el realizador, que casi no contaba con testimonios mientras los agresores seguían libres. “Muchos no querían hablar”, revela, y fue “todo un proceso convencerlos”, pero “la situación cambió cuando los detuvieron”.

Navegando esas aguas turbulentas con Javier Blasco, de la Facultad de Periodismo local, y con un equipo técnico de gran talento y “la cooperación del ambiente de La Plata”, Sasiain logró llegar a un final satisfactorio con su primera e inquietante película, tan satisfactorio como el fallo ejemplar que finalmente dio cierre a esta historia aunque, está claro, las condiciones, el caldo de cultivo, de esa violencia, sigue vigente.

 

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla