Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Avisos Clasificados
Buscar
El AMBA vuelve a una fase de aislamiento estricto hasta el 17 de julio

26 de Junio de 2020 | 17:00
Documentos

El presidente Alberto Fernández anunció esta tarde que el Área Metropolitana de Buenos Aires volverá a una fase estricta del aislamiento social preventivo y obligatorio, entre el 1 y el 17 de julio, para enfrentar la pandemia de coronavirus COVID-19.

“Hoy, el 97 por ciento de los casos que se detectan ocurren en el Área Metropolitana de Buenos Aires, y en los últimos 20 días los casos aumentaron un 147 por ciento, y los fallecidos aumentaron un 95 por ciento”, informó el mandatario desde la residencia de Olivos, donde estuvo acompañado por el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, y el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta.

Y subrayó: “Tenemos que hacer algo para parar el ritmo del contagio, para aliviar las camas ocupadas y seguir garantizando que todos los argentinos tengan la atención que merecen”, al tiempo que explicó que “debemos ser solidarios con el resto del país”.

Las nuevas restricciones al aislamiento social preventivo y obligatorio implicarán la limitación en el uso del servicio de transporte público, que estará destinado exclusivamente a los trabajadores de los servicios esenciales, que son 24 según el artículo 6° del decreto 297/2020.     

Quienes estén en esta última situación y se trasladen con sus automóviles deberán solicitar nuevamente el permiso de circulación correspondiente. “Vamos a volver a sacar a las fuerzas de seguridad para controlar el tráfico de automóviles y de personas para que solo se muevan los que cumplen actividades esenciales”, enfatizó el Presidente.

En ciertas zonas del Gran Buenos Aires, se permitirá el funcionamiento de algunas industrias como parques industriales, aquellas que exigen procesos continuos de producción, y las que producen con fines de exportación.
Respecto del empleo público, se propiciará que tanto en Nación, como en Ciudad y Provincia se limite la circulación de trabajadores para incentivar el trabajo remoto en todos los casos en que pueda realizarse. 

El mandatario anunció también que el Gobierno nacional continuará asistiendo al trabajo y la producción en las zonas afectadas del AMBA, así como continuará con el pago del IFE a quienes lo necesiten en esa área, en Chaco y en algunas zonas de Río Negro. “Así, estaremos preservando el empleo y dando tranquilidad a los empresarios, aliviándolos de una inversión muy alta que son los salarios”, destacó.

Recordó que “los comerciantes y los profesionales independientes tienen la posibilidad de acceder a un crédito a tasa 0, en relación a sus actividades”.
 
Por último, informó sobre la continuidad del plan Detectar tanto en la Ciudad como en la provincia de Buenos Aires para descubrir contagios y dar los tratamientos que corresponden a los vínculos de proximidad de quien tiene test positivo. “Profundizaremos con mayor cantidad de gente y de test”, señaló el mandatario. 

“Vamos a mejorar nuestra capacidad de diagnóstico médico con test más rápidos y vamos a aprovechar mejor los centros de aislamiento”, subrayó el jefe de Estado. 

Respecto de la importancia de continuar respetando el aislamiento social, el Presidente subrayó: “La cuarentena es un remedio, el único que conocemos. Estamos enamorados de la vida, por eso la cuidamos tanto. Por eso nos pesa tanto ese número trágico de mil personas que dejaron de estar entre nosotros”. 

Y definió: “Por eso, con la conciencia que nos genera que no haya más muertos es que estamos tomando las decisiones que hoy tomamos. Pero quiero que todos entendamos que en este tiempo que pasó todo este esfuerzo que hicimos no fue inútil. Si no hubiéramos hecho lo que hicimos todo hubiera sido más grave”.

En relación a la tasa de crecimiento de contagios en todo el territorio, el Presidente explicó que “si Argentina hubiera seguido el ritmo de Brasil, hoy, tendría 10 mil muertos” y señaló que “la incidencia de la cuarentena está en la cantidad de fallecimientos. Ahí uno se da cuenta que tuvo sentido el esfuerzo”.

En cuanto a la situación económica en el resto del país, el mandatario señaló que “fuera del AMBA, la actividad económica funciona en un 80 por ciento, en 20 provincias el 95 por ciento de los comercios ya está trabajando, y el Estado está apoyando a los argentinos en asistencia, pagar parte de salarios, pasando por asignaciones específicas”.

“Que nosotros hayamos podido dar el IFE evitó que entre 2 millones y medio y 4 millones y medio de personas cayeran en la pobreza y la indigencia. Es un enorme esfuerzo que hicimos entre todos”, expresó.

El anuncio se da luego de las consultas y comunicaciones que el mandatario sostuvo con el comité de expertos médicos y científicos que lo asesora permanentemente, y del contacto con gobernadores e intendentes acerca de la situación local frente a la pandemia de coronavirus en cada caso.

 

La nueva fase de la cuarentena endurecida se mantendrá hasta el 16 de julio

Las tres jurisdicciones restringirán los permisos de circulación (lo que demanda una adecuación de las páginas web oficiales) y aumentarán los controles en el transporte, ya que el endurecimiento de la cuarentena incluirá fuertes restricciones a la circulación de personas, el cierre de comercios no esenciales y la prohibición de salidas deportivas, éstas últimas en la ciudad de Buenos Aires.

El anuncio de la nueva fase de la cuarentena en la región metropolitana de Buenos Aires y el Gran La Plata estaba previsto originalmente para ayer, pero los tres mandatarios –que se reunieron por dos horas y media- decidieron postergarlo para hoy al mediodía.

“Las tres jurisdicciones han acordado en avanzar en mayores restricciones a la movilidad que permitan una fuerte merma en la circulación. Tal como se viene expresando, la decisión a la que se ha arribado tiene como fundamento la evolución de la situación epidemiológica en el AMBA, tanto en la multiplicación de casos como en la contagiosidad del virus”, informaron los gobiernos nacional, bonaerense y porteño en un comunicado conjunto.

Mientras Alberto F., Larreta y Kicillof estaba reunidos en Olivos, acompañados por funcionarios de las tres administraciones, el Ministerio de Salud dio a conocer el parte diario en el que se confirmó un nuevo récord de contagios de COVID-19, con 2.606 casos positivos a nivel nacional. La provincia de Buenos Aires, con 1482 contagios; y la CABA, con 942, volvieron a ponerse a la cabeza del ranking epidemiológico; seguidos de lejos por Chaco (60), Río Negro (50) y Neuquén (20).

En tanto, la ocupación de camas de terapia intensiva pasó en el AMBA del 52% al 54,1%. El dato es el que más miran ahora las autoridades sanitarias para seguir la evolución epidemiológica.

En el comunicado conjunto, los gobiernos nacional, bonaerense y porteño afirmaron que se ultimarán “los detalles del alcance y la implementación de las medidas, como así también la coordinación entre las áreas involucradas de los tres gobiernos”. Y advirtieron que “las características de la próxima fase requieren precisiones, dada la delicada situación que estamos viviendo y las condiciones que impone la virulencia de la enfermedad”.

Se argumentó que hubo diferencias sobre la forma de implementar las restricciones

Según los voceros consultados por este diario en Olivos, la postergación del anuncio oficial se debió a los “problemas de implementación” que presentan las nuevas restricciones, en especial los controles en el transporte público y los permisos de circulación para las personas de actividades consideradas esenciales.

De todos modos Alberto F., Kicillof y Larreta mantuvieron el acuerdo sobre la necesidad de ir a una fase de mayores restricciones en el AMBA, que estará basada en la limitación del uso del transporte público, el cierre de negocios de cercanía no esenciales y la prohibición de actividades recreativas como la de los runners porteños.

Entre las definiciones que deberán adoptar el Presidente, el Gobernador y el jefe de Gobierno porteño (acompañados ayer por sus jefes de Gabinete y sus ministros de Salud) está el período de extensión del endurecimiento de la cuarentena, que algunos estiman en 15 días y otros en 20. El inicio de la nueva fase también fue motivo de discusión entre Kicillof y Rodríguez Larreta.

Si fuera por el Gobernador, las restricciones comenzarían a implementarse desde hoy mismo, aunque Larreta prefiere que inicien la semana próxima, una vez que concluya la fase actual, el 28 de junio. Las fuentes consultadas en Olivos aclararon que no habrá un regreso a la fase 1, porque –por ejemplo- seguirán abiertos los bancos, entidades que el 20 de marzo último no estaban en funciones.

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $223.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla