Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Avisos Clasificados
Buscar
Dólar Oficial $95,12
Dólar Ahorro/Turista $156.95
Dólar Blue $146,00
Euro $113,21
Merval 0,00%
Riesgo País 1517
Política y Economía |La interna oficialista en la Provincia
Crece la presión por el desembarco de Máximo como jefe del PJ bonaerense

El diputado recibió más apoyos de intendentes. Pero desde la conducción del partido resisten y no quieren renunciar

Crece la presión por el desembarco de Máximo como jefe del PJ bonaerense

El diputado Máximo Kirchner y el presidente Alberto Fernández/archivo

Mariano Spezzapria

Por: Mariano Spezzapria
@mnspezzapria

29 de Diciembre de 2020 | 01:51
Edición impresa

La ofensiva política para que Máximo Kirchner se quede con la jefatura del PJ bonaerense tomó cuerpo ayer luego de que el presidente Alberto Fernández avalara el domingo públicamente la designación, aunque los intendentes que integran la actual conducción partidaria avisaron que no piensan ceder ni renunciar porque, de otro modo, La Cámpora les terminará “comiendo el territorio”.

Tras el aval de Alberto Fernández, anticipado por EL DIA hace dos semanas, también apoyó la designación de Máximo el intendente de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde. La misma postura tiene el jefe comunal de La Matanza, Fernando Espinoza, en su caso a cambio de que Kirchner lo respalde para hacerse con la presidencia de la Federación Argentina de Municipios (FAM). Y anoche se sumó Mariano Cascallares, intendente de Almirante Brown, pidiendo que el hijo de la vicepresidenta Cristina Kirchner lidere el partido en la Provincia.

A su vez, los intendentes que conducen el PJ bonaerense, Fernando Gray (Esteban Echeverría) y Gustavo Menéndez (Merlo), hicieron saber internamente que “no piensan renunciar”. Los actuales consejeros del peronismo provincial tienen mandato hasta diciembre de 2021 y se necesita de la dimisión de la mitad más uno para activar los mecanismos de elección de la mesa partidaria.

Si eso no sucediera, entonces debería convocarse al Congreso del PJ bonaerense para llamar a una elección interna. Uno de los intendentes que resisten el desembarco de Máximo deslizó a este diario: “En caso de que renuncien los consejeros, asumirán los suplentes. Y dudo mucho que puedan conseguir que mil congresales se reúnan para acortar un año sus propios mandatos”.

En tanto, cerca de Máximo aseguraron: “La idea de asumir en el PJ bonaerense no partió de nosotros sino de un grupo de dirigentes que estuvieron en la Unidad Ciudadana en 2017”, la agrupación que encabezó Cristina Kirchner en las elecciones legislativas de aquel año. “La gran mayoría de la dirigencia está apoyando esta designación, que se producirá en febrero”, agregaron.

La designación de Máximo al frente del PJ provincial forma parte de una jugada conjunta con la nominación de Alberto Fernández al frente del peronismo a nivel nacional. El propio Presidente sostuvo, por eso, que es “absolutamente razonable, factible y hasta que sería conveniente” que el jefe del bloque de diputados nacionales del Frente de Todos asuma el control del justicialismo bonaerense.

Alberto Fernández señaló que Máximo es un “hombre preparado, comprometido y de diálogo” para asumir la conducción partidaria, aunque reclamó “prudencia” porque -advirtió- “hay un montón de problemas antes de ver quién conduce el peronismo”. El Presidente entendería que la designación de Máximo en el PJ provincial mantendría el equilibrio en el Frente de Todos.

Por su parte, el lomense Insaurralde dijo que “la enorme mayoría de los dirigentes y militantes deseamos que el compañero Máximo Kirchner sea el presidente del PJ de la Provincia”. En la misma línea, el jefe comunal señaló: “Confiamos en el compañero Máximo para conducir y organizar una militancia transformadora que nos acerque a un desarrollo federal y equitativo”.

Insaurralde tiene un trato político con Máximo Kirchner, a tal punto que en el sur del Conurbano se comenta que ya acordaron la sucesión en el distrito luego de que el actual jefe comunal deje su cargo en 2023. Por esa razón, renunció el ex jefe de Gabinete lomense Guillermo Viñuales. El acuerdo entre ambos también incluye la presidencia de la Cámara baja provincial.

“A Máximo lo apoyan los intendentes de Cañuelas, Monte Hermoso y San Vicente. A nosotros, los otros 70 intendentes peronistas de la Provincia”, aseguraron ayer los que resisten en la conducción del PJ bonaerense. Aunque desde el entorno del jefe de los diputados nacionales del FdT afirmaron que “la gran mayoría de la dirigencia, incluido el Presidente, apoya al jefe de La Cámpora.

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $265.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla