Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Crimen de Fernando: los detenidos pidieron la presencia del juez, pero no habrían declarado

El magistrado llegó alrededor de las 11:30hs. y una hora más tarde comenzaron a subir a los imputados al móvil que los trasladará de regreso a Dolores

19 de Febrero de 2020 | 12:35

Los ocho detenidos por el crimen de Fernando Báez Sosa, del cual se cumplió ayer un mes, estuvieron esta mañana primero ante la fiscal Verónica Zamboni y luego ante el juez David Mancinelli y ahora están a punto de dejar el Juzgado de Villa Gesell para ser conducidos nuevamente al lugar de detención donde se encuentran en la ciudad de Dolores.

Los rugbiers llegaron minutos después de las 8hs. a la Fiscalía de Villa Gesell donde iban a ser informados sobre la nueva imputación de coautoría y el doble agravante de la alevosía y el concurso premeditado de dos o más personas, así como las lesiones sufridas por los amigos de la víctima.

Tras llegar a la ciudad balnearia, lugar del asesinato, la defensa de los acusados, Hugo Tomei, solicitó la presencia del juez del caso, David Mancinelli, quien arribó alrededor de las 11:30hs. y dado que los detenidos comenzaron a ser subidos al transporte del Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB) pasadas las 12:20hs., 

En horas del mediodía dos de los acusados sospechados de dar los golpes letales a Fernando Báez, Maximiliano Thompsen y Ciro Pertossi, fueron subidos al colectivo y se aguardaba que en el transcurso de la tarde lo hiciera el resto del grupo para volver al penal de Dolores

Según se supo, ambos implicados se sentaron frente a la fiscal para la indagatoria pero no habrían respondido a las preguntas. En tanto trascendió que los demás acusados habría procedido de la misma manera.

La fiscal que investiga el crimen de Fernando decidió ampliar la imputación a los ocho como coautores del asesinato y ampliará hoy la indagatoria de todos ellos, a quienes acusará por homicidio con doble agravante del concurso premeditado de dos o más personas y la alevosía, como así también de las lesiones que les provocaron a los amigos de la víctima que también fueron atacados a golpes.

Si bien hasta el momento sólo Máximo Thomsen y Ciro Pertossi estaban imputados como coautores del crimen, la fiscal Verónica Zamboni, titular de la Unidad Funcional de Instrucción Nº6 de la localidad balnearia, impondrá a los otros seis la misma calificación.

Se trata de Luciano Pertossi, Ayrton Viollaz, Matías Benicelli, Lucas Pertossi, Enzo Comelli y Blas Cinalli, quienes hasta el momento habían sido sindicados como "partícipes necesarios" del crimen de Fernando, ocurrido el 18 de enero pasado a la salida del boliche Le Brique, en el centro de Villa Gesell.

De este modo, todos ellos fueron imputados como coautores por el "homicidio doblemente agravado por su comisión por alevosía y por el concurso premeditado de dos o más personas", y a ello se sumará el delito de "lesiones leves", por los golpes sufridos por cinco amigos de Fernando, que intentaron ayudarlo durante el ataque frente al boliche.

Por otra parte, Zamboni mantendrá la acusación como "partícipes necesarios" para Alejo Milanesi y Juan Pedro Guarino, quienes recuperaron la libertad el lunes de la última semana por "falta de méritos", y en su caso también serán imputados por "lesiones leves" y no se descarta que puedan volver a ser detenidos.

Zamboni detalló que los ocho apresados por el caso "tuvieron un altercado previo" con Báez Sosa dentro de Le Brique, y que a causa de esto tanto él como "los agresores", fueron retirados del lugar por personal de seguridad. Según la fiscal, "minutos después, ya fuera del lugar, específicamente en la vereda que queda frente al citado local bailable" los ocho atacaron a Fernando "previo acuerdo de interceptar a la víctima y golpearla para darle muerte".

De ese modo, indicó, cumplieron un "plan premeditado, dividiéndose tareas", en las que señaló a Thomsen, Ciro Pertossi, Comelli, Benicelli y Cinalli por "abalanzarse por detrás" de Fernando "aprovechando que se encontraba de espaldas e indefenso" y que "actuando sobre seguro en virtud de la superioridad numérica y física existente", comenzaron "a propinarle golpes de puño en su rostro y cuerpo".

De acuerdo a la fiscal, esto "provocó que la víctima cayera primero arrodillada, y luego al piso inconsciente", e "inmediatamente, aprovechándose nuevamente de la indefensión" del joven atacado "y con el fin de darle muerte y cumplir lo pactado, le propinaron allí en el suelo varias patadas en su rostro y cabeza, causándole lesiones corporales internas y externas". Estas lesiones, según Zamboni, "provocaron su deceso en forma casi inmediata, al causarle un paro cardíaco por shock neurogénico debido al traumatismo grave de cráneo".

En cuanto a Lucas y Luciano Pertossi y a Viollaz, la fiscal consideró que "previo acuerdo y distribución de tareas con los restantes sujetos activos participaron de la agresión con el fin de dar muerte a la víctima", y que lo hicieron "posibilitando esencialmente la comisión del hecho, al rodear tanto" a Fernando "como a los amigos que estaban junto a él".

De ese modo, impidieron que el joven "pudiera defenderse por sí solo e incluso que sus amigos o terceros pudiesen defenderlo, agrediendo físicamente a los amigos de la víctima que estaban parados" junto a él "aplicándoles golpes de puño y patadas en el cuerpo mientras pretendían ayudar".

La imputación detalla en ese sentido que cinco jóvenes del grupo de Fernando sufrieron "lesiones corpóreas", como "tumefacción" detrás de una oreja, en un pómulo, traumatismo de labio inferior, golpes en una ceja, y en uno de los casos, "escoriaciones en ambas rodillas cara anterior y ambos codos, hematoma en región periauricular", golpes en el ojo izquierdo, y "escoriaciones múltiples" en la cara y el cuello.

El pedido de la querella sobre el rugbier Nº11

El abogado Fernando Burlando, quien representa a la familia de Fernando Báez Sosa, asesinado en Villa Gesell, adelantó hoy que pedirá que el señalado sospechoso número 11 sea sometido a ruedas de reconocimiento con testigos del crimen.

"Lo conversamos ayer con la fiscalía, les vamos a arrimar las distintas pruebas que tienen que ver con la posible responsabilidad de esa persona. Nosotros entendemos que hay testigos que mencionan personas que no tienen nada que ver con los ya detenidos, los describen, y tranquilamente podría ser esta persona, vamos a proponer que se realicen diligencias de reconocimiento", adelantó el letrado.

Y agregó: "Una vez que se practique esa diligencia podremos hablar con más propiedad del grado de responsabilidad que tiene el número once". Consultado sobre las ampliaciones indagatorias de los ochos rugbiers detenidos que se llevaban a cabo hoy en Villa Gesell, Burlando dijo que por lo que sabe "no han variado su actitud por el momento" y opinó que "el peso de la prueba ha hecho que se les complique armar una coartada".

Finalmente, el abogado consideró que no tiene "mucha seriedad" el pedido de recusación y la denuncia presentados contra la fiscal de la causa, Verónica Zamboni, por parte del defensor de los rugbiers, Hugo Tomei.

"No veo mucha seriedad técnica en el pedido, creo que tiene que ver con situaciones que hablan de una estrategia, tal vez de demorar un poco el tiempo, pero no veo seriedad en el planteo", concluyó.

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

Multimedia
+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Plan Básico
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$64.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $194.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla