Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Avisos Clasificados
Buscar
Espectáculos |EN DIÁLOGO CON EL DIA
Magela Zanotta: “No se puede contar Romeo y Julieta con barbijos”

En medio del parate, la actriz uruguaya repasa su intensa carrera en teatro, televisión y cine, y reflexiona sobre los desafíos de su profesión post pandemia

Magela Zanotta: “No se puede contar Romeo y Julieta con barbijos”

Magela Zanotta, en el living de su casa, en la que pasa “respetuosamente, como nos indican, sin salir para nada” esta cuarentena social, preventiva y obligatoria para luchar contra el covid-19

María Virginia Bruno

Por: María Virginia Bruno
vbruno@eldia.com

24 de Mayo de 2020 | 07:13
Edición impresa

En la jerga teatral se conoce como toro a aquellos papeles que se necesita cubrir de urgencia. La conejita oficial falló y la directora del infantil, Patricia Palmer, convocó rápido a un reemplazo. El espectáculo se llamaba “Quién ha visto pasar al león”, se ofreció en 1988, y fue para Magela Zanotta (uruguaya, 47 años) su entrada oficial al universo interpretativo para el que, como a esa conejita inesperada a la que le puso sin embargo su alma, siempre estuvo y está a su servicio.

“Uno se pregunta cómo serán los cuentos que se contarán tras la pandemia. Porque no se puede no tener contacto con el compañero para contar una historia”

 

“Yo podría haber dicho ‘no, bueno, para qué voy a estudiar este papel, para hacer dos funciones, si después viene la oficial’. Pero yo creo en que hay que hacer porque cada vez que atravesás un personaje, estás venciendo un miedo”, asegura la actriz nacida en Montevideo pero que al año se mudó a nuestro país.

De niña supo que quería dedicarse a la actuación y a los 11 ya formaba parte de un taller de teatro de Agustín Alezzo, su maestro, por el que conoció a personajes como Julieta, Abigail, Juana de Arco o María Estuardo, que la marcaron y le allanaron el camino para ese papel que estaba a punto de venir.

A los 20 años hizo una audición para “La noche de la iguana”, de Tennessee Williams, que dirigía Carlos Rivas, con “un elencazo”: Oscar Martínez, Susú Pecoraro, Mirta Busnelli y Jorge Luz. Magela se quedó con Charlotte, un personaje bisagra que le sirvió para reafirmar su vocación. “Si bien no creo haber hecho un gran trabajo, sí creo que para mí fue un antes y un después en el sentido de que yo decía ‘bueno, si este director me eligió, debo servir para esto’, ‘si no me mataron las críticas, tan mal no debo estar’ (risas). Me dio confianza en mí, me permitió conocer estos actores maravillosos y entrar de una manera profesional en el teatro que me gusta estar: el que cuenta historias de autores y temas que me interesan”.

En teatro, además de Rivas (“Lo que vio el mayordomo”), fue dirigida por Javier Daulte (“Vestuario de mujeres”), Daniel Veronese (“La forma de las cosas”), Manuel Iedvabni (“Guachos”), Mariano Dossena (“Sacco & Vanzetti) y Manuel González Gil (“Vino de ciruela”) . Luis Puenzo (“La peste”), Héctor Olivera (“El Caso María Soledad”), Juan José Campanella (“El mismo amor, la misma lluvia”), Ariel Winograd (“El robo del siglo”) y Marcos Carnevale (“Corazón loco”) lo hicieron en el cine. En televisión, fue parte de la grilla de Telefé (”Loco por vos”, “Señores papis”, “Vidas robadas”, “Culpable de este amor”, “Verano del 98), El Trece (”Mujeres asesinas”, “Hombres de honor”, “Como pan caliente”), la TV Pública (”Decisiones de vida”, “El paraíso”) y América (”Maltratadas”). También escribe y dirige sus propios espectáculos: “Según Zicka”, elogiada por el público y por la crítica, le valió varias nominaciones y premios, entre ellos, el José María Vilches por “ los altos valores éticos y estéticos”, uno de esos mimos, admite, que le regaló su profesión.

Con una intensidad y nivel de exigencia que la lleva a presentarse el primer día de ensayo con la letra ya sabida, porque para ella el texto es como “el Padre Nuestro”, Magela logró construir una sólida carrera de más de treinta años haciendo lo que más le gusta hacer y siempre con el mismo entusiasmo.

“A mí me gusta mucho actuar, en cualquiera de los formatos”, reconoce y cuenta en qué se fija a la hora de aceptar un trabajo. “Lo que me seduce más es la calidad. Y no me refiero a algo serio sino a algo que no fue escrito ayer, para grabar mañana y salir pasado (risas). Si me tengo que referir a eso, por lo general en el teatro se encuentran mejores textos, en el cine se encuentran situaciones mejor pensadas pero a veces en televisión uno accede a cosas de altísima calidad, sobre todo ahora que están de moda las miniseries que están muy trabajadas”, cuenta su experiencia.

Siempre lista como un boy scout para la acción, Magela admite que lo que le apasiona es “contar historias, ponerme al servicio de todo”, y le adjudica al azar la posibilidad de haber podido ir intercalando a través de los años diferentes géneros y formatos. “La verdad es que me llaman de todos lados y yo voy feliz, pero tengo la suerte de que me toca un año entero de tele, me tocan dos años enteros de teatro y de repente, como ahora, tengo la dicha que me vengan dos pelis”.

Las pelis de las que habla Magela no son cualquier peli. Son los tanques nacionales que iban a marcar este 2020 malogrado por el virus chino.

La primera, “El robo del siglo”, llegó a estrenarse, y durante dos meses lideró holgadamente la taquilla de los cines argentinos. En el filme de Ariel Winograd, protagonizado por Francella y Peretti, Magela es “La Turca”, la mujer de uno de los ladrones (Rubén Alberto de la Torre) que por despecho termina delatando a la banda de atracadores que por su picardía quedó en la historia criminal argentina. Aunque secundario, su interpretación es de una gran intensidad y sus escenas, precisas, equilibran la potencia de la acción que en el relato llevan a cabo los hombres. “Todo lo que envolvió a ese proyecto fue de muchísima felicidad, desde el momento que obtuve el papel, los días que filmé, el día del estreno. Todo fue como una gran fiesta y una alegría inmensa de que el cine argentino llevara tanta gente. Fue un gol de la Selección”, dice Magela.

La segunda, “Corazón loco”, protagonizada por Adrián Suar, Soledad Villamil y Gabriela Toscano, debía estrenarse el 19 de marzo, pero por la pandemia quedó en stand by. “Estaba toda la ciudad empapelada y se cortó, obviamente. Lo lamenté muchísimo porque siempre pienso en los productores que arriesgan, que ponen todo su capital en que las cosas funcionen y de repente que se venga atrás así es tremendo”, admite la actriz sobre esta “historia universal” comandada por Marcos Carnevale, “un director hermoso, cálido, que la tiene muy clara con el humor y lo que quiere contar”. En este filme interpreta a la hermana del personaje de Gabriela Toscano, con quien había trabajado en “La duda”, de John Patrick Shanley, con dirección de Carlos Rivas, por la que fue nominada al ACE a la mejor actriz de reparto. Espera que, cuando al fin pueda estrenarse, a la película “le vaya genial”, en tanto cada estreno es para ella una posibilidad concreta “de que algún director me vea y diga ‘ah, Magela, ¿por qué no la llamamos?” (risas).

Porque si hay algo pendiente en su CV es un protagónico en cine. “La verdad es que me ha tocado en teatro varias veces, y es hermoso, y me encantaría poder transitarlo en cine. Cuando digo protagónico, quiere decir, poder transitar las transformaciones del personaje a lo largo de la historia, todo lo que pasa por su cuerpo. Porque muchas veces me pasa de estar al servicio del otro, del que cuenta la historia. ¡Ojalá que me toque!”, anhela.

“Todo lo que envolvió a ‘El robo del siglo’ fue de mucha felicidad, y sentí una inmesa alegría de que el cine argentino llevara tanta gente a las salas”

 

Magela, que entre 2018 y 2019 fue parte de la exitosa pieza de Paolo Genovese “Perfectos desconocidos”, dirigida por Guillermo Francella, tenía previsto para este año la dirección de una obra de Jorgelina Aruzzi, “La mujer del vestido verde”, con la actuación de Dalia Elnecavé, y que espera poder retomar pronto.

Mientras tanto, pasa la cuarentena con su marido y su hijita Julia, de siete años, “respetuosamente, como nos indican, sin salir para nada”. Y si bien confiesa que al principio fue “un poco caótico, con los roles totalmente desdibujados”, y con la incertidumbre a flor de piel, con el tiempo se fueron acomodando en una dinámica familiar equilibrada que les está permitiendo, ahora, transitar el encierro de una forma más orgánica. En este cambio de perspectiva, admite, dejar de ver las noticias fue fundamental, en tanto, le permitió concentrarse, sin distracciones confusas y shockeantes, en “estar fuerte, estar sana, ser cuidadosa para enfrentar la tarea diaria de vivir”.

Si bien extraña las cenas con amigas, el teatro, sus idas al centro para trabajar y su familia en Uruguay -tiene a su abuela, a su hermano, sobrinas y a su madrina-, piensa más allá de su situación particular. “Todos los días pido que aparezca una vacuna para esto, por todas las personas que necesitamos regresar a nuestras vidas, para todas las personas que la están pasando mal”.

Para Magela la situación de su actividad -que no sólo golpea a los actores sino a todas las personas que hay detrás como vestuaristas, maquilladores, iluminadores, acomodadores, etc- es “muy angustiante porque si no trabajamos, no comemos”.

En estos días de reflexión, un pensamiento recurrente es cómo será la reactivación escénica post pandemia. “Uno se pregunta cómo van a ser los cuentos porque no se puede contar Romeo y Julieta con barbijos (risas). Serán otras historias y otros cuentos. Pero no se puede no tener contacto con el compañero para contar un cuento y por eso sospechoso que van a ser de las últimas cosas que van a abrirse”.

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

Multimedia

Magela Zanotta, en el living de su casa, en la que pasa “respetuosamente, como nos indican, sin salir para nada” esta cuarentena social, preventiva y obligatoria para luchar contra el covid-19

Magela fue parte de “perfectos desconocidos”, dirigida por Francella

Como “la turca” en “El robo del siglo”

En “Corazón loco”, Magela es hermana de Toscano

En “Corazón loco”, Magela es hermana de Toscano

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $194.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla