Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
En poco tiempo sale libre

El ex marido la dejó ciega y pide que él haga un tratamiento

El ex marido la dejó ciega y pide que él haga un tratamiento

Susana Gómez

Una mujer que quedó ciega por los golpes de su marido en 2011, en La Plata, pidió ayer que se le exija al agresor, quien quedará libre en menos de tres meses, cumplir con el tratamiento psicológico sobre violencia de género previsto en la sentencia condenatoria, que nunca realizó.

Se trata de Susana Gómez quien sufrió el desprendimiento de ambas retinas cuando su esposo, Carlos Ariel Goncharuk, golpeó su cabeza repetidas veces contra la pared de la cocina de la casa donde habitaban ella y sus cuatro hijos, en la localidad de Lisandro Olmos.

La mujer había denunciado al agresor en 13 oportunidades a lo largo de los nueve años que duró la convivencia. De hecho al momento del ataque el agresor había violado una medida de restricción perimetral que le impedía acercarse a ella.

Gómez, quien trabaja de telefonista en la Suprema Corte de Justicia bonaerense, cargo al que accedió en cumplimiento del cupo por discapacidad por haber quedado ciega, solicitó una entrevista con el procurador general de la Corte bonaerense, Julio Conte Grand, quien podría recibirla en los próximos días, contaron allegados a la víctima.

“La justicia no hizo nada”

“Yo quedé ciega por dos motivos: porque Carlos Ariel Goncharuk, mi ex pareja, me produjo esto y casi me mata; y en segundo lugar porque la justicia no hizo nada, no intervino a pesar de las trece denuncias que hice antes de ese ataque que me dejó ciega”, explicó Susana Gómez.

La mujer contó que “cuando lo condenaron se le exigió que haga un curso sobre la temática de violencia de género y se ha negado”.

“Faltan menos de tres meses para que quede libre y yo quiero que la justicia me acompañe a mi y a mi familia”, remarcó la mujer, quien además pidió protección para ella y sus hijos ante la inminente salida de Goncharuk.

En 2015, la justicia condenó al hombre en un juicio oral a ocho años de prisión y le impuso la obligatoriedad de realizar un tratamiento sobre la temática de violencia de género, que hasta el momento el condenado no ha realizado.

Gómez tiene cuatro hijos con su agresor, de entre 14 y 8 años, quienes se han negado a vincularse con su padre, según trascendió.

 

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla