Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Avisos Clasificados
Buscar
Información General |El desplome de la recaudación también jaquea a esos centros de salud
Las dificultades para reponer insumos generan una fuerte preocupación en las clínicas

Advierten tanto por “precios irrisorios” como por la imposibilidad de adquirir esos elementos esenciales para luchar contra el virus

Las dificultades para reponer insumos generan una fuerte preocupación en las clínicas

archivo

19 de Abril de 2020 | 02:48
Edición impresa

Las dificultades para reponer insumos médicos en un contexto de alta exigencia como el que plantea la pandemia por COVID-19 generan una fuerte preocupación en las clínicas de la Región. Directivos de instituciones sanitarias y dirigentes del sector advierten tanto por los “aumentos desmedidos” como por la llana imposibilidad de acceder a esos elementos sanitarios, esenciales para proteger al personal médico ante el coronavirus.

Desde el Ministerio de Salud bonaerense, en tanto, admitieron que el inconveniente con la provisión de insumos es “generalizado”, pero subrayaron que “se está trabajando con el PAMI y con IOMA algún tipo de criterio para que las clínicas estén financiadas de mejor manera y que puedan enfrentar los desafíos de aplicar los protocolos”.

Las dificultades en la reposición atraviesan a todas las clínicas y sanatorios. En el Hospital Español de 9 y 35, una mutual sin fines de lucro con 135 años de historia en la Ciudad, se armó un comité especial de seguimiento del COVID-19 y hasta dispusieron una guardia especial, en el playón que da a calle 35 para derivar a aquellos pacientes que llegan con sintomatología vinculada al COVID-19. Pero en medio de la emergencia advierten por las serias dificultades que enfrentan para reponer los insumos. Alfredo Mendoza Peña, vicepresidente del consejo directivo del Español, dijo a EL DIA que “la mayoría de los insumos son destinados a la protección del recurso humano -médicos, enfermeros y empleados-. Si bien el hospital cuenta con cierto stock, hay elementos que se están consumiendo a un ritmo inusual”, alertó.

A la hora de reponerlos, dijo, “en algunos casos nos encontramos con aumentos del 600 al 700 por ciento”. Por caso, los barbijos, que antes de la pandemia los compraban a $7,90 ahora se los ofrecen a entre $40 y $60. Y no es uno, ni dos: hoy, en el centro médico de 9 y 35 consumen, mínimo, 6 mil por semana. “El barbijo N95 está en falta en todo el país. Estaba a $1.000 pesos y ahora está $3.000. O sea aumentó un 200 por ciento”, detalla con inquietud Mendoza Peña.

“También faltan los camisolines, por la escasez de esa tela especial. Es un problema a nivel mundial. Los proveedores te dicen que no hay. O les encargás una cantidad y después entregan mucho menos”, advierten.

El directivo de la clínica de 9 y 35 resaltó que “son insumos de protección del recurso humano, de quienes tienen que atender a los pacientes. Si no están debidamente protegidos, van a empezar a enfermarse, y si ellos empiezan a caer, cómo atendés a la gente”, planteó.

Hasta hace una semana, cuando finalmente cambió el protocolo de atención, en las clínicas la sangría de insumos era “a ritmo acelerado”. “Se trataba a cada paciente sospechoso como si tuviera COVID-19, por lo que había que cambiarse cada vez que se entraba a una habitación, lo que requería descartar todos los insumos cada vez”, explicaron. Ahora, aclaran, personas que no tengan criterio de internación clínico hacen el aislamiento en su casa o en un centro destinado para tal fin.

Mendoza Peña dijo que ante este panorama, a través de ACLIBA I (que nuclea a los hospitales Español e Italiano, Ipensa, Inst. Médico Platense y Cimed) expresaron su preocupación por la falta de proveedores de insumos y esperan algún tipo de respuesta oficial. “Sobre todo teniendo en cuenta que en algunos casos el Gobierno ha comprado esos insumos con la idea de que, ante la necesidad, se nos iba a proveer”, añadió el directivo.

“Limitadísimos”

Roberto Martínez, director general del Hospital Italiano de 51 entre 29 y 30, otra organización mutual de la comunidad y sin fines de lucro, comparte la preocupación. “Para enfrenar a un paciente que llega al hospital contaminado con coronavirus necesitás un equipo de salud que examine a ese paciente, y estos profesionales tienen que tener un equipo de protección personal para no infectarse. Hablamos de esos insumos, de toda esa vestimenta. Antiparras, barbijos quirúrgicos o especiales N95, camisolines y guantes. Ese es el kit que genera la protección para que ni el enfermero, ni el médico, ni la mucama se infecten. Porque si ocurre, lo tenés que sacar de circulación”, explicó. Y advirtió que ya hay datos estadísticos que señalan que “en el término de una pandemia que se extienda en el tiempo” es muy probable que “haya que cerrar servicios enteros”.

Por eso, remarcó, “hoy es prioritario encontrar esos insumos. El problema es que no tenemos ni dónde comprarlos. Hay aumentos, en algunos casos, de entre 600 y 1000 por ciento. Y ni siquiera a esos precios se consiguen, porque no hay proveedores”, remarcó.

“El Estado -dijo Martínez- tomó la decisión de liquidar la plaza, pero todavía no nos dieron ni un barbijo. No le estoy reclamando al Estado -aclaró- porque no estamos aún en situación de catástrofe. En realidad, lo que le estamos pidiendo es que si tienen insumos los distribuyan con criterio epidemiológico”. Esto es, en la zonas donde haya más pacientes críticos -La Plata, por estar en la zona del AMBA es una de ellas- debe haber más recursos para atenderlos. “A nuestras instituciones, que son de complejidad, nos van a llegar todos los pacientes críticos”, agregó Martínez, y advirtió que en cuanto a insumos “hoy estamos limitadísimos. Y todavía no llegó el pico, que va a ser en junio”.

Por su parte, Néstor Porras, presidente de Fecliba (nuclea a clínicas de la Provincia), coincidió con el panorama y dijo que “hace tiempo venimos advirtiendo por la falta de insumos”. Porras remarcó que “siempre somos muy bien recibidos y escuchados, tanto por las autoridades nacionales como provinciales, a quienes le planteamos esta situación”, pero dijo que “lo que no puede permitirse es el oportunismo”.

Y abundó: “Proveedores que literalmente desaparecieron. Otros que ofrecen en cantidades escasas y a valores totalmente irrisorios. Fuera de las posibilidades del sector. Nos exigen dinero al contado, poca cantidad y precios exuberantes. Entonces la ecuación es muy sencilla: en la faz comercial de insumos y de resguardo de nuestro personal, estamos muy preocupados”.

Y resaltó que mucho tiene que ver el contexto global: “China es el proveedor del mundo en este momento, pero (como país) somos considerados más periféricos” y las grandes potencias no solo buscan abastecerse de forma legal “sino hasta con la confiscación de mercadería”.

Sobre esta situación fuentes oficiales señalaron que “desde el ministerio (de Salud) necesitamos que las clínicas estén mejor financiadas, cada vez más fuertes y que puedan afrontar todas las responsabilidades que puedan asumir, en eso las vamos a ayudar”, dijeron, aunque resaltaron que “los problemas que hemos tenido hasta ahora con las clínicas no pasan por la falta de insumos sino por la falta de aplicación de los protocolos”, señalaron voceros oficiales.

Recaudación en picada

Otra seria consecuencia de la pandemia: las clínicas están funcionando muy por debajo de su actividad normal: consultorios cerrados y menos prestaciones. El Español y el Italiano dijeron estar operando al 30 por ciento y la recaudación se desplomó. Y Porras estimó que el sector trabaja, en promedio, a entre el 15 y 20 por ciento. “Estamos viendo cómo sobrevivimos”, admitió.

Desde el Italiano, Martínez trazó un cuadro complejísimo: “Desde el punto de vista económico esto es insoluble. En un mes y medio no tenemos más flujo de fondos, no va a estar operativo. No vamos a poder pagar los salarios de los empleados ni vamos a poder comprar insumos porque no vamos a tener plata”, sintetizó, preocupado.

Por último, en relación a las versiones vinculadas a las supuestas intensiones del IOMA de avanzar sobre clínicas platenses, tanto desde el Hospital Español como del Italiano descartaron tajantemente la existencia cualquier tipo de propuestas en tal sentido.

 

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $223.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla