Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Avisos Clasificados
Buscar
Espectáculos |DESTACADO DE LA CARTELERA
Cata Raybaud: “Aunque a veces agote, la virtualidad está haciendo que estemos más conectados”

Artista porteña radicada en Villa Elisa, ofrecerá el sábado “Especial”, show por streaming desde un estudio con invitadas especiales

Cata Raybaud: “Aunque a veces agote, la virtualidad está haciendo que estemos más conectados”

La música y compositora cata raybaud se lanza el sábado a la aventura del streaming con entrada a la gorra

12 de Agosto de 2020 | 05:20
Edición impresa

“Quería hacer algo especial”, dice al otro lado del teléfono Cata Raybaud, parafraseando el título del show por streaming que presentará el sábado a las 20, un recital que pensó y planeó con esa consigna de ofrecer algo singular: por eso, su guitarra y su voz sonarán no desde el living, escenario de buena parte de estas experiencias virtuales, sino desde un estudio, “para ofrecer la mejor calidad de imagen y sonido posible”. Además, tendrá tres invitadas internacionales. Y, claro, ofrecerá ese oasis de música que componen las amables, suaves melodías de Raybaud, moviéndose siempre entre los más variados ritmos latinos, aires de bossa, pop y folk. Ideal para estos días de frío e incertidumbre.

Incertidumbre que vivió la propia Raybaud, en las primeras semanas de pandemia y encierro: “Al principio no estaba tan conectada con la música, no estaba dispuesta emocionalmente”, cuenta la cantautora, y habitante desde hace un año de Villa Elisa.

La desconexión que sintió Raybaud, claro, la sentimos todos. Pero muchos nos refugiamos en la música, que, paradójicamente, a la artista de golpe le era algo lejano. “Me sentía tan extraña…”, cuenta. Y explica que pasó de no estar nunca en casa, de aquí para allá con la guitarra dando clases, a estar todo el tiempo entre cuatro paredes. “Toda mi vida mutó a la virtualidad, y tenía en el cuerpo una sensación rara, de incertidumbre: no me sentía libre, dispuesta, feliz para componer. Yo no puedo componer desde la angustia, para componer me tengo que sentir bien. Pensaba: ¿cómo es que cuando ando por la vida, escuchando música, y casi no estoy en casa, tengo un montón de ideas, y las tengo que andar almacenando en notas de voz para no olvidarme, y no encuentro momento para desarrollarlas, y ahora que estaba en casa no sentía las ganas? Pero bueno: me pasaba eso. Lo acepté”.

Fue brindando un taller sobre autogestión y regresando a otra de sus pasiones, el macramé, que recuperó energías: “Fui reconectando con la música, con la necesidad de compartir con el público”, explica Raybaud, hasta que “me dieron ganas de aventarme a esto”.

Esto es, claro, “Especial”, la función del sábado, su primer show en modalidad virtual, con entradas (disponibles en su web) a la gorra virtual, “según las posibilidades de cada uno: no importa cuanto tengas, lo importante es el encuentro, que nadie quede afuera: que todos tengan la posibilidad de estar acompañándome, acompañándonos”.

NUEVA MODALIDAD

“La modalidad virtual, para alguien como yo, del contacto físico, del abrazo, de mirar a los ojos, de conversar, era algo raro. Entonces, quería hacer algo diferente, especial”, explica sobre el show. Acepta que “le falta la calidez de ese intercambio energético tan mágico, del lado que estemos. Yo extraño ir a ver conciertos en vivo, esa euforia, ese goce, así como extraño tocar en vivo, tener el público ahí, con sus sonrisas, cantando las canciones, con su amor. Eso es irremplazable”. Pero, agrega, “soy una persona a la que le gusta adaptarse a los contextos, a los recursos que hay: saltar esos obstáculos y poder abrazar lo que eso trae”.

Y la virtualidad trae sus lindas cosas, dice: “Me dio la posibilidad de soñar más allá de las fronteras: al ser virtual, podía elegir el invitado que quisiera”, relata Raybaud, quien tocará el sábado con Ana Prada, uruguaya, Marta Gómez, colombiana pero que vive en Barcelona, y Silvina Moreno, como invitadas (se sumarán al recital de forma pregrabada, para evitar los inevitables desfasajes).

“Ese intercambio, que siempre nutre, es lo que para mi le brinda al concierto un aura especial”, analiza la cantautora. “Y ese intercambio me parece vital, y esta virtualidad está haciendo que estemos más conectados, aunque sea agotador tanta pantalla tiene su lado positivo. Yo me siento parte de una red de músicos de Latinoamérica: encontrarnos, y seguir haciendo crecer esa red, abrazarnos entre nosotros, es vital para los artistas independientes”.

Raybaud habla desde la experiencia: esos puentes que tiende la música le permitieron llevar diez años en la independencia total, incluyendo tres discos y giras por América latina forjadas a pura solidaridad y amistad artísticas. Viajó conectándose con músicos de los distintos países que visitaba, que ofrecieron buscar lugarcitos para tocar, algún lugar para quedarse, y así Raybaud llevó sus músicas por el subcontinente. “Son experiencias que no te olvidás”, dice con cierto anhelo en la voz.

La virtualidad le permitirá a quienes quedaron prendados de su estilo genuino, sencillo, transparente como el agua, escucharla el sábado, aunque estén a kilómetros de distancia el sábado del estudio donde se realizará el show “siguiendo todos los protocolos”, con mucho alcohol en gel, distanciamiento social y limpiando los espacios comunes antes y después de usarlos. “Todo sea por seguir en movimiento, por seguir conectando”, se ríe Raybaud.

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $223.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla