Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
El puesto por cubrir

Milito quiere a Juan Manuel Sánchez Miño, el “3” de Independiente. En las próximas horas habrá una nueva propuesta, pero la negociación asoma difícil. Angileri, Más y un tapado, las otras opciones

El puesto por cubrir
14 de Enero de 2020 | 03:55
Edición impresa

Juan Manuel Sánchez Miño es la obsesión de Gabriel Milito para llegar al sector izquierdo de la defensa de Estudiantes, que hasta el momento -y a pesar de una larga serie de ensayos- no pudo cubrir con los laterales que se mueven en el plantel cada jornada de entrenamientos en el predio deportivo de City Bell.

Ni bien el presente campeonato oficial de Primera se interrumpió con motivo del fin de año, la dirigencia del Pincha comenzó a gestionar la incorporación de un marcador con perfil zurdo, aunque sin éxito, porque los apuntados fueron considerados poco menos que intransferibles por sus clubes.

En esa nómina apareció Sánchez Miño, aunque a pesar de las condiciones planteadas por Independiente, institución propietaria de su ficha, los negociadores de Estudiantes insistieron, tanto que por estos días continúan con la esperanza de conseguir un entendimiento para que la transferencia sea posible.

Por lo que se dejó trascender, el club de Avellaneda quiere 2.500.000 dólares por el 100% de su ficha y parece no estar dispuesto a considerar alguna variante que incluya un porcentaje del pase o bien un traspaso en calidad de préstamo. Esto dejó sin chances un primer intento estudiantil, de 700.000 dólares por el 50 por ciento.

En los términos descriptos, el traspaso no asoma como viable, razón por la cual, y a partir de la insistencia de Gabriel Milito, los representantes de la entidad albirroja de la calle 53 están considerando una “oferta superadora”, cuyos términos no trascendieron. Y un “Plan B”, direccionado a Fabrizio Angileri, de River.

Más allá de la firme posición transmitida por los encargados de negociar en nombre de Independiente, parece claro que el Rojo necesita dar de baja a algunos jugadores para equilibrar el presupuesto que le representa mantener un plantel con varios contratos en dólares, y es tiempo de definiciones.

Por lo pronto, la dirigencia que al momento les dio salida a Nicolás Domingo y Francisco Pizzini, aseguran que además del interés expresado por Estudiantes para asegurarse los servicios de Sánchez Miño, consideran otros manifestados por clubes de México, la Liga de los Estados Unidos, Uruguay y Chile por Gastón Silva.

Con el reinicio de la competencia a la vista, al margen de los interrogantes que giran por estas horas alrededor de la Superliga, la Comisión Directiva del Rojo sólo considera el traspaso de uno de ellos para no dejar desguarnecido el puesto de lateral izquierdo.

En el caso de Gastón Silva, su transferencia le permitiría a Independiente saldar una deuda, que asciende a casi 2.000.000 de dólares con el Torino de Italia, y aunque nada se informó al respecto, trascendió una sugerencia a Lucas Pusineri para que no lo incluyera en el ensayo del fin de semana con Douglas Haig.

En esa práctica que incluyó dos encuentros de 60 minutos cada uno, el técnico hizo jugar a Sánchez Miño en el primero de los juegos, que el Rojo ganó 4-0 con anotaciones de Martín Benítez, Braian Romero (2) y Silvio Romero.

Tras el ensayo contra el conjunto de Pergamino, el plantel de Independiente ya se focalizó en el reprogramado partido del domingo contra River, al punto que el grupo continuará la preparación concentrado. Y un dato para tener en cuenta: Gastón Silva se entrenó por separado, mientras una versión dio por seguro su pase a DC United de la MLS, de Estados Unidos.

Con este panorama, los encargados de negociar por Estudiantes continuaban anoche tratando de encontrar el modo de acordar con Independiente la transferencia de Sánchez Miño para dar respuesta al último pedido de Gabriel Milito para completar el Pincha modelo 2020 que con Javier Mascherano en la línea de volantes y Martín Cauteruccio como referente de ataque buscará en las últimas siete fechas de la Superliga escalar en la tabla de posiciones hasta acceder a la zona de Copas.

Ocupar el lateral izquierdo con un titular indiscutido es la obsesión de Milito, quien conoce muy bien las características del juego que puede llegar a desarrollar Sánchez Miño, a lo largo del carril, porque en su paso por Estudiantes, el zurdo mostró su capacidad para la marca, aunque también el buen pie que le permite salir limpio desde el fondo e incluso manejar situaciones en ataque.

Sánchez Miño es el objetivo uno, pero muy complicado, razón por la cual la búsqueda estudiantil ya empezó a redireccionarse al lateral zurdo Fabrizio Angileri, de River.

Schunke se queda

Mientras que sigue la búsqueda del lateral izquierdo, Milito ya sabe que Jonatan Schunke no será transferido. Rosario Central decidió apostar por Joaquín Laso y de esta manera aquella negociación con el Pincha quedó de lado. Ni siquiera se marcharía Gonzalo Jara, a quien lo pretenden Morelia y la U. Católica. Pero ninguno de los dos clubes hizo ofrecimiento económico, tal como es el pedido de Estudiantes.

 

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla