Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Avisos Clasificados
Buscar
Dólar Oficial $95,02
Dólar Ahorro/Turista $156.78
Dólar Blue $145,00
Euro $113,00
Merval 0,00%
Riesgo País 1505
Espectáculos |En diálogo con el dia
Rolón: “Dos amenazas se alzan ante quien ha perdido lo que ama: la melancolía o la depresión”

El psicoanalista y escritor vuelve hoy al streaming con un show que eludirá el presente para hablar de cuestiones universales

Rolón: “Dos amenazas se alzan ante quien ha perdido lo que ama: la melancolía o la depresión”

gabriel rolón ofrecerá esta noche, por plateanet, su nuevo show “la pasión” / un plan productora

27 de Noviembre de 2020 | 03:53
Edición impresa

“El coronavirus nos ha obligado a casi no poder salir de este tema y estar atados a pensar y exponer respecto a estas cuestiones, pero tengo para mí que esto pasará y los temas que nos han recorrido a los seres humanos -el amor, la sexualidad, la muerte- seguirán siendo los mismos”, afirma Gabriel Rolón, psicoanalista y escritor que esta noche reflexionará acerca de estos temas universales en “La pasión”, un nuevo show vía streaming con el que intentará “eludir lo contextual para pensar temas que seguirán recorriendo la vida de todos cuando la pandemia pase”.

El espectáculo virtual tendrá como eje la pasión, “una experiencia límite... una energía que nos desmesura y, por ende, puede ponernos en riesgo. La pasión camina con un pie del lado del deseo y otro del lado del dolor”, según definió Rolón, en diálogo con EL DIA.

Para el licenciado, no todo es maravillas al hablar de la pasión. “Como el amor, es una palabra que tiene muy buena prensa. Pensamos que todos los amores hacen bien y todas las pasiones son maravillosas, pero no es así. Hay amores que lastiman y pasiones que duelen. Por pasión somos capaces de reponernos de situaciones que creíamos insuperables, pero también por pasión podemos lastimar o lastimarnos mucho”, admitió.

En ese sentido, el psicoanalista sostuvo que “es importante poder apasionarse por algunas cosas - el trabajo, el estudio, una vocación o un amor – siempre y cuando se trate de una pasión que nos impulse a dar lo mejor de nosotros y no que nos impulse a querer poseer al otro. Algunas personas desconocen esa sensación y la vida se vuelve monótona, gris. Otras en cambio, como en el caso de las adicciones, se apasionan demasiado por cosas que lastiman. Aludiendo a Sor Juana diría que la pasión es como la sal, dañan su falta y su sobra”.

Por eso el autor best seller señaló que amor y pasión no están ligados necesariamente: “Hay amores que se basan, por ejemplo, en una ternura mesurada o en una comprensión mutua. Y hay pasiones que no perduran el tiempo necesario para que suceda la construcción del amor. La pasión puede surgir de modo instantáneo, el amor en cambio requiere un largo recorrido para nacer. Se trata de conocerse, pactar, aceptar lo que el otro no puede dar y asumir las diferencias con inteligencia. La pasión no requiere ninguna de esas cosas”.

La cita con “La Pasión” será esta noche, desde las 22, y las entradas se pueden adquirir por PlateaNet. El streaming es un formato que no permite el habitual ida y vuelta al que está acostumbrado en sus shows, aunque el autor reconoció que es una forma válida que le servirá de todos modos para conectarse “con el público, para compartir algún pensamiento, o una emoción que ni ellos ni yo teníamos antes de la función”.

“Ojalá podamos replicar ese contacto tan fuerte que se genera cuando nos encontramos en un teatro. Ese sería mi mayor anhelo para este streaming”, anheló.

TAMBIÉN UN LIBRO

El encuentro virtual de Rolón con el público se dará a poco de publicar su décimo libro, “El duelo”, un trabajo que, contó, “no es coyuntural”, desatado por las miles de muertes que la pandemia nos dejó, sino que “la idea de escribir este libro surgió hace muchos años: cuando publiqué ‘El lado B de amor’ decidí que también escribiría un ensayo sobre las pasiones y otro sobre los duelos. Así llegó ‘El precio de la pasión’ y ahora ‘El duelo’”.

“Lo empecé a escribir hace más de un año y quiso el azar que el proceso terminara en medio de una pandemia que ha dejado a la humanidad en duelo. Porque todos, algunos más otros menos, hemos perdido algo”, manifestó el reconocido psicólogo, aunque reconoció que “prefiero escribir de temas que nos recorren desde siempre y se sostendrán hasta el fin de los tiempos: el amor, los celos, la sexualidad, el miedo a la muerte o la angustia, por ejemplo”.

Pero la pandemia no pudo escapar y, casi sin querer, tuvo que incluirla en su obra. “Hay una o dos páginas que hablan de este período tan duro que nos ha tocado vivir. Y reconozco que hay algo que se me planteó que no estaba desde antes: la dificultad de comenzar un duelo en ausencia de ritos. Es decir, qué pasa en la mente de alguien que no pudo acompañar a su ser querido en los últimos días, que no pudo velarlo o llevarlo al cementerio. Aseguro que nos esperan duelos muy traumáticos por esta causa”, confesó.

Para Rolón es importante hablar del duelo porque “dos amenazas se alzan ante quien ha perdido lo que ama: la melancolía o la depresión. Ambas son enfermedades que, a pesar de sus diferencias, generan un enorme dolor y ensombrecen la vida de quien las padece. El duelo es el camino que debemos realizar desde el momento en que perdemos algo amado hasta que ‘eso’ que perdimos da lugar a un recuerdo. Un recuerdo que a veces duele un poco, otras nos saca una sonrisa, pero con el que se puede volver a desear y construir un destino”.

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $265.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla