Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
SE ENDURECE EL SISTEMA DE RETIRO EN BRASIL

Avanza en Diputados la reforma de las jubilaciones que impulsa Bolsonaro

La Cámara Baja aprobó la primera de las dos votaciones previstas para una ley clave que busca sanear las cuentas públicas

Avanza en Diputados la reforma de las jubilaciones que impulsa Bolsonaro

BRASILIA

La reforma de las jubilaciones en Brasil, impulsada por el presidente Jair Bolsonaro, fue aprobada ayer en la primera de dos votaciones en la Cámara de los Diputados, un paso clave para que el gobierno ultraderechista recobre la confianza de inversores en la economía brasileña.

El texto base que endurece el sistema de jubilaciones de Brasil fue aprobado con 379 votos contra 131, superando el mínimo de 308 necesarios (tres quintos de los 513 escaños) que requieren las reformas de carácter constitucional como esta.

“Está aprobado” el proyecto, dijo el presidente de la Cámara, Rodrigo Maia, al proclamar los resultados al borde de las lágrimas.

Además se deben votar algunas enmiendas al texto que prevén, por ejemplo, reducir el tiempo mínimo de aporte de las mujeres de 20 a 15 años para jubilarse y reducir la edad mínima exigida a los policías para recibir el beneficio.

PASOS SIGUIENTES

Ahora el proyecto deberá someterse a un segundo voto en la Cámara, probablemente antes del receso parlamentario de dos semanas, que empieza el 18 de julio.

Luego deberá pasar al Senado, donde será sometido a una doble votación y precisa obtener una mayoría de tres quintos (49 de los 81 senadores).

El proyecto inicial preveía un ahorro de 1,2 billones de reales en 10 años (más de 300.000 millones de dólares). Las modificaciones aportadas durante los debates redujeron esa suma a cerca de un billón de reales, considerada aún aceptable por el mercado.

Brasil es uno de los pocos países que no exigen una edad mínima para el retiro laboral y el régimen actual permite jubilarse a las mujeres que aportaron durante 30 años y a los hombres que lo hicieron durante 35, sin una edad mínima, aunque el monto del beneficio mejora para quienes prolongan su vida laboral.

En 2018, el déficit de las cajas de jubilaciones (públicas y privadas, de estados y municipios y de los militares) sumó 362.000 millones de reales (casi 100.000 millones de dólares al cambio promedio de 2018), equivalentes al 5,5% del PBI. En 2011, representaba 2,1% del PBI.

El sistema que el gobierno quiere poner en marcha instaura una edad mínima de retiro (62 años para las mujeres y 65 para los hombres) y un tiempo de aportes de 40 años para gozar del beneficio completo.

La necesidad de la reforma en un país que encara un rápido proceso de envejecimiento es aceptada incluso por legisladores de centro o centroizquierda, que denuncian sin embargo, entre varios puntos, la elevación de los años necesarios de aportes en un país donde uno de cuatro trabajadores del sector privado pertenece al sector informal, según datos oficiales.

OPTIMISMO DE LOS MERCADOS

Impulsada por el avance de la reforma previsional, la Bolsa de San Pablo alcanzó ayer nuevas cimas y el real se fortaleció frente al dólar.

El índice Ibovespa de la Bolsa paulista, que el 19 de junio cerró por primera vez por encima de los 100.000 puntos, superó los 106.000 puntos por la tarde, aunque en las últimas horas cedió terreno y cerró a 105.817, en alza de 1,23% respecto al cierre del lunes (el martes fue feriado en San Pablo). En lo que va del mes, el Ibovespa ganó 4,80% y acumula un alza de más de 20% desde enero. (AFP y TÉLAM)

 

 

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla