Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Avisos Clasificados
Buscar
Dólar Oficial $83,90
Dólar Ahorro/Turista $138.44
Dólar Blue $175,00
Euro $96,37
Merval 0,00%
Riesgo País 1480
Salud |UNA ESPECIE DE CÁRCEL PARA LOS PIES
Juanete, un okupa óseo en el segundo metatarso

Juanete, un okupa óseo en el segundo metatarso

Las mujeres son más propensas al juanete por el tipo de calzado / web

24 de Mayo de 2020 | 06:22
Edición impresa

“Los zapatos de horma estrecha y rígida que finalizan en punta fina, más aún si son zapatos de tacón alto o de aguja, ‘stilettos’, configuran una especie de cárcel sistémica para nuestros pies. Son los detonantes de muchos juanetes y sus consecuentes dedos en garra; dos patologías óseas que provocan dolor y deformidad”, señala la doctora Isabel Guillén Vicente, calzada con sus anchos zuecos para trabajar cómoda y libre en los quirófanos de la Clínica CEMTRO de Madrid

El hallux valgus o juanete, dedo gordo del pie desviado hacia el interior del empeine, de forma antinatural en la mayoría de los casos, genera una protuberancia notoria hacia el exterior y eleva poco a poco, por intromisión espacial, el segundo dedo metatarsiano hasta que lo retrae en forma de garra; deformación secundaria que ha necesitado, a su vez, que el hueso metatarso afectado se haya ido desplazando hacia la parte delantera, modificando el conjunto de la pisada.

“Estas dos lesiones, frecuentemente relacionadas, se solucionan con cirugía en los casos más severos: una acción quirúrgica se ejercerá sobre el primer metatarsiano o dedo gordo y el resto de sus estructuras anatómicas, como las falanges; y otra cirugía reparadora se llevará a cabo en el segundo dedo metatarsiano y sus estructuras dañadas, incluso en el tercero. Es una intervención múltiple que devuelve la posición natural a ambos dedos”, explica.

Primero se hace una incisión medial con el bisturí en el dedo gordo con juanete y se efectúa una osteotomía correctora -pequeños cortes óseos- tanto en su hueso metatarso como en las falanges dañadas que lo necesiten; acortando o alargando, además, tendones y ligamentos o reparando las articulaciones.

Se recoloca, a continuación, toda la estructura del dedo en su sitio y se fija el resultado con clavos, tornillos, alambres, incluso con placas para fusionar algunas partes.

“A nivel del segundo dedo, tenemos que elevar el hueso metatarso, para que no le duela la planta del pie al paciente, y acortarlo para poder corregir su emplazamiento erróneo ocasionado por el juanete. Luego, en la falange, practicamos una artrodesis -suprimir la articulación músculo esquelética de dos huesos-“, expone.

Recuperarse de una cirugía en los pies y sus dedos lleva más tiempo de lo normal, ya que “es la estructura músculo esquelética más distal del organismo y, además, tiene una vascularización bastante deficiente”; con lo que es normal cierta inflamación persistente en la zona regenerada.

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $265.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla