Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Barras atacan de nuevo: otro capítulo de violencia sembró temor e indignación

Barras atacan de nuevo: otro capítulo de violencia sembró temor e indignación
21 de Febrero de 2020 | 13:28

Los mismos barras que hace pocos días atrás obligaron a la suspensión de un partido entre su equipo, Independiente Rivadavia de Mendoza y Atlanta, ahora fueron a un entrenamiento sumando un nuevo capítulo de violencia.

Vale recordar que los integrantes de dos facciones de la barra del club mendocino ingresó hace diez días a la cancha con facas y otros elementos punzante amenazando, provocando destrozos y un incendio en las tribunas que obligó al juez del encuentro suspender las acciones definitivamente cuando sólo se habían disputado cinco minutos del encuentro por el torneo oficial de la AFA.

Ahora, los grupos de violentos aparecieron de "visita" en el entrenamiento del plantel superior del club mendocino con amenazas y banderas que dejaron instaladas en el campo deportivo

Los dos grupos que se disputan el poder en la popular del conjunto mendocino aparecieron en el entrenamiento con una bandera amenazante: "No es una guerra, es una revolución".

Los violentos hasta accedieron a los vestuarios, donde hubo grandes riesgos de que se produzca un choque.

También se vio una bandera amenazante colgada en la popular del Bautista Gargantini con la frase "No es una guerra, es una revolución. Al club no le roban más".

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Plan Básico
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$64.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $194.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla