Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp

Murió un efectivo en un tiroteo entre policías: creen que no se reconocieron por la oscuridad

El hecho tuvo lugar en la localidad bonaerense de Lincoln. Aparentemente el enfrentamiento a tiros se produjo cuando dos comandos de patrulla asistían a un operativo para detener al sospechoso de un delito. Como el procedimiento se concretó a las 5.00 de la madrugada sospechan que la falta de luz tuvo un papel fundamental para que se desatara la tragedia

Murió un efectivo en un tiroteo entre policías: creen que no se reconocieron por la oscuridad

Un efectivo de la policía bonaerense murió baleado en las últimas horas y otro resultó herido en la ciudad bonaerense de Lincoln aparentemente en un tiroteo que se habría desencadenado por error. El caso ha generado una fuerte conmoción en la localidad de Lincoln por las circunstancias en las que se produjo el deceso del efectivo Saúl Ballesteros (30) quien recibió un tiro a la altura del corazón y murió cuando lo trasladaban a un centro de salud.

La Municipalidad de Lincoln decretó un día de duelo, la suspensión de actos oficiales y la colocación de las banderas patria, bonaerense y distrital a media asta en señal de acompañamiento a la familia de Ballesteros, según se informó oficialmente.

Si bien el caso es materia de análisis y pericias, de acuerdo a los primeros datos obtenidos por los investigadores, dos comandos de patrulla acudieron a un domicilio para concretar la detención de un sujeto buscado por un caso de violencia de género que se sospechaba que se encontraba en una vivienda de Guido Spano entre San Lorenzo y Fortín Chiquito, del barrio Sagrado Corazón. 

Todo surgió a partir de un llamado de emergencia que ambos escucharon por la radio alrededor de las 5.00 de la madrugada. En este marco, cinco efectivos acudieron a la casa para apoyar a la unidad que debía efectuar la detención.  

De acuerdo con la pesquisa, el móvil y las motos fueron por distintos sectores y por alguna razón hubo un fuego cruzado entre ellos, ya que aparentemente no se reconocieron como integrantes de la fuerza.

En plena estapa de investigación, por estas horas se analiza si la oscuridad fue un factor determinante para que se desencadenara la balacera. Es que según señalan medios de prensa de dicha localidad bonaerense, el barrio Sagrado Corazón, se caracteriza por ser una zona de muy poca iluminación. 

Mientras la investigación continúa, en las últimas horas Oscar Carrizo, subsecretario de Prevención Ciudadana de Lincoln, brindó una serie de precisiones a la prensa sobre cómo se habría iniciado el tiroteo. Manifestó al respecto que la última cámara de seguridad que captó a los tres vehículos fue a unos 700 metros del lugar del hecho.

Según Carrizo, a unas dos cuadras antes de llegar una de las motos dobló para rodear al inmueble y los otros móviles continuaron derecho. "Dado que en esa zona había poca iluminación los policías se encontraron de frente a menos de ochenta metros entre sí y mutuamente dieron la voz de alto pero se ve que desconfiaron hasta que uno de ellos efectuó un disparo que originó el tiroteo entre los grupos", relató el subsecretario

Añadió al respecto que luego se comprobó que "el hombre buscado ya no estaba" y que "evidentemente los efectivos no se reconocieron y el desenlace fue esta tragedia". 

A raíz del enfrentamiento, el subteniente Saúl Ballesteros (30) recibió un tiro a la altura del corazón y murió mientras era trasladado al hospital local, mientras que el otro policía, identificado como el subinspector Juan Manuel Pérez (38), resultó herido de tres impactos, uno en un brazo, otro en una pierna y el restante en un hombro. "El herido quedó internado en el hospital de Lincoln pero estaba por ser trasladado a Junín, por suerte su vida no correría peligro", aseguró Carrizo.

El fiscal Sergio Terrón, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 5 de Junín ordenó que se haga la autopsia en la morgue judicial para determinar las causas de la muerte de Ballesteros, quien al momento del enfrentamiento no llevaba chaleco antibalas. La investigación quedó centrada en una presunta negligencia de los efectivos al no cumplir con los protocolos de seguridad previstos para estos procedimientos, dijeron las fuentes. 

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...